Como amante que soy de las catedrales góticas no podía dejar pasar la oportunidad de visitar una de las más emblemáticas y fascinantes que existen en Francia y en el mundo. Se trata de la Catedral de Chartres (declarada Patrimonio Cultural por la UNESCO en el año 1979), un templo que junto a su emplazamiento esconde multitud de enigmas. Pero la misma ubicación de la catedral no parece casual, ya que antes de erigirse este templo, en el lugar existían unos dolmenes junto a un pozo sagrado de unos 33 metros de profundidad. Y es que el cerro donde se asienta la catedral de Chartres es uno de esos lugares donde el hombre desde tiempo remotos ha sentido la presencia de lo inefable o divino.

Historia de la Catedral de Chartres

Desde el año 360 varios templos se fueron construyendo en el lugar, hasta que a principios del siglo XIII se iniciaron las obras del actual templo gótico. Su construcción se terminó en el año 1260 y aún conserva del anterior templo románico la cripta en la cuál se encuentra enclavado el antiguo pozo sagrado, además de la fachada oeste con el Pórtico Real.

Fue este un curioso período en la historia de Francia, ya que a finales del siglo XII con la construcción de la Basílica de Saint-Denis en París, se inició el sorprendente arte gótico, que hacía que los templos ganasen en esbeltez además de llenar de luz el interior de estas catedrales, luz procedente de las hermosas vidrieras. El simbolismo es una parte importante de las catedrales góticas y más concretamente de un conjunto de ellas, a la cual pertenece la Catedral de Chartres. En el condado de Champaña se erigieron un conjunto de catedrales cuya disposición sobre el mapa recrea la forma del rombo central de la constelación de Virgo. ¿Casualidad?, desde luego que no, ya que la Catedral de Chartres correspondería a la estrella Spica, la de Reims a la estrella Zeta Virginis, la de Amiens a la estrella Delta Virginis, la de Bayeaux a la estrella Gamma Virginis y la de Evreux a la estrella Teta Virginis.

Una característica única de esta catedral son sus dos torres de la fachada principal, diferentes en altura y en estilo. Una de ellas mide 106 metros y es de estilo románico, y la otra mide 115 metros y es de estilo gótico.


El simbolismo de la Catedral de Chartres

La Catedral de Chartres por sus proporciones, orientación, y simbolismo parece haber sido construida con la secreta intención de iluminar y elevar el alma humana. Una de estas claves es la ley del número de oro o número áureo que rige las proporciones y todas las distancias entre los pilares y longitudes de la nave de la catedral, además los cruceros son múltiplos de este misterioso número algebraico (1,6180..)

Ahora haremos un recorrido por algunas de las portadas de la catedral, comenzando por la de la fachada sur. En su pórtico central el escultor creo una escena general que inspira compasión divina, ya que Cristo es representado en el tímpano con rasgos amables, siendo conocida esta figura como el Beau Dieu.


Catedral de Chartres, Francia
Catedral de Chartres, Francia
Fachada sur
En la fachada norte, el pórtico central muestra la imagen de la Virgen junto con figuras de santos y ángeles, además de una arquería que simboliza el Palacio Celeste. Esta fachada, al igual que las otras fachadas de la catedral, luce un hermoso rosetón símbolo característico de la arquitectura gótica, representando por un lado al sol y por otro a la rosa. Los rosetones también son diagramas que representan simbólicamente el microcosmos y el macrocosmos.

Catedral de Chartres, Francia
Catedral de Chartres, Francia
Fachada norte

Catedral de Chartres, Francia

La característica fundamental del arte gótico es la utilización del arco apuntado y la bóveda de crucería, prescindiendo de los muros para reemplazarlo por vidrieras, dándole así a los templos más esbeltez, altura y luminosidad. Esto lo podemos apreciar en la nave central de la catedral de Chartres, obra maestra del gótico, donde se suprimen por primera vez las tribunas y se articula el muro en tres niveles, correspondiendo el inferior a las arcadas que separan las naves, el central al triforio y el superior a la galería de ventanas.

Interior Catedral de Chartres, Francia

Algo realmente sorprendente ocurre todos los años en la catedral de chartres, más concretamente el 21 de Junio, primer día del solsticio de verano. A las 12.00 en punto de este día, el primer rayo de sol del mediodía atraviesa un pequeño orificio circular practicado en el vitral de San Apolinar, iluminando una baldosa del enlosado diferente al resto, dando en una pequeña marca que se encuentra en uno de los laterales de dicha losa. Un prodigioso y mágico espectáculo de luz del que fue testigo el escritor Louis Charpentier, y que describe magníficamente en su libro "El enigma de la catedral de Chartres".

Interior Catedral de Chartres, Francia

Las vidrieras de la catedral de Chartres iluminan y llenan de color el interior del templo, creando una atmósfera mágica. Además, el número de figuras o de formas abstractas representadas en ellas es simbólico, ya que los cuadrados simbolizan al mundo terrenal o a los cuatro elementos y los círculos representan la vida eterna.

Interior Catedral de Chartres, Francia

Interior Catedral de Chartres, Francia

Otro elemento simbólico que caracteriza a la catedral de Chartres es su laberinto, una composición de dieciséis metros de diámetro y 264 metros de recorrido a través de once círculos concéntricos grabados en el suelo. Una de sus múltiples curiosidades es la circunferencia del laberinto de 131 pies, casi exactamente el mismo tamaño que el de la vidriera del lado oeste. La función del laberinto simboliza la búsqueda interior que nos llevará al mismo centro, lugar donde se encuentra la esencia divina. Tenemos otros ejemplos de catedrales francesas que contienen en su interior un enigmático laberinto, como son la de AmiensBayeux y Mirepoix, haciendo también una reseña a la catedral de Reims, la cual antaño también contaba con un laberinto en su interior.

Laberinto Catedral de Chartres, Francia

En el libro "El misterio de las catedrales" de Fulcanelli se encuentran escritas una líneas que pueden aplicarse a esta preciosa catedral.

Santuario de la tradición, de la ciencia y del arte, la catedral gótica no debe ser contemplada como una obra únicamente dedicada a la gloria del Cristianismo, sino más bien como una vasta concreción de ideas, de tendencias y de fe populares, como un todo perfecto al que podemos acudir para tratar de conocer el pensamiento de nuestros ancestros, sea en el campo religioso, laico, filosófico o social.

Interior Catedral de Chartres, Francia

Interior Catedral de Chartres, Francia

Al atardecer la catedral va cambiando de tonalidad creando un momento mágico incomparable, pero la magia no termina aquí, pues al caer la noche la catedral se ilumina regalándonos una estampa maravillosa.

 Catedral de Chartres, Francia

Catedral de Chartres, Francia

La catedral de Chartres como muchas otras catedrales góticas nos puede servir como vehículo al templo interior de cada uno, un viaje interior que tan bien describe Louis Gillet:

El hombre se olvida por vez primera, se arranca de sí mismo, lo abandona todo para seguir sus voces, confundirse con la ola inmensa que la arrastra. Se pierde y encuentra el universo.

(Extracto cogido del libro "El mensaje de los constructores de catedrales" de Christian Jacq y Francois Brunier).


Mis viajes y sensaciones | Descubriendo el casco histórico de Chartres



Relatos de otros viajeros #Postamigos

Monuments Arquitectes I Raigs Solar - del blog Pedraforca