Sugerir qué ver en Londres es una tarea realmente difícil, y más cuando se visita en un fin de semana, como ya os contamos en el viaje que realizamos a Londres en navidad. Se necesitaría una estancia mucho más prolongada para conocer el gran número de monumentos y museos que alberga la capital inglesa, aún así, en una estancia de dos días, si se aprovecha bien el tiempo, se pueden visitar los lugares más representativos y emblemáticos de Londres. Para ello, como ya hicimos con la ciudad de Oporto, vamos a recomendaros varios lugares que creemos que os darán una idea de esta ciudad tan cosmopolita.

Puente de Londres o Tower Bridge Londres

Qué ver en Londres



1.- La Catedral de Westminster

Uno de los templos más curiosos que tiene Londres por su originalidad es la Catedral de Westminster, puesto que su diseñador John Francis Bentley quiso mezclar los estilos románico y bizantino, utilizando para ello ladrillo rojo y piedras blancas procedentes de Portland. Su construcción solo duró ocho años por falta de presupuesto, desde el año 1895 hasta el año 1903, aunque si se pudo terminar su magnífica torre del campanario o Torre de San Eduardo, desde la que se obtienen unas excelentes vistas desde sus casi 87 metros de altura.

La interrupción de las obras se hace patente en el interior, pues gran parte de su decoración está sin acabar, aunque su gran nave central cuenta con formidables columnas talladas en mármol y once capillas, que al igual que las bóvedas, están cubiertas de bellos mosaicos de estilo bizantino donde se representan escenas bíblicas con personajes como Abel, Abraham y San Patricio. La música es importante en la Catedral de Westminster, no en vano el coro de este templo es reconocido internacionalmente como uno de los mejores del mundo, pues en él se celebran habitualmente conciertos donde comprobaremos la excelente acústica de este edificio gracias a su magnífico órgano de cola.

Catedral de Westminster, Londres

Localización: 42 Francis Street
Horario: La catedral se puede visitar desde las 7 de la mañana hasta las 19'45 de la tarde. Gratis
Metro: Estación Victoria

2.- London Eye, el ojo de Londres

Londres cuenta desde hace años con un nuevo icono que se ha sumado a otros edificios emblemáticos de la ciudad, nos referimos al London Eye, una noria de 135 metros de altura situada en pleno centro, en la orilla sur del río Támesis. Fue inaugurada en el año 2000 para conmemorar la entrada al nuevo milenio, de hecho también se la conoce como la Noria del Milenio. En el desarrollo de esta obra, que duró más de dos años, intervinieron siete arquitectos dirigidos por la arquitecta británica Julia Barfield, haciendo un trabajo que ha causado admiración por su complejidad técnica.

London Eye, Londres

El London Eye es una noria soportada por cables de acero tensados, asemejándose por la disposición de éstos a una enorme rueda de bicicleta a la que se encuentra adosadas treinta y dos cabinas para pasajeros. Las cabinas son de cristal y están selladas y climatizadas, midiendo cada una de ellas ocho metros de longitud por cuatro metros de diámetro. Mucho tiene que ver la técnica para que estas cabinas sean diferentes a la del resto de norias, pues en vez de estar colgadas de la estructura, éstas se encuentran sujetas a la parte superior de la rueda mediante dos anillos, haciendo que un sistema mecánico de estabilización las mantenga niveladas, evitando así el balanceo propio de las norias comunes.

Subido en unas de estas cabinas obtendremos una panorámica de 360º, una excelente visión de Londres que en días despejados nos permitirá alcanzar una visibilidad de hasta 40 kilómetros a la redonda. Al llegar la noche la noria se ilumina con luces de diferentes colores que van cambiando, tornándose más espectacular si cabe la noche del 31 de diciembre, cuando a las luces de la noria se le suman las de los fuegos artificiales de Nochevieja.

London eye, Londres

Horario: de septiembre a mayo de 11 a 18 y de junio hasta agosto de 10 a 20.30.
Metro: Estación de Westminster o Waterloo

Recuerda comprar tu entrada sin colas para el London Eye con antelación para garantizar la disponibilidad, sobre todo en puentes y días festivos. Los niños menores de 3 años viajan gratis. El recorrido dura aproximadamente unos 30 minutos e incluye un corto sobre la ciudad de Londres en "4D Experiencie".

