Si en algo se caracteriza la Bretaña Francesa es por sus pintorescos pueblos llenos de encanto, como ya vimos en nuestra visita a los pueblos de Quimper y Pont-Aven. Así que hoy vamos a conocer tres pueblos más de esta mágica región, como son Vannes, Rochefor-en-Terre y Josselin.

Vannes

La ciudad de Vannes tiene una larga historia, ya que fue fundada en el siglo I a.C. bajo el nombre de Darioritum, palabra de origen Celta que el siglo V pasó a denominarse Venetum, nombre que tiempo más tarde derivó en el actual nombre de Vannes. Esta hermosa ciudad se encuentra situada en la orilla septentrional del Golfo de Morbiham, en la desembocadura del río Marle a 15 km del Océano Atlántico.

Vannes, Bretaña Francesa, Francia

En Vannes se encuentran unas bonitas casas de entramado de madera de varios colores del siglo XV.

Vannes, Bretaña Francesa, Francia

Por encima de los tejados de las casas emerge una de las torres de la catedral de San Pedro, situada sobre la colina de Mené

Vannes, Bretaña Francesa, Francia

La reconstrucción de la antigua catedral románica se realizó en el siglo XV, ya que se quedó demasiado pequeña para el peregrinaje de la época a la tumba de San Vicente Ferrer, fallecido en Vannes en 1419 y enterrado en el coro de la catedral. En el siglo XIX, la fachada occidental se volvió a reconstruir en estilo neogótico.

catedral de San Pedro, Vannes, Francia
Catedral de San Pablo
El interior de la catedral contiene numerosos lienzos de vivos colores.

catedral de San Pedro, Vannes, Francia

catedral de San Pedro, Vannes, Francia

Al salir de la catedral seguimos caminando por sus bonitas calles hasta llegar a las afueras de las murallas, donde se encuentra un bello y colorido parque.

Vannes, Bretaña francesa, Francia

Rochefort En-Terre

En medio de las Landas y los bosques, Rochefort En-Terre se yergue sobre un peñasco rocoso. Este pueblo con sus casas de los siglos XVI y XVII es uno de lo más bonitos de la Bretaña Francesa.

Es un pueblecito realmente encantador con calles engalanadas de flores en las que se encuentran tiendas, galerías y talleres de artistas.

Rochefort En-Terre, Bretaña Francesa

Sus callejuelas adoquinadas junto con las casas medievales de la encantadora plaza del Puits, y de la calle Saint Michel, hacen que te traslades a un pueblo de cuento.

Rochefort En-Terre, Bretaña Francesa

Visitamos la iglesia de Notre-Dame-de-la-Tronchaye, que según cuenta la leyenda, en el siglo XII, una pastora encontró una estatua de madera de la Virgen con el niño en el tronco de un árbol hueco, haciendo que se construyera en el lugar la citada iglesia, dándole además su nombre, de hecho el término "Tronchaye" viene de la palabra "tronco".

Rochefort En-Terre, Bretaña Francesa

El interior de la iglesia es pequeña y acogedora, la cual se haya iluminada por su coloridas vidrieras y numerosas velas que aquí se encuentran, creando un ambiente especial.

Rochefort En-Terre, Bretaña Francesa

Rochefort En-Terre, Bretaña Francesa

Seguimos paseando y deleitándonos de este maravilloso pueblo con algunas de sus casas forradas de vegetación, dándoles un toque de color y encanto. Pasear por este pueblo también es un deleite para el olfato, ya que de las pastelerías sale un delicioso olor procedente de los hornos, en los cuales elaboran unos dulces y apetitosos pasteles.

Rochefort En-Terre, Bretaña Francesa

En verano la ciudad es totalmente peatonal. ¡Qué maravilla!.

Rochefort En-Terre, Bretaña Francesa

Josselin

El precioso y encantador pueblo de Josselin se encuentra ubicado en unos bellos canales de aguas tranquilas, además de estar rodeado por frondosos bosques que han dado lugar a numerosas leyendas de hadas. Este hermoso pueblo fue fundado en el siglo XI, y en sus calles se encuentran coloridas casas medievales con entramado de madera del siglo XVI, aunque todas ellas fueron restauradas en el año 2006.

Josselin, Francia

Es un placer deambular por la callejuelas llenas de encanto de este pequeño pueblo de cuento.

Josselin, Francia

Josselin, Francia

Nos acercamos a visitar la basílica de Nuestra Señora de la Zarza, templo gótico del siglo XI en el cual se realizaron algunas reformas en el siglo XV.

Basílica de Josselin, Francia

En el interior se funde la piedra de sus columnas con la madera de sus techos abovedados.

Basílica de Josselin, Francia

Las coloridas vidrieras llenan de luz el interior del templo.

Basílica de Josselin, Francia

El ambiente mágico de este lugar se siente en sus calles, en las cuales encontramos un cartel haciendo referencia a las hechiceras y hadas que habitan en este bello rincón de Francia. ¿Estarán escondidas en los bosques sombríos de alrededor?.

Josselin, Francia

Castillo de Josselin, Francia

A las afueras del pueblo, en la orilla del río Oust se encuentra un formidable castillo construido a principios del siglo XII en estilo gótico flamígero.

Castillo de Josselin, Francia

El castillo se ve difuminado en el espejo de agua del río Oust.

Castillo de Josselin, Francia

El atardecer aquí es único, con el castillo y el pueblo de Josselin reflejados en las aguas ahora doradas. Una de las estampas más hermosas de la Bretaña Francesa.

Castillo de Josselin, Francia


* Sigue aquí el diario de la Bretaña Francesa en autocaravana