La ciudad de Salamanca es conocida, entre otras cosas, por albergar la universidad más antigua de España, la cual fue inaugurada en el año 1255, siendo así una de las cuatro más antiguas de Europa tras la de Bolonia, Oxford y París (La Sorbona). Ya que esta ciudad es de saber y de letras, como si fuera un libro abierto vamos a recorrer los principales monumentos y lugares de interés de Salamanca, comenzando este viaje por la Plaza Mayor.

Plaza Mayor de Salamanca

El barroco de sus edificios y arcos junto con la armonía de sus proporciones han hecho que esta plaza sea considerada una de las más bonitas de España, convirtiéndose en una de las imágenes más representativas de la ciudad. Las obras se iniciaron en el año 1729 bajo la dirección del arquitecto Alberto de Churriguera, aunque posteriormente en los trabajos intervinieron otros arquitectos, los cuales hicieron pocas modificaciones respecto al diseño inicial.

Plaza Mayor de Salamanca

Los pórticos están formados por 88 arcos de medio punto, albergando bajo sus soportales numerosos establecimientos, entre los que se encuentran restaurantes, pastelerías y heladerías, además de la oficina de turismo.

Plaza Mayor de Salamanca

Iglesia de la Purísima

Esta iglesia fue construida entre los años 1631 y 1637 siguiendo los canones del renacimiento pero con elementos barrocos de clara influencia italiana, excepto la cúpula, que fue reconstruida en el año 1675 por Antonio de Carassa. En su fachada se combinan los mármoles italianos con la piedra arenisca de Salamanca.

Iglesia de la Purísima, Salamanca

Entramos en la iglesia y la primera imagen que tenemos es la de su Retablo Mayor, un austero pero elegantísimo retablo realizado con bellísimos mármoles de Carrara, adornado con cinco huecos donde se encuentran unos lienzos del maestro Fanzago.

Iglesia de la Purísima, Salamanca

Después de visitar la iglesia de la Purísima subimos por la calle Compañía, vislumbrando a lo lejos las torres de la Clerecía.

Calle Compañía, Salamanca

La Clerecía, que hoy en día alberga la Universidad Pontificia, es un edificio barroco construido entre los años 1617 y 1779 siguiendo los planos de Juan Gómez de Mora. El Complejo está formado por la iglesia, el colegio y la residencia, sirviendo como centro principal para la formación de los Jesuitas.

Se puede visitar la iglesia y el patio que se encuentra adjunto al templo, además de subir a las torres de La Clerecía, desde las cuales se obtienen unas magníficas vistas de Salamanca.





Horario y tarifas: abierto desde diciembre a febrero de 10 a 18 y de marzo a noviembre de 10 a 20; su precio es de 3,75€

Justo enfrente de la Clerecía se encuentra la Casa de las Conchas.

Iglesia de la Clerecía y la casa de las conchas, Salamanca

La casa de las Conchas

Este magnífico edificio gótico con reminiscencias platerescas y mudéjares comenzó a construirse en el año 1493, terminándose su construcción en el año 1517. El nombre de este singular edificio se debe a las aproximadamente 300 conchas de Santiago que lo decoran, ya que fue mandado construir por Don Rodrigo Maldonado de Talavera, el cual pertenecía a la Orden de Santiago. Su fachada está decorada con cuatro bellísimas ventanas de estilo gótico y, debajo de dos de ellas, en el piso inferior, se encuentran dos ventanas con rejas de estilo castellano.

Casa de las Conchas, Salamanca

El interior, que actualmente alberga la biblioteca pública, cuenta con un encantador patio que mezcla los estilos mudéjares y renacentistas con un tejado decorado por gárgolas y flores de lis.

Casa de las Conchas, Salamanca

Horario: de lunes a viernes de 9 a 21; los sábados de 9 a 14 y 16 a 19; festivos y domingos de 10 a 14 y 16 a 19. La entrada es gratuita

Palacio de Anaya

De camino a la catedral nos paramos a contemplar la fachada del Palacio de Anaya, que actualmente alberga la Facultad de Filología. Este edificio fue fundado en el año 1401 por Diego de Anaya, pensador y amante de las letras, quien fundó aquí el Colegio Mayor de San Bartolomé, también conocido como Colegio Mayor de Anaya. Gran precursor del estudio y el saber, Diego de Anaya impartió aquí sus clases, acogiendo a alumnos con pocos recursos económicos. En el año 1760 se iniciaron en el edificio una serie de remodelaciones que le dieron el aspecto neoclásico que hoy en día tiene, encargándose de estas obras el arquitecto José Hermosilla Sandoval, especialista en el neoclásico italiano.