3.- Puente de Londres (Tower Bridge)

El río Támesis, al igual que ha sucedido con muchas ciudades ha servido como vertebrador, siendo los catorce puentes que lo cruzan muestra del crecimiento de la ciudad a ambas orillas del río. Uno de los más emblemáticos es el Tower Bridge o Puente de Londres, construido en el año 1894 en estilo gótico victoriano tras ocho años de construcción. La característica principal de este puente son sus dos torres góticas de 65 metros de altura, sus dos pasarelas y su puente levadizo de 244 metros de longitud, cuyo diseño creado por el arquitecto Horace Jones fue el que más gustó de entre todos los proyectos que se presentaron para tal obra.

En el interior de Tower Bridge podemos visitar una exposición donde conoceremos como funcionaba el sistema de elevación del puente por medio de unas máquinas de vapor, hasta que en el año 1976 fueron sustituidas por un sistema eléctrico. Las pasarelas que unen las torres, cubiertas en el año 1982, forman parte de la exposición y desde ellas se obtienen unas excelentes vistas del río Támesis y de la ciudad.

Tower Bridge, Londres

Se puede visitar desde abril hasta septiembre de 10 a 18 y desde octubre hasta marzo de 9.30 a 17.30. La entrada a la exposición tiene un precio de 9 libras. La entrada es gratuita con London Pass.

4.- National Gallery, Trafalgar Square

Como en la mayoría de las grandes ciudades en Londres encontraremos un gran número de museos, de los que destacamos el British Museum, el Madame Tussauds o la National Gallery, una de las mejores pinacotecas del mundo. Este museo situado al norte de Trafalgar Square abrió sus puertas en el año 1824, contando en ese momento con más de 2.300 pinturas, convirtiéndose en años posteriores en un museo de referencia en la ciudad. Con el paso de los años la colección fue creciendo, así que hubo que rediseñar y ampliar el museo, encargándose del diseño el arquitecto Williams Wilkins. Como el número de obras adquiridas por el museo no paraba de crecer, a finales del siglo XX se construyó el ala Sainsbury, edificio postmodernista situado en el ala oeste del museo, diseñado por Robert Venturi y Denise scott Brown.

National Gallery, Londres

La National Gallery es una entidad sin ánimo de lucro, por lo que su colección pertenece al pueblo inglés, siendo por tanto su acceso gratuito, aunque si tendremos que pagar en las exposiciones temporales. Su extensa colección de pinturas son de procedencia europea y abarcan una extensión de tiempo que va desde el año 1250 hasta el año 1900, con obras de geniales pintores como Miguel Ángel, Botticelli, Rembrandt, Tiziano, Velázquez, Van Gogh, Cézanne o Monet, entre otros. En este recorrido por las obras de la National Gallery veremos la evolución de la pintura desde el Renacimiento hasta el Postimpresionismo.

Foto de Rudolf Schuba

Horario: Todos los días de 10 a 18; Los viernes de 10 a 21

Visita guiada: Puedes realizar una visita guiada a la National Gallery acompañado de un guía especializado en arte e historia. Esta visita tiene una duración de 3 horas y se realiza en español.

5.- Abadía de Westminster

Mezcla entre iglesia y museo, la abadía de Westminster ha sido desde hace casi mil años escenario de muchas de la ceremonias y actos más solemnes de la historia londinense. Sus muros han presenciado numerosas bodas reales, coronaciones y misas, convirtiéndose en unos de los edificios con más historia, no sólo de Londres, sino también de Gran Bretaña. La abadía, consagrada en el año 1065, se construyó sobre las ruinas de una iglesia sajona del siglo VII para acoger a unos monjes benedictinos, convirtiéndose desde entonces en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Arquitectónicamente es una auténtica obra maestra donde predomina el arte gótico, pues entre los años 1245 y 1517 se hicieron varias reconstrucciones quedando ya muy poco del estilo románico del templo original. Pero éstas no fueron las últimas remodelaciones y añadidos que se hicieron en la abadía, ya que en el año 1734 se iniciaron las obras para las construcción de las torres de la fachada oeste, las cuales fueron concluidas en el año 1745. Sus diseñadores, Cristopher Wren y Nicholas Hawksmoor, apostaron por seguir con la misma línea arquitectónica de la abadía, por lo que decidieron que tanto la fachada como las dos torres fueron de estilo neogótico.

