LEÓN, CIUDAD DE PASO EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Una de las señas de identidad de la ciudad de León es su ubicación en pleno Camino de Santiago, donde durante siglos peregrinos venidos de infinidad de lugares han pasado por esta ciudad camino de Santiago de Compostela. Muestra de ello es la estatua del peregrino situada enfrente del antiguo Convento y Parador Nacional de San Marcos. 

Estatua del peregrino
Y ahora que nos encontramos junto a la figura del peregrino aprovechamos para visitar el magnífico edificio de San Marcos, hoy un poco deslucido por unas obras, siendo solo la fachada de su iglesia la única fotogénica en estos momentos. Los orígenes del antiguo Convento de San Marcos se remontan al siglo XII, construyéndose un modesto edificio a las afueras de la ciudad y a orillas del río Bernesga, sirviendo el edificio como refugio para los peregrinos que iban de camino a Santiago de Compostela.

En el siglo XVI este edificio fue derruido para construir uno de mayor tamaño, designándose las obras a los arquitectos Juan de Orozco, que se encargó de la iglesia, Martín de Villarreal, encargado de la fachada, y Juan de Badajoz el mozo, encargándose del claustro y la sacristía.

Actualmente el Antiguo Convento de San Marcos se divide en tres estancias bien diferenciadas: la iglesia, el museo arqueológico y el parador de turismo, en el cual podemos hospedarnos junto a otros muchos hoteles con los que cuenta la ciudad, en la cual hay una gran cantidad de ofertas.

Sala Capitular del Parador de San Marcos, León
Sala Capitular Parador de San Marcos
Desde el interior del parador accedemos al magnífico claustro realizado entre los siglos XVI y XVIII, el cual está decorado con medallones de Juan de Badajoz, junto con elementos vegetales realizados por Juan de Juni.

Claustro del Monasterio de San Marcos, León

Claustro del Monasterio de San Marcos, León

La iglesia se terminó de construir en el año 1541 en estilo gótico tardío, y su portada está flanqueada por dos torres inacabadas, entre las que se encuentra una gran bóveda de crucería.

Antiguo Convento de San Marcos, León
Iglesia de San Marcos
Lo que más nos gusta de la ciudad de León es su diversidad de monumentos, ya que al antiguo Convento de San Marcos de estilo gótico-renacentista se le suman otros monumentos de diferentes estilos, como la Basílica de San Isidoro de estilo románico, la catedral de estilo gótico, y la Casa de Botines de estilo neogótico, obra del genial Antoni Gaudí.

La casa de botines es una de las tres obras que construyó Gaudí fuera de Cataluña junto con El Capricho de Comillas (Cantabria), y el Palacio Episcopal de Astorga (León). Es un edificio de estilo Neogótico construido entre los años 1891 y 1894 en el que se vislumbran reminiscencias modernistas muy del estilo de Gaudí.

El nombre de este monumento viene del apellido del antiguo propietario de la empresa textil que albergaba antiguamente este edificio, Joan Homs i Botinas. La Casa Botines fue declarado Monumento Histórico en el año 1969 y en la actualidad alberga varias exposiciones.

Casa de botines, León
Casa Botines
Justo enfrente de la Casa Botines se encuentra la figura en bronce de su arquitecto, obra del escultor José Luís Fernández, que muestra la imagen de Gaudí sentado en un banco escribiendo unas notas.

Estatua sentada de Gaudí, León

En la misma plaza se encuentran otros dos monumentos de interés, como son la iglesia de San Marcelo y el Palacio de los Guzmanes. Este palacio de estilo renacentista fue mandado construir en el siglo XVI por la familia de los Guzmanes, encargando el diseño del edificio a uno de los mayores maestros de Castilla en aquella época, Rodrigo Gil de Hontañón. El encargado de construir el edificio fue el arquitecto Juan Ribero de Rada, que realizó aportaciones nuevas al diseño de Gil de Hontañón.

Palacio de los Guzmanes, León
Palacio de los Guzmanes
La iglesia de San Marcelo fue fundada en el año 850 sobre una capilla que ya existía en el lugar, siendo posiblemente uno de los edificios de culto más antiguos de la ciudad. En el transcurrir de los años en el templo se realizaron varias reformas, como la que realizó el Obispo Don Pedro en el año 1096, llegándose a convertir en el siglo XII en monasterio agustino. Ya en el año 1254 alcanza la denominación de parroquia, realizándose siglos más tarde (años 1588 y 1628) la reforma definitiva, que llevaron a cabo los maestros Juan del Ribero y Baltasar Gutiérrez.

