Valonia es una bella región de bosques y ríos situada al sur de Bélgica, con pueblos encantadores, ciudades monumentales y abadías que se conjugan perfectamente con la naturaleza. De hecho, la diversidad de sus paisajes dan cabida a nueve parques naturales y varias grutas, lo que nos permitirá descubrir una tierra pintoresca y fascinante. Esta ruta de cuatro días en coche por Valonia no es más que una pequeña muestra de todo lo que esta región nos puede ofrecer, aunque en este recorrido podemos captar la diversidad y esencia de esta tierra llena de contrastes.

Ruta en coche por Valonia, Bélgica

Etapas: mapa y lugares visitados en Valonia, Bélgica

La primera vez que pisamos tierras belgas fue para conocer algunas ciudades de la región de Flandes como Brujas, Gante y Lovaina. En esa ocasión el medio de transporte utilizado fue el tren, un país que posee una de las redes ferroviarias más extensas de Europa.

Al año siguiente regresamos nuevamente a Bélgica para hacer una ruta en coche por Valonia. Aunque para llegar a Namur o Dinant podemos hacerlo en tren, nuestra ruta estaba diseñada para visitar lugares tales como abadías, monasterios, pueblos con encanto...., en definitiva, nos hacía falta disponer de transporte privado. Así que con bastante tiempo de antelación reservamos un coche que recogimos en el aeropuerto de Zaventern y desde aquí pusimos rumbo a nuestro primer destino, las ruinas de la abadía de Villers-la-Ville, situadas a 49 kilómetros al sur de Bruselas. En este mapa puedes consultar la ruta que seguimos.


A continuación os mostramos los lugares que visitamos durante esos cuatros días por Valonia y, que sin duda, no hizo más que acrecentar lo que ya suponíamos, que Valonia es una región a la que hay que dedicarle más tiempo.

Las Ruinas de la abadía cisterciense de Villers-la-Ville

En el recodo de un camino forestal, al lado de un bosque, se alzan las enigmáticas ruinas de la abadía de Villers-la-Ville, cuyo origen se remonta a mediados del siglo XI. Sus piedras cubiertas de hiedra nos evocan momentos de melancolía al ver como la abadía aún mantiene parte del esplender de antaño, haciéndola, sin embargo, hoy en día más misteriosa que en sus orígenes.

Ruinas de la abadía cisterciense de Villers-la-Villa, Valonia, Bélgica

Si quieres más información de esta abadía puedes consultar el artículo que escribimos, donde encontrarás además horarios, precios y cómo llegar. Las ruinas de la abadía de Villers-la-Ville

Namur, la ciudad a orillas del río Mosa

A 30 kilómetros al sur de la abadía de Villers-la-Ville se encuentra la ciudad de Namur, capital de la región de Valonia. Situada en la confluencia de los ríos Mosa y Sambre, esta ciudad muestra a través de sus monumentos diferentes estilos artísticos tales como la iglesia de Saint-Lop, construida entre los años 1621 y 1625 en estilo barroco; y la catedral de Saint-Aubain, construida en el siglo XVIII, cuya arquitectura tiene tanto elementos barrocos como clásicos. Namur también es conocida por su Ciudadela, situada en un promontorio rocoso desde donde se divisa unas fantásticas panorámicas de la ciudad. Su interior, además de tener pasajes y subterráneos, alberga desde el año 1981 un magnífico parque.

Namur, Valonia, Bélgica

Catedral de Saint-Aubain, Namur, Valonia, Bélgica
Catedral de Saint-Aubain
Horario y Precio de la Ciudadela de Namur: del 1 de abril al 30 de septiembre todos los días de 10 a 17; 3 visitas por 11€ persona (precio para adultos) incluye tren turístico, visita guiada a los subterráneos y visita guiada a la exposición la vida del castillo y jardín de las torres.

