Los Pirineos centrales, al norte de la provincia de Huesca, están formados por una cordillera montañosa de más de 200 kilómetros de longitud de este a oeste, entre cuyas montañas, algunas de más de 3.000 metros de altitud, se esconden algunos de los más bellos lagos glaciares. Uno de estos lagos es el Ibón de Plan, ubicado en uno de los entornos más bonitos y espectaculares del Pirineo Aragonés. A los lagos de alta montaña, en la provincia de Aragón, se les denomina ibones, y el nombre de este ibón o lago se debe a la cercanía con el pueblo de Plan, ubicado en el Valle de Gistaín o de Chistau, en la comarca de Sobrarbe.

Ibón de Plan o Basa de la Mora, Pirineo Aragonés

La visita al ibón de Plan puede realizarse a través de dos itinerarios diferentes. La primera es una ruta a pie de unas 3 horas que salva un desnivel de 1.000 metros partiendo desde el mismo pueblo de Plan. La segunda opción, que fue la que nosotros elegimos, se trata de una pista forestal que durante 14 kilómetros se adentra en un bosque de pinos. Un recorrido que se realiza en coche desde el pueblo de Saravillo, y que en apenas 1 hora nos lleva hasta el refugio de Lavasar. Al inicio de esta pista deberemos sacar un ticket que cuesta 3€ y que sirve para el mantenimiento de la misma. Os recomendamos que antes de utilizarla preguntéis en el pueblo en que estado se encuentra, puesto que en época de lluvias este camino en algunos puntos se vuelve impracticable para vehículos convencionales.

Pista de acceso al ibón de Plan desde Saravillo
Pista de acceso desde Saravillo

Ruta al ibón de Plan desde el refugio de Lavasar

El refugio de Lavasar, situado a 1.930 metros de altitud, es el lugar de inicio de esta ruta y donde dejamos el coche aparcado. Esta corta ruta de 2 kilómetros, que en apenas 20 minutos nos acerca hasta el ibón de Plan comienza justo detrás del refugio, concretamente por un sendero que desciende sinuosamente por el valle a través de un bosque de abetos y pino negro, teniendo en todo momento unas vistas espectaculares de las montañas que nos rodean.

Refugio de Lavasar, Pirineo Aragonés
Refugio de Lavasar

Ruta al Ibón de Plan o Basa de la Mora, Pirineo Aragonés

Antes de llegar al lago y después de cruzar dos arroyos que descienden por el barranco del ibón, llegamos a una pradera en la cual se encontraba un antiguo ibón desaparecido hace tiempo debido a la colmatación y acumulación de sedimentos. En este espacio abierto las montañas cobran una nueva dimensión, pues sus altas cumbres parecen tocar las nubes, sintiéndonos empequeñecidos al observarlas.

Ruta al Ibón de Plan o Basa de la Mora, Pirineo Aragonés

Después de atravesar la pradera la ruta culmina con la fantástica visión del Ibón de Plan, situado a 1.910 metros de altitud en el macizo de Cotiella, un lugar mágico donde este lago de aguas color verde esmeralda se encuentra rodeado por formidables montañas como el Picollosa, de 2.734 metros, pico Coronas, de 3.293 metros o Punta Alta, de 2.738 metros.

Ibón de Plan o Basa de la Mora, Pirineo Aragonés

Es una maravilla poder disfrutar del paisaje sentados a orillas de este lago de aguas cristalinas donde se reflejan las altas cumbres que nos rodean, además se puede realizar un recorrido circular de 1,5 kilómetros alrededor del ibón, obteniendo de esta manera diferentes perspectivas del lago.

Ibón de Plan o Basa de la Mora, Pirineo Aragonés

Hace miles de años los glaciares cubrieron estos valles pirenaicos quedando como recuerdo de esa época más de un centenar de ibones. Entre los más conocidos se encuentran los ibones de Anayet, Estanés, Acherito, Bachimaña y el de Escarpinosa, además de los ibones azules. Este gran número de ibones culminados por picos y crestas nos ofrecen una gran variedad de rutas donde disfrutaremos de la esencia de los Pirineos.

Ibón de Plan o Basa de la Mora, Pirineo Aragonés

Después de visitar el Ibón de Plan podemos recorrer el Valle de Gistaín o de Chistau, un valle agreste por donde discurren las aguas del río Cinqueta formador por grandes macizos montañosos como Posets, Eristes, Bachimala, Culfreda, Suelza y Cotiella. A los pies de estas moles pétreas se encuentran dispersos bellos conjuntos urbanos, entre ellos el pueblo de Gistaín, dando nombre al valle, junto con las poblaciones de Plan, San Juan de Plan, Sín, Salinas de Sin, Serveto, Saravillo y el pueblo abandonado de Señes.

Valle de Gistaín o Chistau, Aragón
Vista de Saravillo desde la pista forestal

Ruta al Ibon de Plan en coche

Inicio de la ruta: Refugio de Lavasar. Se accede en coche por pista desde Saravillo (14 km) aproximadamente 1 hora.
Distancia a pie desde el refugio: 4 kilómetros (ida y vuelta)
Dificultad: baja. Es importante que consultéis como está la pista antes de subir con el coche
Desnivel: 30 metros
Tipo: ida y vuelta
Tiempo estimado: Aproximadamente 40 minutos (i/v). Si das la vuelta al Ibon 20'
Señalización: señalizado con paneles
Ticket para transitar por la pista: 3€ válido para todo el día

¿Buscas alojamiento en el Valle de Gistaín?

El Valle de Gistaín es una ubicación idónea para recorrer esta zona montañosa y, como no, para visitar el Ibón de Plan. En él encontrarás preciosos pueblos que cuentan con acogedores alojamientos rurales, como el Hotel Casa Anita, ubicada en San Juan de Plan o los apartamentos Villa de Plan