Iglesia de San Marcelo, León

Entramos al interior de la igleisa y observamos al fondo el hermoso retablo mayor de estilo churrigeresco, realizado entre los años 1722 y 1738. En él se encuentran representados San Marcelo y su mujer junto con una niña, y sus doce hijos, seis en cada lateral, siendo algunas de las figuras mencionadas obra del escultor leonés Santiago Velasco.

Interior Iglesia de San Marcelo, León

Ahora nos acercamos a visitar dos de los monumentos más representativo del arte románico y gótico de España, como son la Basílica de San Isidoro y la Catedral de Leon conocida como la "Pulchra Leonina", sin duda una de las catedrales góticas más bellas de España, de la que ya hemos hablado en un artículo anterior.

Catedral de León

Tras la visita a la Catedral nos dirigimos hacía la Basílica de San Isidoro, uno de los monumentos románicos más bellos de España, y precursora de este estilo en toda la Península. El origen de la basílica se remonta al año 956 con la construcción de una antigua iglesia de pequeñas proporciones de estilo prerrómanico-Asturiano.

Posteriormente se construyó el magnífico Panteón de los Reyes, ubicado a los pies de la iglesia, el cual cuenta con unos capiteles y pinturas murales románicas excepcionales, lo cual hace de este templo una pieza única del estilo románico en el mundo. Todo el conjunto fue construido y ampliado durante los siglos XI y XII. La atracción medieval en venerar reliquias de santos convirtieron a la basílica en un templo de peregrinación, ya que aquí se encuentran los cuerpos de varios santos, como el de San Isidoro, que le da nombre, y el de San Vicente de Ávila, traído del Monasterio de Arlanza (Burgos).

Basílica de San Isidoro, León

El interior sorprende por su intensa luminosidad procedente de los amplios ventanales de la nave central y del crucero sur, igual que su formidable retablo mayor, labrado entre los años 1525 y 1530. Los trabajos de pintura del retablo son obra de los pintores Lorenzo de Ávila, Antonio Vázquez, y Andrés de Melgar. También destacamos sus columnas decoradas con el típico ajedrezado jaqués junto con sus hermosos capiteles decorados con figuras.

Interior Basílica de San Isidoro, León

El Panteón Real es de planta cuadrada y está dividida en tres naves abovedadas, cuyos arcos se apoyan en 21 capiteles de gran carga simbólica, ya que en ellos se representan tanto motivos vegetales como figuras antropomorfas y zoomorfas, siendo en la antigüedad auténticos libros en piedra. Pero, lo que hace único a este lugar son las pinturas murales que decoran sus seis bóvedas, cuya belleza y estado de conservación han llevado a este lugar a ser considerado como "La Capilla Sixtina del arte románico".

En las pinturas se representan tanto pasajes de la biblia, como escenas de la vida diaria de los leoneses de la época en las diferentes estaciones del año, en la que se encuentran personajes calentándose al fuego, podando la vid, segando el trigo, o vendimiando, entre otros quehaceres.

La entrada a la basílica es gratuita, y para visitar el Panteón Real hay que pagar una entrada de 5€ que incluye una visita guiada. En su web se pueden consultar los horarios.

Museo Panteón de los Reyes de San Isidoro, León

Y como colofón a nuestra visita a la ciudad de León nos acercamos a su Plaza Mayor, típica plaza castellana rodeada de casas con soportales en la cual se celebra todos los miércoles y sábados por la mañana un mercado tradicional de frutas, verduras y hortalizas.

Plaza Mayor, León

Fuente de los datos históricos: Wikipedia

León, una ciudad que nos encanta por el ambiente de sus calles y sus monumentos, sobre todo su esplendida Catedral Gótica.