Abadía de Westminster, Londres

El interior de la abadía cuenta con un gran número de elementos de interés, pues si nos desplazamos hacía el crucero sur, nos encontraremos con el denominado Rincón de los Poetas, donde se encuentran las tumbas y mausoleos de grandes genios de la literatura como Charles Dickens, Geoffrey Chaucer, Samuel Johnson y Rudyard Kipling. Pero éstos no son los únicos mausoleos que veremos en la abadía, pues en distintas partes de ésta encontraremos las tumbas de personalidades como Isaac Newton, padre de la ley de la gravitación universal y Ernest Rutherford, descubridor del núcleo atómico.

Otros rincones interesantes son la Lady Chapel, capilla con un extraordinario techo y una hermosa sillería del coro del año 1512; La sala capitular, una sala octogonal donde destacan los mosaicos del suelo del siglo XIII y sus preciosas vidrieras. Además no nos debemos de olvidar de los claustros construidos entre los siglos XIII y XIV, los cuales unen la iglesia de la abadía con el resto de dependencias.

Foto de Herry Lawford
La visita a la abadía se puede realizar los lunes, martes, jueves y viernes de 9.30 a 15.30; los miércoles de 9.30 a 18; y los sábados de 9.30 a 13.30. Los domingos permanece cerrada para el turismo. Precio: 20 libras. Estudiantes y mayores de 60 años 19 libras. Niños de 6 a 16 años 9 libras y niños menores de 6 años gratis. También es gratuito con la London Pass.

Recuerda comprar tu entrada a la abadía de Westminster con antelación para garantizar la disponibilidad, sobre todo en días festivos y puentes, sin esperar colas. La entrada incluye audoguía en español. No se permite hacer fotografías.

6.- Palacio de Westminster y Torre del Big-Ben

Justo al lado de la Abadía de Westminster, en la orilla norte del río Támesis, se encuentra el Palacio de Westminster y la Torre del Big-Ben, sin lugar a dudas el conjunto de monumentos más icónicos de Londres. En la actualidad el Palacio alberga la Cámara del Parlamento del Reino Unido donde tiene su sede la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes, lugar en el cual se rige el destino del país desde el año 1512. El origen de este palacio está muy ligado al de la abadía de Westminster, pues en la misma época el monarca Eduardo El Confesor mandó construirlo. Años más tarde se realizaron varias reformas en el palacio, hasta que a finales del siglo XI se construyó el Gran Salón en el extremo norte del palacio, siendo la única estancia que queda del palacio original.

En el año 1834 un gran incendio devastó gran parte del palacio, quedando solo de éste la Torre de las Joyas, la Cripta, el Claustro de San Esteban, y el antes mencionado Gran Salón o como también se le conoce Salón Westminster. Debido a esta situación, al año siguiente se decidió nombrar una Comisión Real para plantear la reconstrucción del palacio. Para ello se decidió reconstruirlo en estilo neogótico, pues desde principios de siglo XIX había un gran interés cultural por la Europa Medieval, teniendo como referencia las grandes catedrales góticas medievales. Las obras comenzaron en el año 1840 e incorporaron como elemento importante la Torre del Big-Ben, concluyéndose todo el palacio en su conjunto en el año 1870.

Palacio de Westminster

Si hay una imagen que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en la ciudad de Londres muy posiblemente sea la Torre del Big-Ben, nombre que creemos que pertenece a todo el conjunto de la torre, aunque en realidad se refiere a la más grande de las cinco campanas que hay en su interior. La Torre del Big-Ben fue terminada en el año 1858 y su reloj comenzó a funcionar el 7 de septiembre de 1859, convirtiéndose desde entonces en el símbolo de la ciudad, de hecho sus campanadas son transmitidas a diario por la cadena de radio de la BBC.

La Torre del Big-Ben al igual que prácticamente todo el conjunto del palacio es de estilo neogótico y tiene una altura de 106 metros, de los cuales 35 forman parte del chapitel de hierro fundido donde se encuentra un mirador y un faro que se enciende cada vez que el Parlamento se reúne. La característica principal de esta torre son sus cuatro relojes situados en cada una de sus caras, teniendo cada uno de ellos un diámetro de 7 metros.

Big Ben, Londres

Horario: Visitas guiadas al Palacio de Westminster los sábados de 9.15 a 16.30. En agosto los lunes de 13.15 a 17.30 y de martes a viernes de 9.15 a 17.30. En septiembre de martes a viernes de 9.15 a 17.30
Precio: Adultos 18 libras.

