Nuestro hermoso planeta azul con sus 4.500 millones de años de historia ha sido testigo durante todo ese tiempo de una gran cantidad de cambios geológicos, en el que se han formado valles, montañas, cañones y acantilados. Todas estas grandes formaciones son la muestra más evidente de ese cambio lento, pero continúo de la tierra, aunque también hay otras formaciones menos evidentes pero no por ello menos espectaculares o curiosas.

Una de estas sorprendentes formaciones geológicas las descubriremos en la denominada Ruta del Flysch, la cual discurre por el Geoparque de la Costa Vasca, un bello lugar situado entre el mar Cantábrico y las montañas vascas, donde se encuentran los municipios de Muntriku, Deba y Zumaia. Esta ruta de 13 kilómetros discurre por un sendero costero que atraviesa bosques, valles y prados, dando paso a espectaculares acantilados y playas que podremos admirar obteniendo magníficas perspectivas desde cualquiera de los 15 miradores distribuidos por el Geoparque, a los cuales también podremos acceder en coche sin necesidad de hacer esta ruta a pie.

Playa de Sakoneta, Pais Vasco
Playa de Sakoneta 


Ermita de San Telmo y Playa de Itzurun, inicio de la ruta

Nosotros visitaremos alguno de esos 15 miradores que conforman esta ruta partiendo en coche desde la población de Zumaia, donde se encuentra la ermita de San Telmo, situada al borde de los acantilados de la playa de Itzurun. Las verticales paredes de los acantilados terminan en la conocida como Punta de Algorri, a la que podremos acceder a través de un sendero de apenas 2 kilómetros que parte desde la misma ermita y que conecta con el sendero que da comienzo a la ruta del Flysch (GR-121), que recorre toda la linea de acantilados hasta la población de Deba.

Es importante estar al tanto del estado de las mareas, así cuando la marea esté baja podremos ver este fenómeno geológico y hasta incluso andar sobre estas curiosas formaciones de las que hablaremos detenidamente más adelante, eso sí andando con mucho cuidado para evitar un resbalón.

Ermita de San Telmo, Zumaia

Seguramente os habréis preguntando que significa "Flysch". Es una palabra de origen alemán que significa «deslizarse» o «fluir» y que nos da muchas pistas del porqué de estas extrañas formaciones. En la playa de Itzurun se encuentra uno de los flysch más espectaculares, pero no hablaremos de ellos puesto que cuando llegamos a esta playa la marea todavía se encontraba alta y no pudimos verlos.

Sí comentaremos que este lugar es frecuentemente visitado por geólogos procedentes de todo el mundo, pues en el acantilado situado al oeste de esta playa, justo bajo la ermita de San Telmo se halla una franja de arena límite que indica la desaparición del periodo Cretácico y comienzo del Terciario. En este punto los geólogos han descubierto que hace 61 millones de años se produjo un tránsito de rocas duras a blandas que coincidió con una importante bajada del nivel del mar. Los geólogos también descubrieron a pocos metros de este punto unos estratos de una antigüedad de 57 millones de años, época en la que en la tierra se produjo una inversión de los polos magnéticos.

Playa de Itzurun, Zumaia
Playa de Itzurun

Seguimos nuestra ruta hasta llegar al Mirador Baratzazarrak, cerca del caserío de Elorriga. Este mirador forma parte de un sendero circular (SL-Gi 5002) que transcurre por un paisaje de verdes campiñas y que enlaza con el sendero de la Ruta del Flysch. Desde el balcón de madera situado sobre el acantilado se obtienen unas formidables vistas de la ensenada de Aitzuri, los acantilados de Pikote, con mas de cien metros de altura y la gran rasa mareal. La rasa mareal es una plataforma rocosa costera situada delante de un acantilado cuya formación es debida a la erosión del mar, produciéndose este fenómeno si se dan las condiciones adecuadas. Para que esta formación se produzca tiene que haber en la costa unos determinados tipos de rocas y una diferencia significativa entre la marea baja y la marea alta.