Artículos Relacionados:


FIN DE SEMANA EN MARINA D'OR, CIUDAD DE VACACIONES

La verdad que el tipo de vacaciones que ofrece el complejo turístico de Marina D'or, ciudad de vacaciones no es del estilo nuestro, ya que nosotros somos más de visitar ciudades y parques naturales donde poder recorrerlos y descubrir todos sus rincones. Marina D'or está enfocado a un tipo de vacaciones más familiar, relacionados con el reposo y el disfrute de sus playas y atracciones, esto último sobre todo para los niños. Pero teníamos interés en conocer el balneario de agua salada más grande de Europa, así que no dudamos en aceptar la invitación de venir a conocer sus instalaciones, y la verdad que quedamos encantados.

Marina D'or se encuentra situado en la localidad de Oropesa del Mar, Castellón, en la costa del Azahar. Se encuentra muy bien comunicado por la cercana autopista A-7, y dispone de una salida directa a la ciudad de vacaciones, además de unir las ciudades de Barcelona (259 km), Alicante (272 km) y Valencia (97 km).

Balneario de Marina D'or, ciudad de vacaciones, Oropesa del Mar, Castellón


RUTA A PIE POR PARÍS: DE LA TORRE EIFFEL A LA ÍLE DE LA CITÉ

Proponer qué visitar en París es realmente difícil ya que la ciudad cuenta con innumerables sitios de interés. Nosotros comenzamos la ruta en la Plaza de Trocadero donde se obtienen las mejores vistas de la Torre Eiffel, aunque no pudimos verla en su mayor esplendor ya que el sol nos pillaba de cara y el día amaneció algo nublado.

Plaza Trocadero, Torre Eiffel, París


CABAÑAS VALLE DEL CABRIEL, AGUAS TERMALES Y NATURALEZA

Buscábamos pasar un fin de semana relajados y en contacto con la naturaleza, así que cuando nos ofrecieron ir a conocer las cabañas valle del Cabriel, no nos lo pensamos dos veces, ya que este lugar parecía tener todo lo que estábamos buscando.

Las cabañas del Cabriel se encuentran situadas muy cerca del pequeño pueblo de Villatoya, en la comarca de la Manchuela (Albacete), una comarca surcada por los ríos Júcar y Cabriel donde los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de una extensa red de senderos y rutas en bicicletas perfectamente señalizados.

LAS CABAÑAS

El complejo consta de 43 cabañas totalmente equipadas, entre las cuales podemos elegir entre cabañas individuales, con capacidad para 4 personas, y cabañas dobles, comunicadas entre sí por el salón, y con capacidad para 8 personas. Además, las cabañas cuentan con una terraza al aire libre donde poder sentarse y disfrutar de un desayuno, una cena o la lectura de un libro.

Cabañas valle del Cabriel, Villatoya, Albacete


LISBOA: BELÉM, UN BARRIO MONUMENTAL A ORILLAS DEL TAJO

Uno de los barrios más encantadores de Lisboa, es sin duda el Barrio de Belém, una zona abierta con jardines y con un precioso paseo a orillas del río Tajo que aquí desemboca en el Océano Atlántico. Para llegar hasta este bello enclave de Lisboa podemos utilizar el tranvía y el autobús que salen desde la Plaça do Comercio, en pleno centro de Lisboa. Uno de ellos es el tranvía número 15E que bordeando la costa tarda unos 20 minutos en llegar a Belém, costando el precio del billete 2,50€, y otro es el autobús 714, que es el que nosotros optamos por coger, ya que para subir al tranvía había que esperar una larga cola, siendo el precio del billete de 1,80€.

Nada más llegar al Barrio de Belém nos sorprende la inmensa silueta del Monasterio de los Jerónimos, precioso templo obra del arquitecto Juan de Castillo que lo diseñó en estilo manuelino, estilo que se caracteriza por la mezcla de motivos arquitectónicos y decorativos del gótico tardío y del renacimiento. El monasterio fue encargado por el rey Manuel I de Portugal para conmemorar el regreso de la India del navegante Vasco de Gama, fundándose en el año 1501.

Monasterio de los Jerónimos, barrio de Belém, Lisboa

La iglesia nueva comenzó a construirse en el año 1514 y fue ampliándose y modificándose hasta el siglo XX.

Monasterio de los Jerónimos, barrio de Belém, Lisboa
Vista de la fachada del monasterio con la iglesia en primer término
Hoy domingo, la entrada al monasterio es gratuita, por lo que nos encontramos con dos largas colas, una para entrar al monasterio donde destaca su precioso claustro, y otra para entrar al interior de la iglesia.

