Diario de un viaje por la Bretaña Francesa en autocaravana

Nuestra primera experiencia viajando en autocaravana nos proporcionó una de las mejores experiencia de nuestra vida, un viaje que realizamos por Suiza y Francia a nuestro aire. Así que, cuando nuevamente se nos presentó la oportunidad de volver a realizar un viaje en autocaravana, no lo dudamos, y elegimos esta ruta por la Bretaña Francesa. A lo largo de los 13 días que ha durado este viaje hemos conocido una de las regiones más bonitas de Francia, tierra de leyendas, pueblos medievales llenos de historia e insólitos paisajes es lo que ofrece este destino que os recomendamos si no lo conocéis. A continuación os dejamos las etapas de esta ruta.

Ruta, coche, autocaravana, Bretaña Francesa

ETAPAS: RUTA POR LA BRETAÑA FRANCESA

Antes de comenzar con la ruta, deciros que durante todo el viaje nos alojamos en campings, algunos de ellos municipales. Si estás pensado próximamente realizar un viaje por la Bretaña Francesa y te mueves en coche, informaros que el alojamiento no está caro y al haber bastante donde elegir (casas rurales, hoteles, y apartamentos) los precios son muy variados.


Ahora sí, pasamos a contaros este apasionante viaje por la Bretaña Francesa a bordo de una autocaravana. Partimos de Madrid, un recorrido de 542 kilómetros que tiene como primera parada las Landas, más concretamente la pequeña localidad de Labenne, situada en la región de Aquitania. Elegimos el camping resort Sylvamar para pernoctar la primera noche sobre todo por el entorno que le rodea y por sus playas de arena fina.

Día 1: Clisson

Evitando en todo momento las autopistas, desde las Landas nos volvemos a poner en marcha recorriendo otros 542 kilómetros hasta llegar a Clisson, un pueblo francés con influencias italianas. Este pueblo se sitúa a 40 kilómetros al sur de Nantes y pertenece a la región del Loira. Un pueblo precioso que recorrimos tranquilamente, pernoctando esa noche en su camping municipal.

Pueblo de Clisson, Francia

Día 2: Vitré y Fougerés

El tercer día de viaje, ahora sí, llegamos a la Bretaña Francesa. 200 kilómetros desde Clissón para visitar las preciosas villas medievales de Vitré y Fougerés. Una vez damos por concluidas las visitas ponemos rumbo a la región de Normandía para conocer el Monte Saint-Michel. Son 46 kilómetros desde Fougerés y aquí pernoctamos durante dos noches en el camping en Le Mont Saint-Michel, situado a 2 kilómetros de esta abadía.

Vitré

Día 3: Monte Saint-Michel (Normandia)

Nos adentramos en Normandia para visitar uno de los monumentos más mágicos de estas tierras. Localizado en el centro de una bahía el fascinante y mágico Monte Saint-Michel se levanta sobre un promontorio rocoso dominando el horizonte. Sin duda, un lugar al que merece la pena dedicarle un día entero visitando la ciudadela y su abadía, disfrutando del ambiente de sus calles y sobre todo del espectáculo natural que ofrece la subida de la marea.

Monte Saint-Michel, Normandía, Francia

Día 4: Dol de Bretagne, Saint-Malo y Dinan

Nos ponemos nuevamente en camino, dejando atrás este misterioso lugar lleno de leyendas para dirigirnos nuevamente a la Bretaña Francesa, una región llena de encantadores pueblos como los de Dol-de-Bretagne, Saint Malo y Dinan. La noche la pasamos en el Camping municipal Chateaubrian de Dinan.

Pueblo medieval de Dinan, Bretaña Francesa

 Si quieres más información puedes leer el articulo que escribimos de los pueblos de la Bretaña Francesa, un viaje de tradiciones y leyendas

Día 5: La costa Esmeralda: Cabo Fréhel y Fort la Latte

Nuestra siguiente etapa discurre por la Costa Esmeralda, entre el Cabo Fréhel y Fort la Latte. Decidimos primero visitar el Fort la Latte, un castillo del siglo XIV ubicado sobre un acantilado. El trayecto que nos separa del Cabo Fréhel lo podemos realizar por carretera o bien andar 4 kilómetros por un sendero que transcurre entre preciosos paisajes y magníficas vistas de la costa. Nosotros optamos por hacer este camino andado y os recomendamos hacerlo, ya que merece mucho la pena. La noche la pasamos en el camping Le Cap Horn Cap des Iles en Plouezec.

