La abadía de Villers la Ville es un antiguo templo cisterciense situado cerca de la localidad del mismo nombre, construida en el año 1146 por doce monjes cistercienses después de que Gauthier de Marbais les cediera estas tierras. La iglesia tardó 70 años en construirse y durante los siguientes años la abadía llegó a ser un lugar de culto de renombre, hasta que en el siglo XVI fue perdiendo reputación y prestigio. Fue por esto que durante los siglos XVII y XVIIII se viese reducido el número de monjes, haciendo que en el año 1796 la abadía fuese abandonada.

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica

En 1893 el gobierno belga compró el lugar, comenzándose unos importantes trabajos de conservación que han conseguido actualmente que podamos disfrutar de lo que queda de esta magnífica abadía. Ya en el año 1973 la abadía fue clasificada como lugar histórico oficial, comenzándose un proceso de restauración sobre los restos de los numerosos edificios que aún se pueden ver, incluyendo claustro, refectorio, cocinas, dormitorios y comedor. Desde 1992 el lugar es administrado por la "Asociación por la promoción turística y cultural de Villers".

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica>

La iglesia, aún en ruinas, es un perfecto exponente de la arquitectura cisterciense y gótica, con sus típicas bóvedas, arcos y rosetones.

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica

Al pasear entre sus ruinas te invade una sensación de soledad y melancolía, que se va transformando lentamente en una sensación de paz y bienestar.

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica

Tras el abandono la vegetación ha ido encaramándose a los muros de la vieja abadía, creando una perfecta simbiosis entre piedra tallada y naturaleza.

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica

La Abadía de Villers-la-Ville ya no tiene el esplendor de antaño, pero como otras abadías y monasterios abandonados han adquirido un halo mágico y misterioso al fundirse sus piedras con la naturaleza que les rodea, como es el caso del Monasterio de Arlanza, la Abadía de Mortemer y las ruinas del Monasterio de Rioseco

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica

Ruinas de la abadía de Villers-la-ville, Bélgica

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Dirección: Rue de l'Abbaye 55 - 1945 Villers-La-Ville
  • Cómo llegar: Esta abadía se encuentra situada a 45 kilómetros al sur de Bruselas y a 30 kilómetros al noroeste de Namur. Se puede llegar tanto en coche como en tren, tomando la línea Bruselas-Ottignies-Charleroi, más o menos a 1 hora de trayecto de Bruselas. Desde la estación la abadía se encuentra a 2 kilómetros.
  • Horario y Precios:
  • 1 de abril al 31 de octubre de 10:00 a 18:00 (permanece cerrado los martes)
    1 de noviembre al 31 de marzo de 10:00 a 17:00
    El precio de la entrada cuesta 8€ para los adultos; jubilados y estudiantes 7€; 3€ para los niños entre 6 y 12 años, y gratis para los menores de 6 años y personas con movilidad reducida.