La ciudad de Madrid ofrece innumerables rutas a pie para que conozcas sus principales monumentos, sus museos, sus restaurantes, sus plazas o sus jardines. Para facilitarte la visita, te proponemos esta ruta de un día por algunas de las plazas y monumentos más conocidos del centro de Madrid, comenzando este itinerario en la popular Puerta del Sol.

Plaza Mayor de  Madrid

1.- Puerta del Sol

A mediados del siglo XVIII se inició la construcción de esta plaza junto con la Casa de Correos, conocida en toda España por su reloj, encargado desde el año 1962 de dar las campanadas de fin de año, congregándose en la plaza miles de personas para comer las uvas y celebrar el año nuevo.

La plaza tomó su forma definitiva gracias a las obras que se realizaron entre el año 1857 y 1862, donde trabajaron los arquitectos Lucio del Valle, Juan Rivera y José Morer, añadiéndose en el siglo XX los jardines y la fuente.

Puerta del sol, Madrid

Además, la Puerta del Sol cuenta con otros dos puntos de interés, como son "La estatua del Oso y el Madroño" y el llamado "Kilómetro 0".

Justo debajo del conocido anuncio del "Tío Pepe", en la entrada de la calle Alcalá, se encuentra la estatua del Oso y el Madroño, símbolo de la ciudad. La estatua realizada en piedra y bronce en el año 1967 es obra del escultor Antonio Navarro Santafé.

El otro punto de interés es el conocido como kilómetro 0, punto donde comienzan las carreteras radiales de España, encontrándose reflejado en un placa al lado del edificio de correos.

Puerta del sol, Madrid

Desde la Puerta del Sol nos dirigimos por la Calle Arenal, una vía comercial y peatonal siempre muy animada de gente, sobre todo los fines de semana donde podremos disfrutar con los diferentes artistas callejeros que aquí se encuentran. Cantantes, bailarines, malabaristas o las singulares "estatuas vivientes" hacen que el espectáculo nunca falte en la calle.

Artistas callejeros, Madrid

Esta calle desemboca en la Plaza de Isabel II también conocida como "Opera", al encontrarse en ella el Teatro Real, y cruzando esta plaza llegamos a la Plaza de Oriente, donde se haya el Palacio Real, siguiente punto de nuestra ruta.

2.- Palacio Real

La construcción de este bello palacio comenzó en el año 1738 prolongándose las obras durante 17 años, siendo encargadas las obras al arquitecto Filippo Juvara, realizando los planos definitivos su discípulo Juan Bautista Sachetti. El edificio se inspira en los bocetos realizados por Bernini para la construcción del Louvre de París, siendo el Palacio Real más grande de toda la Europa Occidental. Durante las obras del palacio también participaron otros arquitectos como Ventura Rodriguez, al que se le debe la configuración de la Real Capilla, y Francesco Sabatini que se encargó de terminar la obra.

Palacio Real o Palacio de Oriente, Madrid

Es también conocido como el Palacio de Oriente, nombre que procede por su ubicación en la plaza del mismo nombre, ya que tanto la plaza como el palacio dan a este punto cardinal.

Palacio Real o Palacio de Oriente, Madrid

El palacio está rodeado por los jardines del Campo del Moro, que data de la Edad Media, y por los Jardines de Sabatini que fueron creados en el siglo XX.

Jardines de Sabatini Palacio Real, Madrid
Vista del Palacio Real desde los Jardines de Sabatini
El palacio es utilizado exclusivamente para recepciones, ceremonias y actos oficiales, siendo posible su visita mientras no coincida con los actos antes mencionados.

Horarios de visita: todos los días, incluidos domingos y festivos. De abril a septiembre de 10.00 a 20.00 y de octubre a marzo de 10.00 a 18.00; Precios>: la tarifa general es de 10€ y la reducida es de 5€ si tienes la tarjeta turística Madrid Card. Si quieres evitarte las colas puedes comprar online la entrada al Palacio Real pinchando en el enlace.

Justamente al lado del palacio se encuentra la Catedral de la Almudena.

3.- Catedral de la Almudena

Ya desde el siglo XVI hubo en la ciudad deseos de construir una catedral, pero no fue hasta el 4 de abril de 1883 cuando se puso la primera piedra, encargándose de la obra el arquitecto Francisco de Cubas, iniciando la construcción de la catedral en estilo negótico sobre una cripta románica. La duración de las obras se prolongaron durante más de cien años, interviniendo otros arquitectos como Juan Moya, Miguel de Olavaria, Enrique Repullés y Vargas, Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro, siendo el resultado final una catedral que mezcla varios estilos como el neoclásico en el exterior, el neogótico en el interior y el neorrománico en la cripta, inaugurándose definitivamente el templo en el año 1993.

La fachada principal se compone de un gran pórtico de columnata doble, siendo el piso inferior de inspiración toscana y el superior jónico. Este conjunto se completó con una hornacina barroca que cobija la imagen de la Virgen de la Almudena. Junto a la hornacina se colocaron cuatro estatuas, dos a cada lado, que representan a cuatro santos españoles, San Isidro Labrador, Santa María de la Cabeza, Santa Teresa de Jesús y San Fernando, realizadas por el escultor Ramón Chaparro.

Catedral de la Almudena, Madrid

Su interior neogótico tiene planta de tres naves más las capillas y el crucero, donde destaca la belleza del triforio con arcos apuntados cobijados por uno mayor.