Dinant, la cuna del saxofón

Siguiendo el curso del río Mosa llegamos a la ciudad de Dinant. Su ubicación entre un acantilado rocoso y las aguas del río que lo atraviesan le dan una curiosa configuración, una hilera de casas entre las que emerge la silueta de la Colegiata de Notre-Dame, justo debajo de un farallón rocoso donde se alza la Ciudadela. Dinant también es conocida por ser la cuna del saxofón, ya que en una se sus casas nació el 6 de noviembre de 1814 Adolphe Sax, el hombre que inventó este instrumento musical. La casa donde nació es fácilmente reconocible, pues justo delante de ella se halla sentado en un banco la estatua del músico con su saxofón. Esta casa hoy en día es un centro de interpretación dedicado a todo lo que rodea a este instrumento de viento.

Dinant, Valonia, Bélgica

Si quieres más información de Dinant puedes consultar el artículo que escribimos, donde incluimos la visita a la cercana cueva de Merveilleuse  Dinant, un pueblo entre piedra y agua

Abadía benedictina de Maredsous

En el Valle de Molignée, a 18 kilómetros al oeste de Dinant, se halla la abadía benedictina de Maredsous, obra maestra del arte neogótico. Los trabajos para su construcción fueron encargados a Jean-Banptiste Béthune, uno de los mayores expertos en arquitectura neogótica. Esta obra terminada en el año 1892 está basada en la abadía cisterciense de Villers-la-Ville, creando un armonioso conjunto formado por la iglesia, el claustro, el monasterio, la biblioteca y las dependencias. Además de visitar su iglesia, en esta abadía podemos degustar unos deliciosos quesos que elaboran de forma tradicional, además de probar la cerveza Maredsous, donde antiguamente se llevaba a cabo su elaboración.

Abadía de Maredsous, Valonia, Bélgica

Si sois de lo que os gusta descubrir el mundo de la cerveza belga visitado diferentes cervecerías y disfrutando de degustaciones, seguro que este tour de la cerveza os interesa.

Horarios y Precio: del 1 de marzo al 2 de noviembre de lunes a sábado de 9:00 a 18:00 y los domingos de 9:00 a 20:00; del 3 de noviembre al 28 de febrero de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 y de 9:00 18.00 los sábados y domingos. La entrada a la iglesia es gratuita, pero las visitas guiadas donde te muestran la abadía, el cementerio, el jardín de los monjes, los talleres de cerámica y la quesería, tiene un precio de 4€ (duración de la visita guiada: 1h.15')

Abadía benedictina de Marédret

A 3 kilómetros de la abadía de Maredsous, en otro bello enclave del Valle de Molignée, se encuentra otra muestra del arte neogótico, nos referimos a la abadía benedictina de Marédret. Su construcción, en lo alto de una colina, se inició el 5 de agosto de 1891 de la mano del arquitecto A. Van Assche, quien utilizó para ello piedras y cantos rodados de una cantera cercana, además de pizarra para el techo. La iglesia se inició en el año 1898, durando las obras hasta el año 1907, y en ella se aprecian los arcos ojivales y las vidrieras típicas de las iglesias góticas de los siglos XII y XIII, característica ésta, como hemos comentado antes, de la arquitectura neogótica. Otros arquitectos como Enseval, Pequet, Soreil y Durieu participaron en la construcción de la abadía, más concretamente en los edificios del claustro.

Abadía de Marédret, Valonia, Bélgica

Iglesia de la abadía de Marédret, Valonia, Bélgica

Visitas: La abadía permanece cerrada al público, pero se puede visitar la iglesia abacial y la recepción monástica.

Iglesia de Saint Hadelin de Hastiére

Desde Marédret la carretera discurre entre preciosos paisajes hasta enlazar nuevamente con el río Mosa, donde nos detenemos en una de sus orillas para visitar la iglesia románica de Saint Hadelin de Hastiére. La construcción de esta iglesia comenzó entre los años 1033 y 1035 con la realización de la nave y las torres, completándose la estructura del templo actual con la construcción del coro en el año 1264, ya en estilo gótico. En su interior se pueden admirar unas excelentes pinturas murales del siglo XII, cuyos colores se iluminan con la luz procedente de los ventanales góticos situados en la parte trasera de la iglesia.