Palacio de Anaya, Salamanca

La catedral vieja y nueva de Salamanca

Enfrente del Palacio de Anaya se encuentra la Catedral Vieja y la Catedral Nueva, aunque se hayan unidas como si fueran un solo templo. Lo curioso de esta catedral es que se comenzara la obra del nuevo templo conservando por prudencia y necesidad de culto la vieja catedral, de ahí que Salamanca nos halla dejado una especialísima herencia repartida entre las que llamamos "Catedral Vieja" de estilo románico (s. XII - XIII) y "Catedral Nueva" de estilo gótico (s.XVI - XVIII). Esta catedral junto con la de Segovia es una de las dos últimas catedrales de estilo gótico que se construyeron en España.

Catedral de Salamanca

La fachada principal es la occidental y está formada por tres puertas góticas flamígeras de transición al renacimiento. Otras portadas de la Catedral Nueva son la "Puerta de Ramos", en la que se escenifica la entrada de Jesús a Jerusalén y la "Fachada al Patio Chico", con adornos naturalistas, repisas y doseletes.

Catedral de Salamanca
            Puerta de Ramos                      Fachada Principal                 Fachada Patio Chico               
Desde la plazuela del Patio Chico se observan cuatro partes de la Catedral, como El ábside de la Catedral Vieja, llamada Torre del Gallo, una cúpula apuntada con escamas de piedra; la fachada sur del crucero de la Catedral Nueva; la cúpula semiesférica construida en el año 1765, obra de Juan Sagarbinada; y la torre, comenzada en el Año 1705 por Pantaleón de Pontón Setien, siendo restaurada años más tarde por Baltasar Devreton.

Catedral de Salamanca
Vista de la catedral desde el Patio Chico
Una figura en la Puerta de Ramos nos llama la atención, ¿Un astronauta esculpido en un templo de la Edad Media?, es como si se tratase de un cosmonauta que en vez de haber viajado hacia el espacio hubiese viajado en el tiempo, pero tiene su explicación. Salamanca en el año 1993 acogió las Edades del Hombre, gran exposición de Arte Sacro, para la cual fue restaurada la Puerta de Ramos. En esta restauración se esculpió la figura del astronauta, obra del cantero Miguel Romero, quien la realizó como símbolo representativo contemporáneo.

Astronauta en la Catedral de Salamanca

Accedemos al interior de la Catedral Nueva donde el crucero y la cabecera nos obsequia con la fantástica arquitectura gótica.

Catedral nueva de Salamanca
Crucero y Cabecera
Las columnas nervadas ascienden hacía el crucero, cuya amplitud y luminosidad crean una imagen de una belleza extraordinaria.

Catedral nueva de Salamanca

En algunos puntos de la Catedral Nueva se mezclan el exquisito gótico junto con el exuberante barroco, formando un conjunto realmente magnífico.

Catedral nueva de Salamanca

Accedemos al interior de la Catedral Vieja, la cual se compone de amplias naves separadas por arquerías, y sobre cuyas columnas se encuentran unos magníficos capiteles tallados con esculturas pertenecientes a varios maestros.

Catedral Vieja, Salamanca

Miramos al techo, donde se encuentra la magnífica cúpula del cimborrio, formada por dos niveles de ventanas, algunas de ellas cegadas y flanqueadas por pequeñas columnas. Y girando al lado derecho llegamos al transepto sur, decorado con algunas pinturas góticas de gran colorido, desde el cual a través de una puerta accedemos al claustro.

Catedral Vieja, Salamanca

El claustro fue construido durante el último tercio del siglo XII, incorporándose unas techumbres mudéjares, además de diferentes elementos neoclásicos realizados en sucesivas remodelaciones. La planta superior del Claustro alberga el archivo y la biblioteca.

Claustro Catedral Vieja de Salamanca

Horario: de abril a septiembre de 10 a 19.30 y de octubre a marzo de 10 a 17.30. La entrada cuesta 4,75€

La casa Lis

Enfrente de la catedral, al otro lado del Patio Chico, se encuentra la Casa Lis, un precioso palacete urbano mandado construir por D. Miguel de Lis, encargándose de la obra Joaquín de Vargas y Aguirre. Los trabajos se comenzaron a finales del siglo XIX, terminándose la obra en el Año 1905. La fachada construida con hierro y vidrio es representativa de la arquitectura modernista o Art Nouveau, corriente artística de formas exquisitas desarrollada a finales del siglo XIX y principios del XX. Más información sobre Horarios de visita y tarifas.

Casa de Lis, Salamanca

El huerto de Calixto y Melibea

Al lado de La Casa Lis se encuentra El Huerto de Calixto y Melibea, uno de los jardines más bonitos y antiguos de Salamanca. En este huerto se encuentra una gran variedad de árboles y plantas como moreras, nogales, parras y árboles frutales, además de parcelas entre las que se encuentran especies como la mimosa, la pasionaria o el acanto. El nombre del parque proviene de dos de los personajes principales de la obra "La Celestina", de Fernando Rojas.