Cabo Fréhel, Bretaña Francesa

Día 6: La abadía de Beauport, Pontrieux y Tréguier

A 4 kilómetros del camping donde pernoctamos se encuentra la enigmática abadía de Beauport. Esta abadía fundada en el año 1202 en estilo gótico fue uno de los puntos de salida de los peregrinos bretones que seguían el Camino de Santiago. Mantuvo su prosperidad durante los siglos XIII y XIV, hasta que a finales del siglo XVII y principios del XVIII se fue abandonando, siendo clausurada en el año 1790. A pocos kilómetros de la abadía se encuentra la Pointe de l'Arcouest, un pequeño puerto desde donde salen los barcos cada 30 minutos dirección a la Ilé de Bréhat. Una bonita excursión que nos recomendaron pero que nosotros al final no realizamos.

Abadía de Beauport

Desde aquí nos acercamos a visitar los preciosos pueblos de Pontrieux y Tréguier, terminando el día en el Sillón de Talbert, una curiosidad geológica que se adentra en el mar 3 kilómetros. Hicimos noche muy cerca de esta lengua de tierra, más concretamente en el camping Port la Chaine en Pleubian.

Sillón de Talbert

Día 7: La costa de granito rosa

Este día iba a ser bastante tranquilo. Nos dirigimos desde Pleubian a la costa de granito rosa donde prácticamente estuvimos el día entero disfrutando de este espectacular paraje que no os podéis perder. Recorrimos casi 5 kilómetros del Sendero de los Aduaneros que bordea la costa, desde Perros-Guirec hasta Ploumanach. Al final de la tarde decidimos recorrer los 118 kilómetros que nos separaban de nuestro siguiente destino, la Península de Crozon, donde pernoctamos en el Camping Panoramic situado en Telgruc Sur Mer.

Costa granito Rosa, Bretaña Francesa

Día 8: Locronan

Por la mañana recorrimos la Península de Crozon y a eso del mediodía nos dirigimos al precioso pueblo de Locronan. Un pueblo que hay que disfrutarlo tanto de día como de noche, así que dejamos aparcada la autocaravana en el camping municipal y pasamos lo que nos quedaba del día disfrutando de este pueblo.

Locronan, Bretaña Francesa, Francia

Día 9: Quimper y Pont-Aven

Desde Locronan nos separan 130 kilómetros hasta nuestro siguiente destino, los alineamientos de Carnac, pero antes hicimos unas visitas a dos pueblos preciosos Quimper y Pont-Aven. La noche las pasamos en un camping privado cerca de Erdeven.

Pont_aven, Bretaña Francesa. Francia
Pont-Aven

Día 10: Alineamientos de Carnac y las costas de Morbihan y Quiberón

La mañana la dedicamos a visitar un buen número de alineamientos como los de Kerzerho, Carnac y los dólmenes de Crucuno y Kerhellegan. Durante el resto del día visitamos la costa salvaje de la península de Quiberón, una lengua de tierra que se adentra en el mar unos 14 kilómetros con impresionantes acantilados y playas, y el golfo de Morbihan, salpicado de pequeñas islas donde pasamos una noche en el Camping Penboch.

menhires de Carnac, Francia

Día 11: Vannes, Rochefort-en-Terre y Josselin

En nuestro último día por tierras bretonas visitamos los encantadores pueblos de Vannes, Rochefot-en-Terre y Josselin, concluyendo esta increíble ruta por la Bretaña Francesa, pero antes pernoctamos la última noche en el camping municipal de Josselin.

Vannes, Bretaña Francesa. Francia
Vannes

Día 12: La gran duna de Pyla

Regresando a Madrid, realizamos la última parada en la región de Aquitania, más concretamente en la Gran Duna de Pyla o Pilat, un pequeño desierto entre el mar y el bosque, pernoctando esta última noche en el camping Panorama du Pyla.