7.- ChinaTown, el barrio chino de Londres

Lo de que Londres es una ciudad cosmopolita lo podemos comprobar si nos acercamos al Soho, uno de los barrios mas peculiares de la ciudad y referencia obligada para quienes quieran degustar la autentica cocina china. Conocido también como el barrio Chino o Chinatown es un lugar comercial en vez de residencial, ya que aquí se encuentran mas de 80 tiendas y restaurantes, siendo un ejemplo de ello la calle Gerrard Street, lugar reconocido internacionalmente por la calidad de sus restaurantes.

Originariamente el barrio chino nació en la parte este de Londres, cuando aquí llegaron miles de marineros chinos en el siglo XVIII contratados en su país, pero que por diversas causas muchos de ellos acabaron asentándose en esa parte de Londres. A partir de entonces se fueron abriendo las primeras tiendas, llegando en el año 1914 a tener 30 negocios chinos, la mayoría de ellos para atender a los propios marineros. Fue a mitad del siglo XX cuando se abrieron los primeros restaurantes en la calle Gerrard Street, ganando gran popularidad en todo Londres y convirtiéndose con el paso de los años en la actual Chinatown.

Barrio de ChinaTwon, Londres

Accesos: Se puede llegar al barrio de Chinatown fácilmente desde cualquiera de estas estaciones: Leicester, Square, Piccadilly, Circus o Covent Garden.

8.- Oxford Street

Muy cerca del barrio chino se encuentra una de las calles más conocidas y concurridas de Londres, nos referimos a Oxford Street, la calle comercial por excelencia de la ciudad, ya que en sus dos kilómetros y medio se encuentran más de 300 tiendas. El lugar que ocupa Oxford Street tiene mucha historia ya que aquí se encontraba una antigua calzada romana que unía Colchester con Hampshire, convirtiéndose durante los siglos siguientes en una de las principales calles de Londres. Conocida en la Edad Media como Tyburn Road, era la carretera principal que unía Londres con Oxford, de ahí su nombre actual, comenzándose a fraguar su caracter comercial en el siglo XIX, cuando empezaron a aparecer las primeras tiendas. Con los años fueron creciendo en número, y en el año 1959 se instalaron las primeras luces navideñas de Oxford Street, siendo desde entonces una de las calles más populares en estas fiestas.

Oxford Street, Londres

9.- Hyde Park, el parque más grande de Londres

Londres cuenta con un gran número de parques, pero sin lugar a dudas el más conocido es el Hyde Park, no en vano es el más antiguo de la ciudad puesto que se abrió al público en el siglo XVII. Con un tamaño de 142 hectáreas este parque también es el más grande de Londres y en su amplia extensión se encuentran 4.000 árboles, una pradera, un lago llamado Serpertine donde podremos alquilar unas barcas, y unos bonitos jardines decorados con flores. Paseando por este emblemático parque también nos encontraremos con un buen número de fuentes y estatuas, como la Fuente del níño y el Delfín y la escultura de Isis, por citar sólo algunas. El Hyde Park es también un lugar de eventos, pues en este espacio verde durante el verano se celebran conciertos musicales, y en invierno podremos disfrutar del Winter Wonderland, una de las mayores ferias navideñas de Europa.

Hyde Park, Londres

Horario: Todos los días días desde las 5 a.m hasta las 12 p.m

10.- Catedral de San Pablo

De entre todos los templos religiosos con los que cuenta Londres no podíamos dejar de mencionar la Catedral de San Pablo, que con sus 111 metros de altura es la tercera catedral mas grande del mundo, detrás de la Basílica de San Pedro de Roma y la catedral de Sevilla. El lugar donde se encuentra la catedral fue desde tiempo inmemorial un lugar de culto, ya que hace miles de años aquí se encontraba un dolmen y posteriormente hasta un templo griego, construyéndose siglos mas tarde, en el año 604, la primera iglesia cristiana en tierras inglesas. Durante los siglos posteriores fue reconstruida en diferentes ocasiones, siendo la última de estas remodelaciones la efectuada entre los años 1676 y 1710 por el arquitecto Cristopher Wren, quien la diseñó en estilo barroco, inspirándose para ello en la Basílica de San Pedro de Roma.

La catedral de San Pablo, Londres

El interior de la catedral sorprende por su magnífica decoración, sobre todo por sus techos decorados con coloridas pinturas, sin olvidarnos de su magnífica cúpula de 30 metros de diámetro, la cual también se encuentra decorada por excelentes pinturas, representando éstas escenas de la vida del apóstol San Pablo. La cúpula, cuyo diseño se inspira en la realizada por Miguel Ángel para la Basílica del Vaticano, está compuesta por tres galerías circulares: la Galería de los Susurros, llamada así por su fantástica acústica, la Galería de Piedra, y en lo más alto la Galería Dorada, desde donde se observa una formidable panorámica de la ciudad.

catedral de St Paul's, Londres
Foto de Flickr: JackPeasePhotography

Horario: de lunes a sábados a partir de las 8.30. La última visita es a las 16.30. La Galería de los Susurros y la Galería de Dorada se pueden visitar a partir de las 9.30.

