El olor a salitre y el sonido de las olas nos anuncian la cercanía al mar, pero lo que no esperábamos era el sorprendente espectáculo que la naturaleza nos tenía deparado nada más llegar a los acantilados. Altos y sorprendentes arcos de piedra emergen entre la tierra y el mar, como si se tratase de restos de antiguos y remotos templos olvidados por la historia. Pero no fueron los hombres quienes cincelaron estos sorprendentes arcos de piedra, sino la naturaleza a través de miles de años por la acción del agua y el viento. La similitud de estas formaciones rocosas con los arbotantes de las catedrales góticas, han hecho que esta playa llamada de Aguas Santas, sea también conocida como la Playa de las Catedrales.

La Playa de las Catedrales, Galicia

Sus singulares formaciones rocosas han hecho que esta playa ubicada entre las poblaciones de Foz y Ribadebo, en la provincia de Lugo, sea Declarada Monumento Natural por su gran valor ecológico y paisajístico, y en épocas más recientes, un lugar de peregrinación para miles de visitantes que buscan la experiencia de poder caminar entre estas fantásticas formaciones de piedra. Es en el momento de la bajamar cuando tendremos la oportunidad de recorrer entre los acantilados y las formaciones rocosas los 1.328 metros de esta playa de fina arena blanca. Para acceder a ella, lo haremos a través de unas escaleras donde tendremos que enseñar el permiso de acceso gratuito que antes habremos sacado en la web de la Xunta de Galicia, si elegimos acudir en temporada alta (Semana Santa y los meses entre el 01 de julio y el 30 de septiembre).

La Playa de las Catedrales, Galicia

La erosión del agua ha ido formando cuevas, socavones y pasadizos en la pared rocosa de pizarra y esquisto de los acantilados, y dependiendo de la hora del día veremos como las piedras adquieren diferentes tonalidades.

La Playa de las Catedrales, Galicia

Estos pasadizos cuando la marea está alta quedan totalmente cubiertos por el agua, por lo que recomendamos estar muy pendientes de cuando se producen las subidas de la marea.

La Playa de las Catedrales, Galicia

Algunos de estos arcos de piedra llegan a medir más de 30 metros, y al pasar por debajo de ellos se puede escuchar el ulular del viento mezclarse con el sonido de las olas al rebotar contras las rocas. Una sinfonía natural que nos reconforta y nos abstrae, haciéndonos sentir en ese momento toda la magia de este lugar.

La Playa de las Catedrales, Galicia

La Playa de las Catedrales, Galicia

También tenemos la posibilidad de ver la Playa de las Catedrales desde otra perspectiva paseando por encima de los acantilados, siguiendo un pequeño sendero señalizado. Este recorre la costa de la Mariña Lucense pasando por playas como la de Esteiro o la de Xuncos, entre otras. Al realizar este itinerario hay que tener mucho cuidado y evitar no salirse del sendero ya que hay peligro de desprendimiento, además de encontrarse algunos agujeros que están tapados por la hierba. En los días con mucho viento también recomendamos no acercarse a los acantilados, ya que la fuerza del viento nos puede desequilibrar y hacernos caer por el precipicio.

La Playa de las Catedrales, Galicia

Desde aquí arriba apreciamos la bella conjunción que forman los abruptos acantilados con el Mar Cántabrico, un magnífico paisaje donde la naturaleza nos enseña su hermosa geometría.

Playa de Esteiro, Galicia
Playa de Esteiro

Recomendaciones

Antes de ir a a la Playa de las Catedrales debemos conocer el estado de la marea, este fenómeno se suele producir dos veces al día. Una vez que sepas el día y la hora en la que vas a visitarla, intenta estar una hora antes de que se produzca la bajamar para poder disfrutar con más tiempo de esta preciosa playa. En cuanto al aparcamiento, si vienes fuera de la temporada alta no tendrás problema, por eso, sí puedes, lo mejor es evitar acudir los días de mayor afluencia de visitantes.

¿Buscas alojamiento cerca de la Playa de las Catedrales?

Si estás buscando alojamiento en la zona de la Playa de las Catedrales te recomendamos el Hotel Mi Norte. Está situado a tan solo 15 minutos a pie de la playa. Pero si prefieres alojarte en un apartamento, el apartamento Guidan se sitúa a tan solo 4 kilómetros de Ribadeo y a 10 minutos en coche de la playa.

Aprovechando nuestra estancia en la parte oeste de Asturias, lindando con la provincia de Lugo, aprovechamos para visitar la Playa de las Catedrales. Nuestro alojamiento fueron los apartamentos Castrovaselle situados en el Valle de San Agustín (Tapia de Casariego), a unos 30 minutos de la playa. (puedes leer la reseña que hicimos pinchando en el enlace).

Cómo Llegar

Tomando como referencia Ribadeo cogemos la Autovía del Cantábrico A-8 hasta la salida 513, y desde aquí seguimos las indicaciones. Otra opción es desde Ribadeo tomar la carretera N-634 en dirección A Devesa, y aproximadamente a unos 10 kilómetros veremos las indicaciones a la playa.