Huerto de Calixto y Malibea, Salamanca

Huerto de Calixto y Malibea, Salamanca

Multitud de enamorados pasean su amor por este parque tranquilo, dejando constancia de ello en la multitud de candados que se encuentran en el pozo de los enamorados.

Huerto de Calixto y Malibea, Salamanca

Y al lado de este parque un Lugar de leyenda ...

La cueva de Salamanca

En este lugar antiguamente existía una iglesia románica levantada en el siglo XII llamada San Cebrián, desaparecida en el siglo XVI, quedando solamente la cripta, a la cual se accedía bajando 25 escalones desde el suelo de la nave central de la iglesia. Un halo de misterio envuelve el lugar, ya que según cuenta la leyenda en esta cripta se ubicaba la escuela de ciencias ocultas, en las que se impartían clases de adivinación, astrología y magia, además de servir como puerta de acceso al mundo subterráneo.

Cripta de San Cebrián, Cueva de Salamanca

Al lado de la cueva un callejón sin salida nos lleva a la Torre del Marqués de Villena, única arquitectura que queda de un antiguo palacio del siglo XV. El nombre de la torre se debe a que está situada al lado de la cueva de Salamanca, en la cual el Marqués de Villena acudía a recibir clases de ciencias ocultas, ya que él nunca habitó esta torre.

Torre del Marqués de Villena, Salamanca

Subimos a la torre por unas escaleras que nos llevan a lo más alto de esta construcción, desde donde se obtienen unas vistas magníficas de la catedral y el convento de San Esteban, el cual visitaremos a continuación. La entrada al complejo es gratuita y cierra a las 22.00.

Vistas desde la Torre del Marqués de Villena
Catedral                                                            Convento de San Esteban

Convento de San Esteban

El actual convento se comenzó a construir en el año 1524 sobre la antigua iglesia de San Esteban, donde los dominicos instalaron el primitivo convento en el año 1256. Su construcción duró hasta el año 1610, participando en la obra Fray Martín de Santiago, Rodrigo Gil de Hontañón, Juan Ribero de Rada y Pedro Guitérrez, siendo Juan de Álava el encargado del diseño y de la planta. En el convento se mezclan varios estilos como el gótico, el barroco y el plateresco. La portada de la iglesia está concebida como retablo portada, siendo uno de los más bellos ejemplos del plateresco, obra de Juan Antonio Ceroni. El pórtico, con arcos de medio punto es obra de Juan Ribero de Rada y de Martín Rodríguez, inspirándose en las logias renacentistas Italianas.

Convento de San Esteban, Salamanca

La arquitectura gótica y renacentista del interior de la iglesia se complementa con el retablo barroco del Altar Mayor, obra del maestro José Churriguera.

Convento de San Esteban, Salamanca

La iglesia con sus seis bóvedas, sus pilares bocelados, sus ventanas, sus rosetones y sus capillas son una auténtica maravilla arquitectónica.

Convento de San Esteban, Salamanca

El claustro es obra de Fray Martín de Santiago y, como en el interior de la iglesia, se mezclan elementos góticos y renacentistas.

claustro del Convento de San Esteban, Salamanca

claustro del Convento de San Esteban, Salamanca

Otros rincones con encanto del convento son: la estancia conocida como El Capítulo Nuevo, obra de Alonso Sardiña y Juan Moreno, construida entre los años 1627 y 1634; La Escalera de Soto, construida por Rodrigo Gil de Hontañón en el año 1553 en honor a Fray Domingo de Soto, catedrático de la Universidad; y La Sacristía, construida en el Siglo XVII por Alonso Sardiña y Juan Moreno en Estilo clásico.

Convento de San Esteban, Salamanca
El Capitulo Nuevo                   La Escalera de Soto                  La Sacristía

Horario y Tarifas: Todos Los Días de 10 a 14 y de 16 a 19; La entrada cuesta 3€

Salamanca, la ciudad del saber nos ha dado una clase magistral de historia, de arte, y hasta de misterio, pues sus calles y monumentos aguardan al viajero para enseñarle algunos de sus secretos.


¿Buscas alojamiento en Salamanca?

La primera vez que visitamos Salamanca nos alojamos en el Hotel Ibb Recoletos, su ubicación no es muy céntrica, pero dispone de aparcamiento gratuito y cuando vas a visitar una ciudad eso se agradece. La habitación es muy amplia con una cama muy cómoda y su precio 50€ la noche.



Relatos de otros Viajeros #Postamigos

Congelando Historias del Blog | Día 1: Viaje de punta a punta con parada en Salamanca
Blog de ​​Ida y Vuelta | Mis imprescindibles de Salamanca