Compra tu entrada sin colas a la Catedral de San Pablo con antelación para garantizar la disponibilidad, sobre todo en días festivos y puentes. La entrada incluye audioguía en español y visita guiada en inglés.

11.- Trafagal Square

Uno de los puntos de encuentro más conocidos de Londres y lugar de concentración de diversas manifestaciones es la plaza de Trafagal Square, construida en el año 1843 en honor al almirante Nelson, quien participo en la batalla de Trafalgar. Su estatua se encuentra colocada en el centro de la plaza sobre una columna de granito de casi 50 metros, rodeada a su vez por cuatro leones de grandes dimensiones, y a cada lado de la columna se hallan unas bellas fuentes de aguas cristalinas que al caer la noche son iluminadas con luces multicolores.

Dentro de la plaza se encuentran dos edificios de interés: la National Gallery, de la que ya os hemos hablado antes y la iglesia de St Martin in the Fields, construida en el año 1721 en estilo neoclásico. Como dato curioso en la misma plaza nace la calle Charing Cross, siendo este punto el kilómetro cero de la ciudad, punto kilométrico que también comparte la Puerta de Sol de Madrid.

Trafalgar Square, Londres

12.- Torre de Londres

Situado en la ribera del río Támesis, muy cerca de Tower Bridge, se encuentra la Torre de Londres, un antiguo castillo que hoy ejerce de Palacio Real y cuyo origen se remonta al año 1066. Durante los siglos siguientes el castillo fue ampliándose sucesivamente, sobre todo en los siglos XII y XIII, ejerciendo durante su historia, además de castillo y palacio, también como cárcel real y hasta como casa de fieras, así hasta convertirse hoy en día en una auténtica atracción turística donde podemos ver las joyas de la Corona Británica.

La Torre de Londres está constituida básicamente por la Torre Blanca, el edificio central y más antiguo del conjunto que sirvió como residencia real y prisión. El conjunto lo completa el Palacio Medieval, una formidable fortaleza que sirvió de hogar para los miembros de la realeza y que aún hoy en día conserva parte del mobiliario de aquella época, y la Capilla Real de San Pedro y Vincula, construida en el año 1520 para el servicio religioso de los que allí vivían, y que hoy en día sigue sirviendo como lugar de oración.

Torre de Londres

Horario: Desde noviembre hasta febrero de martes a sábado de 9 a 16.30; domingos y lunes de 10 a 16.30. Desde marzo hasta octubre de martes a sábado de 9 a 17.30; domingo y lunes de 10 a 17.30. (última entrada a las 16 y a las 15, respectivamente)

Recuerda comprar tu entrada sin colas a la Torre de Londres con antelación para garantizar la disponibilidad, sobre todo en puentes y días festivos. La entrada incluye el acceso a las Joyas de la Corona y las Bestias Reales, además de una visita guiada en inglés.

13.- Buckingham Palace

Otro edificio emblemático de Londres es el Buckingham Palace, residencia oficial de la monarquía inglesa en la que también se celebran ceremonias oficiales, visitas de Estado y visitas turísticas. Fue en el año 1703 cuando se construyó este palacio, cuyo diseño recayó en el arquitecto William Wide, aunque a mediados del siglo XIX se hicieron varias ampliaciones, además de algunas reformas realizadas a finales del siglo XIX y principios del XX. Este edificio en un principio fue un petit hotel que sirvió para alojar al primer duque de Buckingham, hasta que en el año 1762 fue adquirido por el rey Jorge III, quien lo convirtió en residencia privada.

En los meses de agosto y septiembre el palacio se abre al público, cuando los reyes se encuentran de vacaciones en Escocia, pudiéndose visitar los 19 salones con los que cuenta el palacio, además de la galería de arte, pasillo que une los salones donde se encuentran obras de Rembrandt, Van Dyck, Rubens y Vermeer. También en los salones podemos ver obras de los ya citados Rembrandt y Rubens, además de otros pintores como Poussin y Canaletto, acompañando a estas obras pictóricas esculturas de Canova y porcelanas del Sèvres. Las visita se completa con un paseo por los jardines del palacio donde se encuentra un bonito lago artificial creado en el año 1828 que recibe las aguas del lago Serpentine, situado en el Hyde Park. Otra de las atracciones es el cambio de guardia, que se lleva a cabo todos los días entre los meses de mayo y julio a las 11.30 de la mañana, sin embargo, el resto del año se realiza en días alternos.