El claustro diseñado por Juan de Castillo se encuentra situado junto a la nave norte del templo y fue construido entre los años 1517 y 1519.

Claustro Monasterio de los Jerónimos, barrio de Belém, Lisboa

De estilo manuelino destaca por sus exquisitas y variadas formas, donde cada columna tiene su propia decoración, creando un conjunto arquitectónico de extraordinaria belleza.

Claustro Monasterio de los Jerónimos, barrio de Belém, Lisboa

Claustro Monasterio de los Jerónimos, barrio de Belém, Lisboa

Nada más entrar a la iglesia nos sorprende su amplitud y luminosidad, además de sus esbeltas columnas que se funden en la inmensa bóveda en la cual se encuentra una compleja red de nervaduras.

Iglesia-Monasterio de los Jerónimos, barrio de Belém, Lisboa

La capilla mayor fue construida en el año 1572 por el maestro Jerónimo Ruao en estilo renacentista avanzado, siendo muy parecido su diseño al de la capilla mayor de la iglesia del Monasterio de El Escorial.

Iglesia-Monasterio de los Jerónimos, barrio de Belém, Lisboa
Interior de la iglesia con la capilla mayor al fondo
Horarios y precios para la visita al monasterio:

De Octubre - Abril ...... 10.00 - 17.30
De Mayo - Septiembre. 10.00 - 18.30
La tarifa general es de 10€ ; combinado monasterio y Torre de Belém 12€; El primer domingo de cada mes la entrada es gratuita.

Después de nuestra visita cultural nos apetecía probar uno de los dulces más conocidos de Lisboa, se trata de los pasteles de Belém o pastéis de Belém, unos deliciosos y exquisitos dulces de hojaldre crujiente rellenos de una crema suave preparada a base de nata, que se pueden espolvorear con canela y azúcar glasé.

Estos riquísimos pasteles los compramos en la antigua confitería de Belém que se encuentra muy cerca del Monasterio, lugar de donde viene la receta de este dulce, que dio origen a la fabricación en el año 1837 de los pastéis de Belém.

Confitería Pastéis Belém, Lisboa

Confitería Pastéis Belém, Lisboa

Entre el monasterio y la desembocadura del río Tajo se encuentra el jardín de Belém, un lugar ideal donde descansar y relajarse rodeados de una abundante vegetación que por esta época muestra los llamativos y hermosos colores propios de la primavera.

Jardín de Belém, Lisboa

Después de nuestro momento de descanso en el parque cruzamos al otro lado de la carretera y de las vías del tren a través de un subterráneo que nos lleva a orillas del río Tajo, y que nos acerca al monumento dedicado a los descubrimientos. Este monumento fue construido en el año 1960 por el arquitecto Jose Ángelo Cottinelli Telmo y por el escultor Leopoldo de Almeida para conmemorar los 500 años de la muerte de Enrique el Navegante, y de todos los que participaron en el desarrollo de la era de los descubrimientos. Esta obra tiene forma de carabela y en su proa se encuentra la figura de Enrique el Navegante, que en sus manos porta una pequeña carabela. A ambos lados del monumento se encuentran las estatuas de navegantes, cartógrafos y reyes portugueses.

Desde aquí las naves portuguesas partían hacía el nuevo mundo, nombre con el que se conocía en aquella época al continente américano

Monumento a los descubrimientos, barrio de Belém, Lisboa

Horarios y precios para la visitar el monumento a los descubrimientos:

De Marzo - Septiembre ...... 10.00 - 19.00 (Mes de marzo los Lunes cerrado)
De Octubre - Febrero ......... 10.00 - 18.00 Martes a domingo
La tarifa general es de 3€

Desde este paseo por la desembocadura del río Tajo se obtienen unas buenas vistas del Puente 25 de Abril, y más a lo lejos de la estatua del Cristo Rei.

Puente 25 de Abril, Lisboa

Siguiendo nuestro paseo a orillas del Tajo, llegamos a la Torre de Belém, edificio de estilo manuelino adornado con cuerdas esculpidas en piedra, galerías abiertas, torres en estilo mozárabes y almenas decoradas con esferas armilares, además de pequeñas torretas redondeadas coronadas por cúpulas con forma de gajos de naranja. Esta torre obra de Francisco de Arruda fue iniciada en el año 1514, terminándose las obras en el año 1520. Esta torre antaño sirvió como centro de recaudación de impuestos para poder entrar en la ciudad.

