Ruta de los dinosaurios, un viaje a través del tiempo en la Sierra de la Demanda

Hay un lugar en el suroeste de la provincia de Burgos, en plena Sierra de la Demanda, donde las huellas de un pasado remoto aún están al alcance de nuestra vista. Son las huellas de unos dinosaurios que vivieron hace millones de años, cuando el ser humano aún no existía en la Tierra, un escenario muy diferente al mundo de hoy en día, no sólo en lo que respecta a la fauna, sino también geográficamente. Desde mediados del siglo XIX gracias a los trabajos concienzudos de los paleontólogos hemos podido reconstruir en cierta medida ese mundo tan lejano en el tiempo.

Yacimiento de la Pedraja, Mambrillas de Lara
Yacimiento de la Pedraja

Viajar por este rincón de la provincia de Burgos que se extiende desde Cubillejo de Lara hasta Regumiel de la Sierra nos permitirá realizar una ruta conocida como Tierra de los Dinosaurios, donde a través de varios yacimientos de icnitas (huellas fósiles) descubriremos diferentes tipos de huellas pertenecientes a varias especies. Todo este conjunto de huellas fueron impresas hace aproximadamente 144 millones de años cuando los mares y continentes estaban distribuidos de una manera muy diferente a como están hoy en día. En aquella época la península Ibérica era una isla bajo un clima subtropical, donde al oeste se encontraba el océano Atlántico y al este el mar de Tetis, el antecedente del mar Mediterráneo.

Esta ruta se completa con el Museo de Dinosaurios situado en la población de Salas de los Infantes, un recinto que con sus exposiciones y piezas fósiles se complementa a la perfección con las huellas de los yacimientos, haciendo de esta ruta un auténtico viaje hacía esa época prehistórica donde los dinosaurios campaban a sus anchas.


Yacimiento de las Sereas 7, Quintanilla de las Viñas

Imaginemos que tenemos una máquina del tiempo y que viajamos a este mismo lugar pero 144 millones de años atrás. Aquí se encontraba un gran lago de aguas pocos profundas rodeado de bosques de coníferas, en cuyas orillas transitaban varias especies de dinosaurios. Había saurópodos, unos gigantescos cuadrúpedos herbívoros, y también terópodos, unas criaturas carnívoras y bípedas que llegaban a alcanzar una gran velocidad. También es muy probable que por los alrededores de este gran lago caminasen ornitópodos, criaturas herbívoras que tenían unas patas de tres dedos que se asemejaban mucho a las de las aves.

Yacimiento de icnitas, Burgos

El transitar de estos fantásticos animales ha quedado reflejado a través de sus huellas en este extenso yacimiento donde se encuentran 60 icnitas pertenecientes a estos dinosaurios ya descritos. Entre las huellas de los saurópodos hay que destacar un rastro muy bien conservado donde se aprecia como uno de estos dinosaurios realizó un giro marcando los cuatro dedos de sus patas traseras yendo hacía delante, una característica muy singular de las huellas saurópodas.

Yacimiento de icnitas, Burgos

Yacimiento de la Pedraja, Mambrillas de Lara

Lo primero que nos llamará la atención al acercarnos al yacimiento de la Pedraja es la maqueta de un gran saurópodo, cuya presencia nos transportará de inmediato a ese lejano tiempo en el que se pasaba del periodo Jurásico al Cretácico, todo esto hace unos 144 millones de años. Este saurópodo que nos recibe es más concretamente un Aragosaurus, un dinosaurio herbívoro de casi 18 metros de longitud que vivió en las cercanías de la costa del mar de Tetis. Longitudinalmente la maqueta mide algunos metros menos que la especie original, ya que mide unos 12,5 metros de largo y tiene casi 4 metros de altura.

El descubrimiento hace más de 30 años de este tipo de dinosaurio en la comunidad autónoma de Aragón (de ahí su nombre) confirmó la teoría de que hace millones de años todos los continentes estaban unidos, formando un gran continente unificado conocido hoy en día con el nombre de Pangea. Esta confirmación viene dada porque parientes cercanos al Aragosaurus también vivían en zonas muy lejanas como América del Norte o el este de África, ya que estos dinosaurios no podían haber nadado atravesando los océanos.

Yacimiento de icnitas, Burgos

El yacimiento de la Pedraja es en realidad uno de los extremos de un extenso yacimiento de 5 kilómetros de largo en el que se conservan, en mayor o menor medida, más de un millar de huellas repartidas en 14 afloramientos rocosos. En este yacimiento en el que nos encontramos se han registrado 123 icnitas de diferentes especies de dinosaurios, que al igual que en el yacimiento de las Sereas, fueron formadas por terópodos, saurópodos y ornitópodos, siendo las huellas de los segundos las más abundantes en este yacimiento. Algunas de las huellas al no ser muy visibles han sido marcadas por los investigadores rodeando su contorno con pintura.

Yacimiento de icnitas, Burgos

Yacimiento de las Tenadas de Costalomo

En lo alto de una colina se encuentra el yacimiento de Costalomo, uno de los más singulares por la característica de sus huellas ya que estas se encuentran en relieve debido a que sobresalen del estrato de arenisca en las que se encuentran conservadas. La manera en la que se han preservado estas huellas es lo que las hacen tan especiales, pues a diferencia del resto de icnitas que quedaron impresas en la roca, éstas se han preservado como un molde, pudiéndose apreciar detalles tan excepcionales como la morfología del dedo y la garra.