Palacio de Buckingham, Londres

Horario: de 9.30 a 19.30 todos los días desde finales de julio hasta el 31 de agosto. De 9.30 a 18.30 todos los días desde el 1 de septiembre hasta el 1 de octubre.

14.- Regent's Park

En este recorrido por Londres no queríamos dejar de mencionar otro parque, que aunque quizás sea menos conocido que el Hyde Park, tiene para nosotros un encanto especial, nos referimos al Regent's Park situado en la zona norte de la ciudad. Este parque fue abierto al público en el año 1838, pues antes era propiedad de la Corona inglesa, y si nos remontamos más en el tiempo, más concretamente a la Edad Media, estos terrenos llegaron a ser propiedad de los monjes de la Abadía de Barking.

Con dos kilómetros cuadrados de extensión el Regent's Park cuenta con un bonito lago en el que habitan varias especies de aves acuáticas, además de varios jardines florares y botánicos con más de 400 variedades de rosas. También cuenta con varias instalaciones como un teatro al aire libre donde se representan diversas obras y espectáculos, varias villas neoclásicas, una mezquita conocida como la London Central Mosque, el Regent's College, que cuenta con diferentes instituciones de educación superior y el London Zoo, el parque zoológico más antiguo del mundo.

parque de Regent's park, Londres

Cuando se pasea por el Regent's Park no es raro cruzarse con alguna que otra ardilla gris, ya que estos graciosos animales están muy habituados a la gente puesto que desde hace mucho tiempo se las da de comer. Esta especie conocida como ardillas de las Carolinas son originarias de Estados Unidos, y aunque no se sabe con exactitud cuando fueron introducidas en Gran Bretaña, se vieron por primera vez en el año 1876 en Henbury, en el condado de Cheshire.

ardillas, Regent's park, Londres

Dónde alojarse en Londres

En Londres nosotros estuvimos alojados en el Hotel Premier Inn London de Victoria. Es un hotel que está muy bien situado y cuando nosotros fuimos lo acababan de inaugurar, por lo que aprovechamos la oferta que había en ese momento. Otro hotel que os queremos recomendar y del que nos han hablado muy bien, aunque nosotros no lo hemos probado, es el Hotel St Athans. Pero si prefieres buscar más hoteles echa un vistazo a esta selección Hoteles en Londres.

Cómo llegar a Londres desde el aeropuerto

Lo más habitual es volar a Londres y aterrizar en cualquiera de los cinco aeropuertos con los que cuenta la ciudad: Heathrow, Gatwick, Luton, London City, y Stansted. Todos ellos están muy bien comunicados con el centro de Londres y aunque siempre nos fijamos en el precio para elegir el aeropuerto, también hay que tener en cuenta cual es el que mejor comunicación tiene con nuestro alojamiento. Para más información podéis visitar esta Guía práctica: El transporte en Londres donde explicamos más extensamente las diferentes formas que tenemos para llegar al centro, además de los diferentes tipos de billete.

Transporte privado: Desde cualquiera de estos aeropuertos tienes la posibilidad también de contratar un servicio que te deja en la puerta del hotel, elige el tipo de traslado que deseas reservar, y un chófer te estará esperando en el hall de llegadas.

Tours y visitas guiadas por Londres

Si vas a estar poco tiempo en Londres quizás la mejor forma de conocer la ciudad sea apuntándote a alguna de las visitas guiadas y excursiones que se realizan en español. Échale un vistazo porque realmente merecen la pena:


Ahorra en tus visitas - London Pass

Adquiriendo la tarjeta London Pass tienes acceso gratuito a más de 60 atracciones en Londres. ¿Merece la pena? nuestra respuesta en sí, y os damos la razón. Si eres de los que os gusta visitar museos, edificios históricos, montar en autobús turístico, palacios...etc., esta tarjeta es perfecta, ya que la suma de unas pocas atracciones ya superan el precio de la tarjeta. De todas formas, pincha en la tarjeta y echa un vistazo a todas las atracciones a las que puedes acceder sin esperar colas.

Tarjeta London Pass