En el corazón de los viñedos de Nantes, al borde del río Sévre se encuentra el precioso pueblo de Clisson de influencia italiana, el cual divisamos al contemplar a lo lejos la silueta de su castillo.

Pueblo de Clisson, Francia

Cruzamos el puente que atraviesa el río y que nos lleva al castillo, no sin antes contemplar reflejado en sus aguas las bonitas casas de este pueblo.

Pueblo de Clisson, Francia

El castillo de Clisson que se encuentra situado sobre un afloramiento rocoso, fue construido entre los S.XII - XVI, formado por un recinto poligonal flanqueado por torres circulares.

Castillo de Clisson, Francia

No muy lejos, se encuentra la iglesia de Notre Dame o de Nuestra Señora, construida entre los S. XIV - XV, siendo restaurada a principios y finales del S.XIX. El nuevo santuario de estilo neoclásico está fuertemente influenciado por la iglesia antigua de San Juan y San Pablo de Roma, siendo las formas del campanario y el ábside muy parecidas a las típicas iglesias italianas.

Iglesia de Notre Dame, Clisson, Francia

Iglesia de Notre Dame, Clisson, Francia

Clisson esconde románticos rincones en los cuales disfrutaremos de su belleza sosegada.

Pueblo de Clisson, Francia

Además Clisson cuenta con un maravilloso y evocador parque llamado La Garenne Lemont, en el cual transcurren plácidas las aguas del río Sévre, que reflejan como un espejo la abundante vegetación que lo rodea.

La Garenne Lemont, Clisson, Francia

La Garenne Lemont, Clisson, Francia