En tierras asturianas, como en tantos otros puntos de la geografía española, se encuentran numerosos vestigios del arte románico. Las primeras construcciones románicas tuvieron su origen en el siglo XI en Lombardía, Borgoña y Normandía, expandiéndose paulatinamente al resto de Europa e introduciéndose en España a través del Camino de Santiago. El arte románico, austero y sobrio de estas iglesias, ubicadas en muchos casos en valles silenciosos y apacibles, generó antiguamente un sentimiento de espiritualidad que aún hoy en día se respira. Así que, sin más preámbulos, comencemos nuestro recorrido por el románico asturiano, visitando en Villaviciosa la iglesia de Santa María de la Oliva.

Santa María de la Oliva

Esta iglesia es un ejemplo del románico tardío asturiano (siglo XIII), aunque incorpora los arcos apuntados y otros rasgos góticos. La escultura y decoración no abandona los patrones románicos.

Iglesia de Santa María de la Oliva, Ruta del románico, Asturias

Su fachada occidental tiene una gran portada de cuatro arquivoltas agudas sobre estatuas-columna con una escultura de la Virgen, y encima y cobijado bajo arco de medio punto se abre un gran rosetón con óculos lobulados de claro simbolismo solar y lumínico. La fachada se completa en la parte superior por una esbelta espadaña.

Iglesia de Santa María de la Oliva, Ruta del románico, Asturias

Iglesia de Santa María de la Oliva, Ruta del románico, Asturias

Hay otras dos portadas en los muros meridional y septentrional de talla más modesta.

Iglesia de Santa María de la Oliva, Ruta del románico, Asturias
Portada lateral
En la portada lateral sus capiteles están decorados con figuras de seres alados y figuras humanas.

Iglesia de Santa María de la Oliva, Ruta del románico, Asturias

En el capitel derecho se puede ver la figura de un personaje con su mano izquierda en la barbilla, en actitud pensativa. Y en el capitel izquierdo se ve otro extraño personaje. ¿Qué mensaje nos querrán transmitir estas figuras?.

Iglesia de Santa María de la Oliva, Ruta del románico, Asturias

Iglesia de Santa Eulalia de la Lloraza

Este templo debió construirse en los últimos años del siglo XII o comienzos del XIII y actualmente ofrece un magnifico aspecto, en gran medida por la restauración realizada por Luis Menéndez Pidal y Álvarez en el año 1950.

Iglesia de Santa Eulalia de la Lloraza, Ruta del románico, Asturias

Su arquitectura es de la máxima sencillez, una pequeña nave unida a una cabecera de muro plano y bóveda de medio cañón apuntado. En su ábside muestra un ventanal central de arquivoltas con dibujo zigzagueado de tradición anglonormanda sobre columnas con capiteles de motivos vegetales.

Iglesia de Santa Eulalia de la Lloraza, Ruta del románico, Asturias

Iglesia de Santa Eulalia de la Lloraza, Ruta del románico, Asturias

La portada principal cuenta con unas curiosas figuras en sus capiteles, por sus alas emplumadas y grandes ojos parecen ser imágenes de búhos, los cuales simbolizan la sabiduría. Estas figuras de búhos ya las hemos visto en otras iglesias románicas.

Iglesia de Santa Eulalia de la Lloraza, Ruta del románico, Asturias

Iglesia de San Salvador de Valdediós

Esta iglesia, conocida popularmente como "el Conventín", se alza en el valle de Valdediós, junto al monasterio de Santa María de Valdediós. Es un monumento representativo de la arquitectura asturiana posramirense que anuncia ya el estilo románico.

Iglesia de San Salvador de Valdediós, Ruta del románico, Asturias

No se tiene mucha certeza sobre cuando se erigió esta iglesia, atribuyéndose esta construcción al rey Alfonso III. De lo que no cabe duda es de la fecha de la consagración, efectuada bajo su reinado, quedando grabada en una lápida de mármol en la que se afirma que sucedió en el "SUB ERA DCCCCXXX", esto es en el año 930 de la era augusta, equivalente al año 892 de la era cristiana.

Iglesia de San Salvador de Valdediós, Ruta del románico, Asturias

El trazado de la planta responde al esquema basilical de tres naves, más ancha la central, constituidas por cuatro tramos de arcos de medio punto y rematadas en sus cabeceras por sendas capillas absidiales rectangulares. Las tres naves se cubren de bóvedas de cañón que cargan sobre los muros exteriores contrafuertados y sobre las dos arquerías que separan longitudinalmente las naves.

Monasterio de Santa María de Valdediós

Este monasterio cisterciense visualiza la impresionante evolución arquitectónica medieval realizada en tres siglos, los que van de finales del siglo IX, en el que se construye "el Conventín" prerrománico de San Salvador de Valdediós, y comienzos del siglo XIII, en el que se edifica la iglesia de Santa María de estilo románico evolucionado y estética cisterciense.

Monasterio de Santa María de Valdediós, Ruta del románico, Asturias

El monasterio se muestra como un monumental y austero edificio de tres amplias naves y poderosa cabecera triabsidial articulada por columnas y ventanas de medio punto.

Monasterio de Santa María de Valdediós, Ruta del románico, Asturias
Parte trasera del monasterio
La puerta occidental de la iglesia es un ejemplar imponente por sus grandes dimensiones y profusión decorativa donde se repite el conocido y habitual motivo asturiano del zigzagueado y dientes de sierra.

Monasterio de Santa María de Valdediós, Ruta del románico, Asturias

Los capiteles de la puerta occidental están decoradas con cabezas humanas envueltas en motivos vegetales, y en la parte de arriba podemos ver el característico ajedrezado jaqués.

Monasterio de Santa María de Valdediós, Ruta del románico, Asturias

Una especial mención merece el órgano, situado aprovechando el tercer arco de separación entre la nave central y la nave sur, que constituye, sin duda, una muy valiosa pieza de la organería barroca.

Monasterio de Santa María de Valdediós, Ruta del románico, Asturias

Está ruta del románico continúa con la iglesia de San Andrés de Valdebárzana.