En el frondoso valle del Río Jarama, a 3 kilómetros del pueblo de Retiendas se encuentra uno de esos monasterios que tanto gustaban al poeta Gustavo Adolfo Bécquer, pues sin lugar a dudas, el monasterio abandonado de Bonaval encarna todo el ideario romántico del escritor. Sus piedras envueltas por la vegetación nos recuerdan en gran medida sus escritos sobre edificios abandonados, donde la nostalgia del pasado aflora en cada una de sus líneas. Su aislamiento a contribuido, al igual que a otros monasterios, a que sus piedras hayan caído en el olvido, aunque desde hace un par de años puede que esta situación cambie afortunadamente, pero antes contemos su historia.

Monasterio de Santa María de Bonaval, Retiendas, Castilla la Mancha, Guadalajara

La fundación de este monasterio se produjo a mediados del siglo XII, más concretamente en el año 1164, siendo uno de los primeros asentamientos de la orden del Cister en España. Fueron unos monjes procedentes del Monasterio de Santa María de Valbuena del Duero, en Valladolid, quienes eligieron este solitario y apartado lugar para llevar a cabo su vida contemplativa y de oración. En sus quehaceres diarios cultivaban la tierra, fabricaban herramientas y copiaban e ilustraban manuscritos, haciendo con ello una gran labor cultural en la Edad Media.

Monasterio de Santa María de Bonaval, Retiendas, Castilla la Mancha, Guadalajara

En las ruinas del monasterio todavía podemos ver las depuradas líneas del estilo cisterciense, el cual se caracteriza por la transición arquitectónica entre el románico y el gótico. Arcos apuntados y capiteles con motivos vegetales se funden con la naturaleza que nos rodea, dándonos la sensación de que estas ruinas siempre formaron parte de este lugar.

Monasterio de Santa María de Bonaval, Retiendas, Castilla la Mancha, Guadalajara

De su iglesia aún se mantiene la cabecera formada por tres magníficos ábsides, donde las hiedras han ido trepando hasta fundirse con los arcos nervados. Acercándonos a los pies de la bóveda escuchamos el ulular del viento, trayendo con su enigmático silbido las oraciones de los monjes que aquí habitaron, ecos de un pasado que aún perdura entre las piedras de este monasterio.

Monasterio de Santa María de Bonaval, Retiendas, Castilla la Mancha, Guadalajara

Una torre almenada con una escalera de caracol nos conduce a la parte alta del monasterio. Obviando de manera, quizá imprudente, el estado en que se encuentran las ruinas subimos para contemplar las magníficas vistas que se obtienen del Valle del Jarama, en este momento envuelto por la niebla

Monasterio de Santa María de Bonaval, Retiendas, Castilla la Mancha, Guadalajara

Valle Jarama, Guadalajara

Desde que en el año 1821 los monjes abandonaron el lugar, el monasterio poco a poco ha ido cayendo en el olvido, es tal la dejadez en que se encuentran sus ruinas que muchas de las piedras que aún siguen en pie corren peligro de derrumbarse. Y aunque en el año 2014 se apuntalaron algunas zonas del monasterio, el trabajo fue claramente insuficiente, por lo que la Consejería de Cultura ha conseguido que el Gobierno regional incluya una partida que servirá para dirigir un proyecto de restauración para el 2016, y evitar así el total derrumbe del monasterio y de paso salvar uno de nuestros patrimonios.

Monasterio de Santa María de Bonaval, Retiendas, Castilla la Mancha, Guadalajara

¿Buscas alojamiento cerca del monasterio de Bonaval?

Nosotros nos alojamos en la Casa Rural y spa el Huerto del Abuelo, ubicado en el pequeño pueblo de Almiruete. Su entorno es ideal para realizar excursiones de senderismo como las cascadas del Aljibe o realizar una ruta por los pueblos de la Arquitectura Negra y visitar este monasterio. Y si buscas relajarte, el hotel dispone de Spa. Puedes leer la reseña que escribimos de este hotel, aquí.