Iglesia de Saint Hadelin de Hastiére, Valonia, Bélgica

Castillo de Lavaux-Sainte-Anne

Tras atravesar el río Mosa, seguimos nuestro viaje hacía el este durante 32 kilómetros hasta llegar al castillo de Lavaux-Sainte-Anne, el cual se encuentra rodeado por un foso y unos bonitos jardines. El origen de este castillo se remonta al siglo XV, pero fue en el año 1630 cuando el barón Jacques Reynard de Rouveroy compró el castillo para convertirlo en un lugar de recreo. Reconstruido en el siglo XVIII, forma parte actualmente de una ruta por los castillos del Mosa, y en su interior se recrea fielmente el mobiliario de los siglos XVII y XVIII.

Castillo de Lavaux-Saint-Anne, Valonia, Bélgica

Sus habitaciones están decoradas con muebles de época, y entre sus estancias podemos visitar una sala de música con una bonita muestra de varios violines, además de unas bodegas con objetos relacionados con la siega, el trabajo domestico, la cerveza y la cestería, ya que la caña y el mimbre estaban muy presentes en los humedales.

Castillo de Lavaux Ste-Anne, Valonia, Bélgica

Horarios y Precio: Todos los días de 10:00 a 18:00 excepto 24, 25, 31 de diciembre y 1 de enero. El precio de la visita es de 8€

Las Grutas de Han-sur-Lesse

Tras un corto recorrido de 8 kilómetros nos acercamos al pueblo de Han-sur-Lesse para visitar una de las cuevas más impresionantes de Bélgica. Esta cueva descubierta en el año 1856 se sitúa a 2 kilómetros del pueblo, y se accede a ella cogiendo un tranvía de más de 100 años de antigüedad que nos deja en la misma entrada de la gruta. Con 3 kilómetros de longitud, esta cavidad rocosa se articula en varias cuevas formadas por la acción de agua del río Lesse durante millones de años, formándose en ellas enormes estalactitas, estalagmitas y columnas.

Las grutas de Han-sur-Lesse, Valonia, Bélgica

La visita guiada tiene una duración de hora y media y transcurre por varias salas como la sala Scarab, correspondiente a la época final del neolítico, lugar donde vivieron nuestros antepasados. La siguiente sala es la conocida como Verviétois, y en ella se encuentra el "Minarete", una espectacular estalagmita de 5 metros de altura cuya antigüedad está estimada en unos 12.000 años. También está la sala conocida como la Misteriosa, llamada así por las formas de sus piedras y sus extraños colores. Es en esta sala donde aparece por primera vez el río Lesse. Después de pasar por dos salas más se llega a la sala de la cúpula, la más grande del conjunto con 145 metros de longitud y 129 metros de altura. En la parte final de esta gran sala se encuentra una escalera que nos conduce al cauce del río Lesse, donde se toma una barca que nos lleva a la salida de esta asombrosa y bella cueva.

Las grutas de Han-sur-Lesse, Valonia, Bélgica

Consulta precios y horarios en la web oficial: Grutas de Han-Sur-Lesse

Durbuy

Desde Han-sur-Lesse continuamos el viaje hacia el norte durante 37 kilómetros hasta llegar a Durbuy, la ciudad más pequeña del mundo. Esta población es una de las más bellas y pintorescas de Bélgica, por lo que está incluida en la lista de los pueblos más bellos de Valonia (Les plus beaux de Wallonie). De Durbuy podíamos sacar varias imágenes como por ejemplo sus casas con entramados de madera, sus estrechas y empedradas callejuelas, su castillo del siglo XI, remodelado en el siglo XVIII o la Falize, una curiosa pared rocosa con una cavidad situada a orillas del río Ourthe.

Durbuy, Valonia, Bélgica

Si quieres puedes consultar el artículo que escribimos de Durbuy, la ciudad más pequeña del mundo

Catedral de Nuestra Señora de Huy

De camino a Bruselas donde concluiremos este viaje por Valonia hacemos una última parada a orillas del río Mosa para visitar la catedral de Nuestra Señora de Huy. Este templo gótico fue construido entre los siglos XIV y XVI sobre una antigua iglesia románica del siglo XI, colocándose la primera piedra el 15 de marzo del año 1311. Su construcción se prolongó durante 225 años, siendo culminada la obra con la construcción de la bóveda en el año 1536. La fisonomía arquitectónica de este templo está fundamentada en la catedral francesa de Soissons teniendo reminiscencias ambas del gótico tardío.

