Visitamos el valle de Cardós realizando una ruta que nos llevará hasta la cascada de Noarre, y por último visitaremos el pueblo de Tavascán y la iglesia románica de San Serni de Baiasca con sus pinturas murales.

La cascada de Noarre en el Valle de Cardós

Tomamos una pista asfaltada que sale de Tavascan durante 4,5 kilómetros, donde podemos dejar el coche en el camping Bordes de Graus. Desde este punto se inicia la ruta hacia las "Bordes de Noarre", un pequeño poblado de cabañas de piedra como las que existían en la zona antiguamente y ahora abandonado, donde los pastores, como hacían antaño, todavía llevan a este lugar su ganado. El recorrido hasta este poblado no presenta ninguna dificultad y el entorno es precioso, hasta este lugar hemos recorrido 2,60 kilómetros.

Bordes de Noarre, Valle del Cardós, Pirineo Catalán

Este pequeño poblado abandonado en medio de este paraje natural crea un ambiente mágico y solitario, donde se respira una inmensa paz.

Bordes de Noarre, Valle del Cardós, Pirineo Catalán

ruta Cascada de noarre, Valle del Cardós, Pirineo Catalán

De camino a la cascada nos encontramos unas preciosas mariposas de un increíble azul resplandeciente, una maravilla de la naturaleza.

Mariposas en el Valle del Cardós, Pirineo Catalán

Durante recorrido pudimos fotografiar también a una veloz y escurridiza lagartija.

fauna,  Valle del Cardós, Pirineo Catalán

Llegamos a la magnifica cascada de Noarre, situada a 10 minutos del poblado. En total hemos recorrido 3,2 kilómetros.

Cascada de noarre, Valle del Cardós, Pirineo Catalán

Tavascán, un precioso pueblo de montaña

Tavascán se encuentra situado a 1.116 metros de altitud, en la confluencia de los ríos tavascn y Bohavi. Un esbelto puente de piedra de origen medieval une las casas del núcleo antiguo a ambos lados del río. Caminamos entre sus típicas casas de piedra y sus tranquilas calles.

Pueblo de Tavascan, Valle del Cardón, Pirineo Catalán

Iglesia de san Bartomeu,Tavascan, Valle del Cardón, Pirineo Catalán
Iglesia de san Bartomeu, Tavascán

Iglesia de Santa María de Ribera de Cardós

De camino al pueblo de Baiasca, hacemos una breve parada para visitar la iglesia de Santa María de Ribera de Cardós, que no pudimos visitar al encontrarse cerrada.

No se sabe a ciencia cierta el inicio de la construcción de este templo. Una de las hipótesis que se manejan sugiere que en el siglo XI se construyó la primitiva iglesia, de la que no hay vestigios, y que esta fue reformada en el siglo XII, conservándose el campanario, la absidiola norte y los elementos decorativos de la fachada principal. Se hicieron varias reformas más, sobre todo en el siglo XVI.

La puerta de acceso es de arco de medio punto con dos arquivoltas rematadas por un friso de dientes de sierra. Sobre la portada se colocó un conjuntos de tres arquillos y sobre este grupo decorativo se abre un óculo que seguramente se diseñó como un rosetón. Todo ello correspondería a la construcción del siglo XII.

iglesia de Santa María de Ribera de Cardós, Pirineo Catalán
iglesia de Santa María de Ribera de Cardós

El pueblo románico de Baiasca y sus pinturas murales

Llegamos al pueblo de Baiasca después de tomar una carretera que nace entre las poblaciones de Llavorsí y Escaló. El recorrido transcurre entre empinados y profundos riscos.

Pueblo de Baiasca, Pirineo Catalán

Fuimos a este pueblo guiados por las pinturas murales de la iglesia de Sant Serni, a la que accedimos gracias a un vecino del pueblo, ya que la iglesia se encontraba cerrada. El hombre al vernos deambular por las calles desiertas se imaginó cual era el motivo de nuestra visita, así que se acercó a nosotros y nos preguntó: "¿Queréis ver las pinturas, verdad?", nosotros vimos el cielo abierto y le contestamos que sí, que ese era nuestro objetivo. El hombre dijo que esperásemos un poco y se fue a su casa a recoger las llaves de la iglesia.

Pueblo de Baiasca, Pirineo Catalán

Entramos a la iglesia pero no veíamos las pinturas por ninguna parte, pero sorpresa, el amable señor se acercó al retablo barroco y empujó una de las figuras, concretamente la de San Pedro, que hacía de pasaje secreto hacía el interior del ábside donde se encontraban las pinturas.

Retablo iglesia San Serni de Baiasca, Pirineo Catalan

Estos frescos de origen románico cubren solo una parte de la cuenca y del semicirculo absidal. Preside la escena el "Maiestas Domini" que sostiene en su mano izquierda un libro cerrado. Alrededor de la aureola que le rodea, se encuentran varios ángeles o querubines.

Frescos iglesia San Serni de Baiasca, Pirineo Catalan

El estado actual de las pinturas impide apreciar la intensidad y calidad del cromatismo que seguramente tendrían. Las pinturas se estiman que corresponden a la segunda mitad del siglo XII.

Frescos iglesia San Serni de Baiasca, Pirineo Catalan

¿Buscas alojamiento en el Valle del Cardós?

Si estás buscando alojamiento en el Valle del Cardós te recomendamos el Hotel Saurat. Está situado en el pueblo de Espot, puerta de entrada al Parque Nacional de Aigüestortes y Lago San Mauricio, y muy cerca de todos estos lugares que os proponemos en este post, además de muchos otros lugares de interés por la zona.