Interior Catedral de la Almudena, Madrid

Nos sorprende ver como los rayos del sol atraviesan las vidrieras, llenando de color el interior de la catedral. El órgano, situado en el coro alto, fue construido por el organero Gerhard Grenzing, que hizo un trabajo realmente bellísimo. Consta de cuatro teclados más un teclado de pedal y tiene acoplamientos mecánicos y eléctricos.

Interior Catedral de la Almudena, Madrid

En el ábside se encuentran unas pinturas obra del pintor Kiko Argüello, que representan varias escenas de la vida de Cristo. Sobre las pinturas se encuentran siete vidrieras dedicadas a la palabra o Verbo de Dios, con su nombre en diferentes idiomas: latín (Verbum), griego (Logos), hebreo (Dabar), Siríaco (Melaj), ruso (Slovo) y español (Palabra), y en el centro el nombre de María.

Interior Catedral de la Almudena, Madrid

Horario: abierta de 9:00 - 20.30 y la entrada es gratuita

Continuamos por la calle Bailén dirección Puerta de Toledo, y después de cruzar la calle Segovia, a unos 400 metros, se encuentra la Real Basílica San Francisco El Grande.

4.- Real Basílica San Francisco el Grande

La basílica se construyó en la segunda mitad del siglo XVIII en estilo neoclásico partiendo de un diseño de Francisco Cabezas, siendo desarrollado por Antonio Pló y finalizado por Francesco Sabatini. Antonio Pló es autor de la cúpula, siendo la tercera más grande en forma circular de todo el mundo, por detrás de la del Panteón de Agripa y la de San Pedro del Vaticano, ambas en Roma. Mientras que la fachada principal y las dos torres son obra de Francesco Sabatini.

Basílica San Francisco el Grande, Madrid

Muchas veces hemos pasado por delante de este templo sin tener la oportunidad de conocer su interior, pero cuando tuvimos la oportunidad quedamos totalmente sorprendidos por su gran belleza, fruto de la profunda restauración que se inició en la basílica en el año 1879. La restauración fue aprovechada para decorar su interior, en un proceso que abarcó desde el año 1880 hasta el año 1889, en el que intervinieron varios artistas españoles especializados en pinturas murales y artes decorativas, como Casto Plasencia, José Casado del Alisal y Salvador Martínez Cubells. En esta reforma también tomaron parte algunos escultores como Mariano Benlliure, Ricardo Bellver y Jerónimo Suñol, por citar sólo algunos.

Interior Basílica San Francisco el Grande, Madrid

Interior Basílica San Francisco el Grande, Madrid

Horarios de visita: de 10.30 a 12.30 y de 17.00 a 19.00; Precio: Tarifa general 3€; reducida (parados, estudiantes, tercera edad y grupos) 2€

Desde la basílica nos dirigimos por la Carrera de San Francisco, y pasando la Plaza de los carros tomamos la Cava Baja, calle con multitud de restaurantes y tabernas dónde disfrutar de una rica gastronomía, como por ejemplo Casa Lucio, Viejo Madrid, Casa Lucas y el Txakoli, por citar solo algunos. Esta calle va a dar a la calle Segovia que a su vez enlaza con la calle Toledo, desde la cuál llegamos a la Plaza Mayor.

5.- Plaza Mayor

La Plaza Mayor situada en el corazón de Madrid se remonta al siglo XVI, cuando en este lugar se celebraba el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época la primera casa porticada que regulaba el comercio, siendo el origen de la actual plaza. En su construcción intervinieron varios arquitectos como Juan de Herrera y Juan Gómez de Mora, entre otros.

Desde hace casi 150 años, en esta plaza durante las navidades se celebra el mercado navideño, con multitud de puestos dónde se puede encontrar una gran variedad de adornos navideños, además de disfraces y máscaras de todo tipo.

Plaza Mayor, Madrid

Paseando por la plaza nos fijamos en la Casa de la Panadería, un edificio de cuatro alturas coronado en sus laterales por dos torres angulares. El arquitecto Juan Gómez de Mora fue el encargado de sus construcción, terminándola en el año 1619. En el año 1670 se encargó a los pintores Claudio Coello y José Jiménez Donoso la decoración interior y los frescos de la fachada.

Estos frescos fueron restaurados en 1914 por Enrique Guijo, además de los azulejos, hasta que en el año 1988 el Ayuntamiento de Madrid convocó un concurso público para realizar la decoración de la fachada, debido al gran deterioro que presentaban las pinturas realizadas por Enrique Guijo. El elegido para realizar estos frescos fue el pintor Carlos Franco, que representó en la fachada del edificio a personajes mitológicos como Cibeles, Proserpina, Baco o Cupido, y otras inventadas por el artista, relacionadas con la historia de Madrid y la Plaza Mayor, terminando la obra en el año 1992.

La casa de la Panadería. Plaza Mayor (Madrid)

Esta es sólo una de las rutas que ofrece la ciudad, pero si quieres realizar visitas guiadas, excursiones o tours por Madrid y alrededores, echa un vistazo a todas las actividades y excursiones que te ofrece la ciudad. Y si después de recorrer Madrid te apetece relajarte del ajetreo de la ciudad, puedes hacerlo en los baños árabes de Hammam Al Ándalus.

¿Buscas alojamiento en Madrid?

La zona más atractiva de Madrid es el distrito centro y, por tanto, donde se concentran la mayoría de las atracciones de la ciudad. Por lo que encontrar alojamiento no te resultará muy complicado, así que para ayudarte te dejamos esta selección de hoteles en Madrid.



Relatos de otros viajeros #Postamigos

Madrid - de diario de viaje de Kiana
Un día por el centro de Madrid - de Otra Mirada
Y otra vez Madrid por navidad - de Congelando historias