Torre de Belém, Lisboa

Horarios y precios para la visita a la Torre de Belém:

De Octubre - Abril ...... 10.00 - 17.30
De Mayo - Septiembre. 10.00 - 18.30
La tarifa general es de 6€ ; combinado monasterio y Torre de Belém 12€; El primer domingo de cada mes la entrada es gratuita.

Sin duda el Barrio de Belém es uno de los rincones con encanto de Lisboa y que nosotros recomendamos encarecidamente, y una buena forma de venir a conocer la ciudad es buscar ofertas en diferentes páginas web, nosotros recomendamos esta página.

Artículos Relacionados:


EL HOTEL ALBARRACÍN, UN HOTEL CON HISTORIA Y ENCANTO

Llevábamos mucho tiempo con ganas de conocer el pintoresco pueblo de Albarracín, pero siempre por unas cosas u otras lo íbamos relegando, hasta que buscando hoteles para otra escapada vimos una oferta muy interesante en esta web de reservas online llamada centraldereservas.com. La web es muy sencilla de usar y con unos precios muy bajos en comparación con otras webs. Nosotros hemos reservado por 52€ la noche, un precio inmejorable, una habitación doble con desayuno incluido y piscina en este hotel con encanto ubicado en pleno centro histórico de la ciudad.

Hotel Albarracín, Palacio de la Brigadiera, Albarracín

Este edificio construido a finales del siglo XVI y donde actualmente se ubica el hotel, era antiguamente el Palacio de la Brigadiera. Se encuentra situado al inicio de la entrada al casco histórico de la ciudad, no dispone de parking propio, pero podemos dejar el coche en un parking situado en las afueras del casco histórico, a unos 300 metros del hotel.

Hotel Albarracín, Palacio de la Brigadiera, Albarracín

LAS HABITACIONES

El hotel Albarracín cuenta con 44 habitaciones todas ellas decoradas en estilo clásico, con suelos de madera, algunas disponen de ventanales con vistas panorámicas al pueblo de Albarracín. Todas ellas disponen de baño completo, productos de aseo, secador y televisión.

La habitación que a nosotros nos han dado es sencilla y con unas camas muy cómodas, cuenta con un amplio armario en la entrada y un pequeño televisor. Desde la ventana, aunque había que asomarse un poco, podemos ver el pueblo de Albarracín. La conexión Wi-fi es gratuita pero la señal en nuestra habitación es bastante mala, pero en las zonas comunes funciona perfectamente. A la hora de realizar el check-in en recepción nos dieron una contraseña para internet que dura 6 horas, cuando se termina este periodo hay que solicitar una nueva contraseña totalmente gratuita.

Hotel Albarracín, Palacio de la Brigadiera, Albarracín

Hotel Albarracín, Palacio de la Brigadiera, Albarracín

Además para las fechas veraniegas el hotel cuenta con una zona ajardinada con piscina donde poder refrescarse después de una visita a la ciudad.

Hotel Albarracín, Palacio de la Brigadiera, Albarracín

El desayuno en el hotel es tipo buffet, incluye tostadas con mantequilla y mermelada o aceite, bollería, queso, embutido, frutas y cereales. Tanto el zumo como el café son de máquina bastante bueno.

En definitiva, ha sido una estancia inmejorable y tanto la atención recibida por Alberto como por la web online de reservas centraldereservas.com ha sido magnífica. Todavía no te crees que puedes reservar hotel a precios muy bajos, pues entra y compruébalo tú mismo.


FICHA DEL HOTEL ALBARRACÍN ***

Dirección: Calle Azagra, s/n - Albarracín
Teléfono: +34 978 71 00 11
Web: Hotel Albarracín e-mail: albarracin@gargallohotels.es
Nº de habitaciones: 44 habitaciones
Servicios de las habitaciones: baño completo con secador, bañera o ducha, teléfono y televisor.
Servicios: Desayuno buffet, Wi-fi gratuito en todo el establecimiento, ascensor, cafetería, restaurante, recepción 24 horas, piscina. Aceptan mascotas.
Idiomas hablados: español e inglés
Alojamiento recomendado

¿Dónde se encuentra?


Ver Hotel Albarracín en un mapa más grande





Siguiente: Entradas antiguas