Duna de Pyla, Aquitania Francia

Seguro de viaje

Nosotros siempre viajamos con seguro por muchas razones, aunque sabemos que con la tarjeta sanitaria en tema de salud puede ser suficiente, en el caso de robo, pérdida de equipaje o que tengamos que regresar urgente, el traslado no lo cubre la tarjeta sanitaria, y por poco dinero viajamos más tranquilos. Nosotros confiamos en el seguro de viaje IATI. Así que sí necesitas contratar un seguro, no busques más, porque solo por ser lector de Mis viajes y sensaciones tienes un descuento del 5%

Publicar un comentario

12 Comentarios

  1. Como me gusta Francia!!! la bretaña es una maravilla y Normandía también (de hecho le Mont Saint Michel pertenece a Normandía) y es una auténtica pasada...
    Muchas gracias por esta fantástica entrada, da gusto recordar tantos lugares tan bonitos...
    Un besito,

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Trini. Tienes toda la razón, el Monte Saint Michel pertenece a Normandía, pero todos los que visitamos esta región no dejamos de acercarnos a este monasterio.

      Un saludo Belén y Ramón

      Eliminar
  2. La verdad es que la ruta es preciosa. Hace ya un tiempo que intento programar un viaje a Bretaña y Normandía y no acabo de encontrarle lugar en el calendario. Eso si, pillaría un vuelo y alquilaría un coche una vez allí. Me guardo las etapas, porque la verdad es que tu ruta tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jordi. Nosotros volveríamos con los ojos cerrados. Incluso estamos pensando realizar otra ruta por la Bretaña, pero esta vez dedicando la mitad del tiempo a Normandia. Saludos

      Eliminar
  3. Wow, que belleza de lugares y ese Mont St Michel... madre mía lo tengo en mente desde que escuché la canción de Mike Oldfield dedicada a él... Ya entonces me dije: este sitio tiene que ser especial y cuando vi por primera vez una foto... Buf.
    Viajazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Keral. En esta ruta por la Bretaña Francesa, pasando tan cerca del Monte Saint-Michel, no podíamos dejar de visitarlo. Es un lugar mágico, tanto de día como de noche y el entorno espectacular. Saludos

      Eliminar
  4. Mira que hemos hablado veces de hacer un viaje en autocaravana, alquilarla y ver que tal... pero al final solamente para dos nos parece que estamos mejor en un hotel, yo soy comodona y el tiempo del camping y similares lo dejé atrás hace tiempo. Pero la ruta....¡¡¡guauuuuu!!! Preciosa, de verdad. Para no organizar nada y seguir sin más vuestros pasos. Gracias por compartirlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cristina. Los viajes que hemos realizado en autocaravana por Suiza y la Bretaña han sido por que mis padres se habían comprado una, y cuando ellos no viajaban la usábamos nosotros. Una forma de viajar que nos apasiona y donde hemos podido sentir la total libertad, y que no dudaríamos en repetir. Incluso estamos pensando en un futuro comprarnos una pequeñita para viajar. Saludos

      Eliminar
  5. Muchas gracias por el post. Es realmente sensacional. En 2011 tuve la oportunidad de recorrer la región bretona y visitar muchos de los lugares que habéis mencionado (el cabo Fréhel, Dinan, Saint-Malo y Dol-de-Bretagne, donde estuve hospedado) y en cierto modo me habéis hecho viajar en el tiempo. Sencillamente genial!

    Por cierto, si os apetece os dejo aquí mi blog donde encontraréis también lugares sensacionales de Europa: www.lepetitjardindepablo.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pablo, cuanto nos alegra que te haya gustado. Ahora mismo me paso a conocer tu blog. Saludos

      Eliminar
  6. Elegísteis una ruta maravillosa.Nosotros estamos preparando nuestra primera ruta en autocaravana y hemos elgido, precisamente, ésta. Tenemos pensado pernoctar y utilizar los sevicios de las áreas para autocaravanas,que no sé si coincidirán con los lugares que habeis elegido vosotros.
    En fin, un post muy bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa, la Bretaña es preciosa y viajando en autocaravana toda una experiencia. Nosotros pernoctamos siempre en campings, no lo hemos hecho nunca en áreas para autocaravanas, aunque por esa zona no vais a tener ningún problema

      Eliminar