Mirador Baratzazarrak, Pais Vasco
Mirador Baratzazarrak

Otro de los miradores donde podemos apreciar la rasa mareal y los flysch es en el Mirador de Mendatagaina, donde el mar erosiona la base de los acantilados provocando caídas de grandes bloques de piedra, de ahí que los acantilados parezcan cortados a cuchillo. Este fenómeno es conocido como erosión diferencial, produciendo cabos en las zonas con capas mas duras y calas en los estratos mas blandos. Hace unos 300 millones de años la que hoy conocemos como península ibérica chocó con Europa deformando los sedimentos y dando lugar a la cadena montañosa de los Pirineos. La huella de esta tremenda colisión son unos canales en la rasa mareal, que son las fracturas de ese choque pero ya erosionadas por el agua.

Mirador de Mendatagaina, Pais Vasco
Mirador de Mendatagaina

Dejamos aparcado el coche en el pequeño aparcamiento del Mirador de Mendatagaina para tomar un sendero que transcurre por el mismo borde de los acantilados y que nos llevará hasta la Playa de Mendata, la Playa de Sakoneta y el Mirador de Portutxiki. La playa de Sakoneta cuenta con una de las formaciones de Flysch más interesantes de todo el geoparque, de hecho, es considerada una joya geomorfológica para los geológos. Esta playa está protegida por dos cabos que la confieren su característica forma de medialuna, por lo que la reconoceremos fácilmente durante la ruta, siendo el cabo de Aizkaizto uno de los puntos óptimos de observación. Justo detrás del cabo Aizkaizto se encuentra otra parte de la playa que presenta mejor accesibilidad, por lo que podremos caminar por encima de estas curiosas formaciones, eso sí, siempre que la marea esté baja.

Playa de Sakoneta, Pais Vasco
Playa de Sakoneta con el puntal o cabo de Aizkaizto

Los Flysch, parte de la historia geológica de la tierra

La rasa mareal donde se forman los Flysch está compuesta por capas de rocas duras (calizas, pizarras o areniscas) y capas de materiales más blandos (margas y arcillas), alternándose ambas capas, haciendo que la erosión del agua desgaste más fácilmente las capas blandas por lo que las capas más duras sobresalen más, formando así unos curiosos pliegues. Los materiales expuestos en esta rasa mareal muestran parte de la historia geológica de la tierra, ya que contienen información de hace más de 50 millones de años, en los periodos del Cretácico superior y del Terciario. A través de sus contenidos estratigráficos y señales geoquímicas nos cuentan como un libro abierto los cambios climáticos que se produjeron durante todo ese periodo en la tierra.

Flysch en la Playa de Sakoneta
Flysch en la playa de Sakoneta

A tan sólo 500 metros de la playa de Sakoneta siguiendo el sendero que transcurre por los acantilados nos encontraremos con el mirador de Portutxiki. Este es otro buen lugar para contemplar los acantilados de Zumaia y la campiña atlántica. Esta parte de la costa también cuenta con los elementos geográficos de la rasa mareal y los flysch, a los cuales podremos acceder bajando por una cuerda situado justo debajo del mirador, aunque la bajada es muy pronunciada y hay que tener mucho cuidado. Nosotros dimos por concluido aquí nuestra ruta, pero el sendero continúa hacía Zumaia adentrándose antes en el boscoso valle de Errotaberri.

Mirador de Portutxiki, País Vasco
Mirador de Portutxiki


¿Buscas alojamiento en la Costa Vasca?

Nosotros nos alojamos en el agroturismo Olaskoaga Goikoa ubicado en Aia, a 10 kilómetros de Zarautz y a 20 kilómetros de San Sebastián. Es una casa rural que consta de 6 habitaciones y una cocina a disposición de los clientes. Tanto el alojamiento como la ubicación nos han parecido perfectos para pasar unos días visitando la costa vasca y sus preciosos pueblos.