Este tipo de huellas ha sido posible gracias a que hace millones de años un dinosaurio terópodo hundió sus pies en el fango contactando con las arenas inferiores formando un molde en el barro. Estos moldes posteriormente fueron cubiertos por nuevas arenas que iban rellenando las huellas y que con el tiempo se fueron consolidando, llegando éstas a soldarse con la capa de arenas inferiores, preservando de esta manera estas fantásticas huellas en relieve. Con el paso del tiempo la erosión dejó al descubierto estas huellas únicas, ya que no tienen parangón en ninguna otra parte del mundo.

Yacimiento de icnitas, Burgos

Yacimiento de El Frontal, Regumiel de la Sierra

A las afueras del pueblo de Regumiel de la Sierra, en un afloramiento de areniscas, se encuentran impresas 86 icnitas que han dado pie al yacimiento de El Frontal, donde gracias a la Fundación del Patrimonio Histórico se ha instalado un vallado de madera para proteger tan preciado tesoro paleontológico. Al igual que en el yacimiento de la Pedraja nos encontraremos con la reproducción de un dinosaurio, esta vez un iguanodóntido de 9,5 metros de largo y más de 3 metros de altura, ya que la mayoría de las huellas de este yacimiento pertenecen a esta familia de dinosaurios. Los iguanodóntidos están conformados por una gran variedad de especies cuya locomoción podía ser bípeda o cuadrúpeda, según la especie, siendo el más conocido el iguanodon.

Yacimiento de icnitas, Burgos

Es probable que estas huellas de iguanodóntidos pertenezcan a una misma especie, destacando de este conjunto dos rastros de cuadrúpedos de "pies" tridáctilos. Las rocas areniscas en las que se hayan estas huellas son muy abundantes en la comarca, cuyo origen proviene de antiquísimos depósitos de arena de hace 125 millones de años formados por los cauces de grandes ríos. Esta gran cantidad de rocas areniscas a deparado nuevas sorpresas con el descubrimiento de 2.100 icnitas, las cuales han sido encuadradas dentro del yacimiento El Frontal 2, cerca también de Regumiel de la Sierra, lo que le ha llevado a este yacimiento de icnitas a ser uno de los mas grandes del mundo.

Yacimiento de icnitas, Burgos

Museo de los dinosaurios, Sala de los Infantes

Como complemento a todos estos yacimientos tenemos la posibilidad de acercarnos hasta la población de Sala de los Infantes donde se encuentra el Museo de los dinosaurios. Aquí se encuentran una buena cantidad de fósiles procedentes de las excavaciones realizadas en la comarca de Salas de los Infantes, convirtiéndose esta colección con el tiempo en una de las más completas de España. La abundante información está asegurada con un gran número de ilustraciones y paneles informativos, todo muy bien ambientado con la presencia de estatuas de dinosaurios, maquetas, reconstrucciones y audiovisuales.

Museo de los Dinosaurios, Sala de los Infantes

El museo además de fósiles de dinosaurios también cuenta con fósiles de cocodrilos, tortugas, peces y hasta con varios ejemplares de flora fósil, reconstruyendo todos estos hallazgos el ecosistema mesozoico de hace 125 millones de años. Todo esto que hemos mencionado pertenece a la sala de paleontología, pero el museo también cuenta con una sala de arqueología formada con piezas que abarcan desde la época prehistórica hasta la edad media. Un recorrido histórico donde veremos la evolución de las comunidades humanas que en estas tierras habitaron, desde los primeros nómadas hasta las poblaciones feudales, pasando por las primeras comunidades sedentarias y hasta por el gran imperio romano.

Museo de los Dinosaurios, Sala de los Infantes

Información, horarios y tarifas:

- Dirección: Plaza Jesús Aparicio - Sala de los Infantes (Burgos)

- Horario: De martes a Viernes de 10 a 14 y de 16.30 a 19.30. Sábados de 10.30 a 14.30 y de 17 a 20. Los domingos de 10.30 a 14.30

- Tarifas: Entrada general 2.50€; Reducida 1,5€; Los miércoles la entrada es gratuita.
Para más información visita la web de la Museo de los dinosaurios

Dónde Dormir en la Sierra de la Demanda

Si tu idea es pasar unos días en la Sierra de la Demanda te recomiendo que te alojes en el Hotel Rural Doña Sancha situado en Covarrubias. Un hotel con mucho encanto que cuenta con un emplazamiento ideal para visitar muchos más lugares interesantes de la zona, incluso para realizar esta ruta de los dinosaurios. Puedes obtener más información de este hotel en el artículo que escribimos sobre él: Hotel rural Doña Sancha

Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. Había leidó acerca de varios yacimientos en Aragon, pero jamás de este existente en la sierra de la Demanda. La verdad es que las pisados de los saurios dan bastante el pego y es un tema que suele gustas mucho a los niños.Lástima que estos dinosaurios que tienen expuestos no sean móviles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros hace bastantes años estuvimos en los yacimientos de icnitas que hay en La Rioja, pero en Aragón la verdad que no sabía que hubiera o no me acuerdo si lo he leído en algún momento. Pero estos de la Sierra de la Demanda están muy bien.

      Eliminar
  2. Leí sobre este lugar hace unos meses, la verdad es que no tenía ni idea que hubiese algo así en Burgos. Una visita interesante y otro motivo más para acercarnos por esas tierras.
    Un saludo y ¡feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año Maruxaina.La verdad que la provincia de Burgos guarda auténticos tesoros, cada vez que vamos descubrimos un sitio nuevo.

      Eliminar
  3. No tenia ni idea de este lugar, sin duda super interesante sobre todo para ir con mis ahijados que les encantan los dinosaurios, interesantes los yacimientos de las Sereas y Costalomo, ya se los voy a a enseñar cuando los vea para apuntarnos a hacer una ruta y dormir después en el hostal Dona Sancha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vas con tus ahijados le va a encantar. Es una ruta muy interesante tanto para niños como para mayores.

      Eliminar