Después de visitar Rattenberg, nuestro próximo destino es la ciudad de Hall in Tirol, a 39 kilómetros de distancia y muy próxima a la ciudad de Innsbruck. La plaza principal de Hall se encuentra ubicada dentro del casco histórico medieval, donde se encuentra el Ayuntamiento, la iglesia de San Nicolás y la capilla de Santa Magdalena.

Pueblos pintorescos en el Tirol, Hall in tirol, Austria
Oberer Platz (Plaza principal)

Desde la plaza destaca la esbelta torre de la iglesia de San Nicolás, invitándonos a visitarla. Su construcción comenzó en el año 1281, siendo remodelada en estilo barroco durante los siglos XVII y XVIII.

Pueblos pintorescos en el Tirol, Hall in tirol, Austria

El ábside con un diseño desigual en forma curva, es la única de Europa con estas características.

Iglesia de San Nicolás, Hall in tirol, Austria

Quedamos maravillados con los magníficos frescos que se encuentran en el techo.

Iglesia de San Nicolás, Hall in tirol, Austria

Justo al lado de la iglesia se encuentra la capilla de Santa Magdalena, único edificio que ha conservado totalmente su estilo gótico.

Capilla de Santa Magdalena, Hall in tirol, Austria

Los esplendidos y coloridos frescos se encuentran en muy buen estado de conservación.

Capilla de Santa Magdalena, Hall in tirol, Austria

Desde la plaza Oberer cogemos una estrecha calle que desemboca en la Stiftsplatz, donde se encuentra la iglesia de los Jesuitas (Jesuitenkirche) y la Basílica (Stiftskirche)

Pueblos pintorescos en el Tirol, Hall in Tirol, Austria

La iglesia de los Jesuitas fue construida en el año 1610 en estilo barroco.

iglesia de los Jesuitas, Jesuitenkirche, Hall in Tirol, Austria
Iglesia de los Jesuitas en la Stiftsplatz
En el interior de la iglesia predominan los tonos blancos y dorados.

iglesia de los Jesuitas, Jesuitenkirche, Hall in Tirol, Austria

La basílica se encuentra al otro extremo de la plaza, y cuando entramos nos encontramos a una monja rezando. Pasaban los minutos y la monja seguía sin moverse un ápice, la verdad que impresionaba, parecía una estatua.

Basílica, Stiftskirche, Hall in Tirol, Austria

Nos contó un guía que la monja se tira así horas y horas sin moverse y muchos piensan que es un muñeco, pero nosotros pudimos comprobar al final que si era de carne y hueso porque se cambió de sitio.

Basílica, Stiftskirche, Hall in Tirol, Austria
Interior de la basílica con la mencionada monja rezando
El interior de estilo barroco es de una gran belleza, destacando su pequeño pero magistral cimborrio.

Basílica, Stiftskirche, Hall in Tirol, Austria

La iglesia de San Karl de Volders

Esta iglesia ya nos llamó la atención el día que visitamos Innsbruck, ya que se encuentra situada al lado de la autopista que lleva a la ciudad. Como Hall in Tirol se encuentra muy cerca de este templo no desaprovechamos la ocasión de visitarla. Fue construida entre los años 1620 y 1654 según los planos de Hypolitus Guarinoni, y renovada entre los años 1977 al 1988.

Iglesia de San Karl de Volders, Tirol, Austria

Su interior fue rediseñado en los años 1766-1767.

Iglesia de San Karl de Volders, Tirol, Austria

Los frescos del techo son de una belleza extraordinaria, obra del pintor barroco Knoller Martin.

Iglesia de San Karl de Volders, Tirol, Austria

Otros pueblos del Tirol: