A 36 kilómetros al norte de la ciudad de Cuenca se encuentra un extenso pinar en medio de la serranía conquense con formaciones rocosas que han sido esculpidas por la acción del agua, el viento y el hielo, creando durante miles de años formaciones caprichosas. Este singular y mágico lugar es conocido como la Ciudad Encantada, y lo que vemos hoy en día es parte del fondo marino del mar de Thetis, cuyas aguas cubrían este lugar en la era mesozoica, hace nada más y nada menos que 250 millones de años.


Recorrido por la Ciudad Encantada

La entrada para visitar este lugar cuesta 4€ por persona, y es un recorrido de unos 3 kilómetros sin ningún tipo de dificultad. Casi todas las formaciones rocosas de la Ciudad Encantada han sido bautizadas con un nombre puesto por la imaginación popular, pudiendo ser reconocidas gracias a unos carteles con sus respectivos nombres. Nosotros solo mencionaremos algunas de ellas, pues consideramos que para disfrutar de este lugar no hay nada mejor que descubrirlas por uno mismo.

TORMO ALTO

La primera formación que nos encontramos nada más entrar es el denominado "Tormo Alto", monolito de 20 metros que está suspendido en el aire por una delgada base de piedra, haciendo un auténtico ejercicio de equilibrio.

Tormo Alto, Ciudad Encantada, Cuenca
Tormo Alto

LOS BARCOS

Las siguientes formaciones que salen a nuestro paso son los conocidos como "Los Barcos", tres enormes moles de piedra que parecen barcos varados en la serranía, como si hubieran navegado hace millones de años en el antiguo mar de Thetis.

Los barcos Ciudad Encantada, Cuenca
Los Barcos
Los barcos, Ciudad Encantada, Cuenca
Los Barcos
Algunas de las formaciones no tienen nombre, aunque sus formas inverosímiles hacen volar nuestra imaginación, sintiendo en algunos momentos como si estuviéramos presentes en otro mundo.

Ciudad Encantada, Cuenca

Ciudad Encantada, Cuenca

CARA DEL HOMBRE

De repente nos sentimos observados por la formación llamada "Cara del hombre", un monumental busto de nariz aguileña y provisto de una boina. Observador impasible de este mágico lugar desde hace milenios.

Cara del hombre, Ciudad Encantada, Cuenca
Cara del hombre

EL TOBOGÁN

A continuación nos adentramos en el llamado "Tobogán", dos inmensas paredes rocosas separadas por un estrecho y largo pasillo de varios desniveles. Gran tobogán pétreo que en este lugar encantado, ¿porque no?, pudiese haber sido utilizado como diversión por gigantes mencionados en antiguas leyendas.

tobogán, Ciudad Encantada, Cuenca

Ciudad Encantada, Cuenca

MAR DE PIEDRA

Las aguas del mar de Thetis hace millones de años que ya no cubren este lugar, pero sí existe otra clase de mar, es el llamado "Mar de Piedra", una extensa y plana superficie rocosa formada por la erosión del agua que simulan formar pequeñas olas ondulantes.

Mar de piedra, Ciudad Encantada, Cuenca
Mar de piedra
Una de las moles pétreas está horadada por un singular orificio, que quizá en extraordinarias ocasiones pueda ser una ventana donde asomarse para contemplar al otro lado un mundo mágico y misterioso escondido en la Ciudad Encantada.

Formaciones, Ciudad Encantada, Cuenca

EL CONVENTO

Como un templo creado por la naturaleza el convento nos muestra la entrada a su interior, cuya forma imita un perfecto arco ojival, invitándonos a entrar a un mundo donde quizá habiten enigmáticas criaturas creadas por la madre naturaleza.

El convento, Ciudad Encantada, Cuenca
El convento

LOS HONGOS

Escondidos entre unos pinos se encuentran diseminados unos enormes bloques de piedra conocidos como los hongos, gigantescas setas que quizá sirvieron como manjar para los gigantes mencionados en las antiguas leyendas.

Los hongos, Ciudad Encantada, Cuenca
Los hongos

LA TORTUGA

Otra formación caprichosa es la conocida como La Tortuga, la cual parece recorrer lentamente la Ciudad Encantada. Con su pausado caminar nos recuerda que para recorrer este mundo de singulares piedras hay que ir con calma, pues las prisas nos son buenas consejeras para quienes quieran conocer todos los secretos que guarda este lugar.

La tortuga, Ciudad Encantada, Cuenca
La Tortuga

LOS OSOS

Al final de este fantástico recorrido se encuentran dos moles de piedra denominados Los Osos, los cuales parecen saludarse entre ellos. Su lenguaje es incomprensible para nosotros, igual que a ellos les parecerá incompresible el nuestro. Pero una mutua sensación hace que en el fondo nos comprendamos, pues tanto ellos como nosotros hemos caminado por esta Ciudad Encantada con el afán de descubrir todas las maravillas que este lugar contiene.

Los osos, Ciudad Encantada, Cuenca
Los osos

Cómo llegar a la ciudad encantada

Desde Cuenca deberemos tomar la carretera CM-2105, para posteriormente continuar por la CM-2104 dirección la localidad de Valdecabras. Una vez pasado este pueblo la Ciudad Encantada se encuentra a tan solo 9 kilómetros. No tiene perdida, ya que durante el recorrido iremos viendo carteles indicativos.

Excursión desde Cuenca

Si prefieres que te lleven a la Ciudad Encantada y además visitar el Nacimiento del río Cuervo, contrata la siguiente excursión (incluye comida en restaurante típico):


¿Buscas alojamiento cerca de la Ciudad Encantada?

En la Serranía de Cuenca tienes una amplia oferta de hoteles y casas rurales. A nosotros nos gusta recomendar los bungalows Aire Turismo Rural, un complejo turístico ubicado en un magnífico entorno natural, a 400 metros del lago de Uña y a pocos kilómetros de la Ciudad Encantada.

Mis viajes y sensaciones | Cuenca, una ciudad entre acantilados
Mis viajes y sensaciones | Nacimiento del río Cuervo