Catedral de Nuestra Señora de Huy, Valonia, Bélgica

El interior de la catedral de Huy es un canto a la luz y al color procedente de sus magníficas vidrieras. Sobre todo las vidrieras de la Li Rondia, formada por tres ventanas de 20 metros de altura, siendo las más grandes de todas las catedrales de Bélgica. Del antiguo templo románico aún se conserva su cripta, hallándose en su interior reliquias, pinturas y esculturas.

Catedral de Nuestra Señora de Huy, Valonia, Bélgica

ALOJAMIENTO DURANTE EL VIAJE A VALONIA

Aunque solo contábamos con cuatro días para hacer este recorrido por Valonia, decidimos coger dos alojamientos ubicados en diferentes zonas. Las dos primeras noches las pasamos en Lustin y la última noche, antes de volar a Madrid, la pasamos en Chardeneaux. La oferta de B&B en Bélgica es bastante amplia por lo que no os costará encontrar un alojamiento adaptado a vuestras necesidades.

B&B La Mosane, Lustin

Este bed and breakfast se encuentra ubicado a pocos kilómetros de las ciudades turísticas de Dinant y Namur. La casa esta regentada por un matrimonio muy amable y cuenta con cuatro habitaciones sencillas, confortables y muy luminosas para pasar unos día agradables. El baño cuenta con secador y entre las comodidades de la habitación se incluye una cafetera/tetera con diversos productos. Los desayunos incluidos en la reserva se sirven en un pequeño salón de la planta baja. El desayuno no es muy variado y algunas mermeladas que se encontraban en el mueble estaban caducadas, pero con lo que te servían en la mesa era más que suficiente. El parking y el Wifi es gratuito. Consulta precios y disponibilidad de hoteles en Dinant y alrededores.

B&B La Mosane, Lustin, Valonia, Bélgica

Maison d'hôtes La Lavandière (4 *), Chardeneux

Este hotel ocupa una casa de campo de piedra en un entorno rural, a 9 kilómetros del pequeño y encantador pueblo de Durbuy. El hotel ofrece cinco habitaciones amplias y confortables, algunas con terraza con vistas al pueblo de Chardeneux. Nosotros nos alojamos en una habitación doble muy cómoda, bastante espaciosa, silenciosa y muy bien equipada (televisión por cable, Wifi, cuarto de baño privado con artículos y secador de pelo). El desayuno está incluido en el precio y es delicioso y abundante.

Hotel La Lavandiere, Somme-Leuze, Valonia, Bélgica

Precio por noche: 80€ con desayuno incluido. Consulta precios y disponibilidad en la Maison d'hôtes La Lavandière


TRANSPORTE UTILIZADO DURANTE EL VIAJE

Como ya hemos comentado con anterioridad, para movernos durante estos días por la región de Valonia utilizamos un coche de alquiler que previamente habíamos recogido en el aeropuerto de Bruselas. La gran ventaja de realizar esta ruta en coche es que puedes llegar a lugares recónditos y salirte de las rutas turísticas, además de alojarte en hoteles con encanto ubicados en pueblos rurales.


Seguro de viaje: Nosotros siempre viajamos con seguro por muchas razones, aunque sabemos que con la tarjeta sanitaria en tema salud puede ser suficiente, en el caso de robo, pérdida de equipaje o que tengamos que regresar urgente, el traslado no lo cubre la tarjeta sanitaria, y por poco dinero vamos más tranquilos. Nosotros confiamos en el seguro de viaje IATI. Así que sí necesitas contratar un seguro, no busques más, porque solo por ser lector de Mis viajes y sensaciones tienes un descuento del 5%.

Relatos de otros viajeros #Postamigos

Mil Viatges | Valonia en 5 días. Rutas y primeras impresiones