A 80 kilómetros de Lisboa y a tan solo 14 kilómetros de la Playa do Bom Sucesso se encuentra la ciudad de Óbidos. Una villa medieval rodeada por una muralla que esconde en su interior un rico patrimonio cultural, dado que esta ciudad cuenta con una extensa historia, dejando huella en ella las diferentes civilizaciones que aquí habitaron. Esta variedad de culturas se puede apreciar en los jardines interiores de la antigua Medina, en su castillo medieval o en sus templos Góticos, Renacentistas y Barrocos.

Castillo de Óbidos, Portugal
Castillo de Óbidos, edificio que actualmente alberga un hotel

La entrada principal de Óbidos es la denominada Porta da Vila, una doble puerta cuyo interior se encuentra revestido de azulejos del siglo XVIII y que nos da paso al casco antiguo, una serie de callejuelas empedradas con casas blancas adornadas con flores.

Puerta de la Villa, Óbidos, Portugal

Estas sobrias casas encaladas también están decoradas con vivos colores y muchas de ellas albergan restaurantes, tiendas de artesanía, galerías de arte y un gran número de librerías, siendo declarada por ello ciudad literaria por la Unesco en el año 2015. Según la fecha que elijamos para visitar esta preciosa villa tendremos la oportunidad de disfrutar de algunos de sus eventos, como por ejemplo del mercado medieval que se celebra en el mes de julio, y cuya ambientación junto con la propia fisonomía de esta villa nos hará transportarnos a esa época. También podremos degustar uno de los mejores chocolates en el Festival Internacional del Chocolate que se celebra los 12 primeros días del mes de marzo.

calles del casco antiguo de Óbidos, Portugal

Posiblemente, uno de los rincones más bonitos de Óbidos sea la calle donde se encuentra La Casa del Arco. Un pequeño edificio gótico del siglo XV, de una sola planta, que antaño ejerció como Ayuntamiento, siendo comprada en el año 1965 por el diseñador, pintor y escenógrafo Abílio Mattos y Silva. Hace ya más de diez años este edificio alberga el Museo Abílio, abierto por su esposa María José Salavisa, donde se pueden encontrar además de pinturas de este autor, libros de ilustración y libros antiguos.

La casa del Arco, Óbidos, Portugal

Para ser una pequeña villa Óbidos se caracteriza por tener un gran número de iglesias, la razón de esto se debe, en cierta medida, al rey Dionisio quien en el siglo XIII regaló esta población a su esposa Doña Isabel. Desde entonces la diferentes disnastías fueron mejorando y enriqueciendo la villa gracias al conjunto de bienes que otorgaban los monarcas a sus esposas. A continuación haremos un recorrido por algunos de estos templos:

Iglesia de San Pedro


Este templo fue de origen medieval dado que fue edificado a finales del siglo XIII y principios del siglo XIV, aunque su aspecto nada tiene que ver con la primitiva iglesia. La razón de ello se debe a que quedó prácticamente destruido a causa del terremoto de 1755, quedando únicamente en pie el altar mayor y la torre principal. La iglesia que vemos hoy en día es producto de la reconstrucción iniciada después del terremoto, teniendo ya elementos clásicos en su arquitectura propios de su tiempo.

Iglesia de San Pedro, Óbidos, Portugal

El interior del templo de estilo clásico tiene como elemento barroco su magnífico retablo obra de João da Costa, en el que se representa a San Pedro recibiendo las llaves del cielo de manos de Cristo, obra esta iniciada a finales del siglo XVII y terminada a finales del Siglo XVIII.

Iglesia de San Pedro, Óbidos, Portugal

Iglesia de Santiago, un santuario para los libros


Unas de las características más reseñables de la iglesia de Santiago, fundada en el siglo XII, es que alberga en su interior una librería. Este templo antiguamente se encontraba en ruinas pero gracias a Jose Pinho, dueño de "Ler Devagar" (Leer Despacio), una de las librerías más populares de Lisboa, consiguió preservar esta joya arquitectónica convirtiéndola en una librería con más de 40.000 libros.

Iglesia de Santiago, Óbidos, Portugal

Además en este templo convertido en biblioteca se realizan otras actividades culturales, proyectándose películas y documentales e incluso organizándose debates. Esta iniciativa fue el punto de partida para convertir a Óbidos en una villa literaria, pues tras los pasos de esta iglesia-biblioteca se crearon nuevas librerías situadas en espacios igualmente sorprendentes.

Un ejemplo es la Livraria do Mercado, que como bien indica su nombre se encuentra en un mercado de productos biológicos, donde podremos encontrar libros raros, de viajes y gastronomía. Otra muy curiosa es la Livraria da Adega, una librería-bodega donde además de degustar vino se puede tomar un buen café acompañado por una gran variedad de dulces. Completamos este recorrido literario con la Galería Nova Ogiva, una galería de arte donde las exposiciones artísticas se complementan con libros.

Librería de la iglesia de Santiago, Óbidos, Portugal
Librería - iglesia de Santiago, Óbidos

Iglesia de Santa María


En el centro del casco histórico se encuentra la iglesia de Santa María, un templo del siglo XII que a lo largo del tiempo se le han ido realizando diversas restauraciones, convirtiéndose en el edificio renacentista que vemos hoy en día.

Iglesia de Santa María, Óbidos, Portugal

El interior del templo con su techo pintado, sus estilizadas columnas y sus paredes cubiertas por azulejos blancos y azules forman un conjunto de una belleza exquisita, siendo realizadas estas obras entre los años 1676 y 1690.

Iglesia de Santa María, Óbidos, Portugal

Iglesia de la Misericordia


Terminamos nuestro periplo por los templos de Óbidos con la iglesia de la Misericordia del siglo XVI. La que fuera la antigua capilla del Espíritu Santo se convirtió gracias a su portal realizado en el año 1596 en la primera obra barroca de Portugal, en plena época renacentista, pues el estilo barroco surgido en Italia a principios del siglo XVI tardó prácticamente 100 años en llegar a Portugal.

Iglesia de la Misericordia, Óbidos, Portugal

Al igual que en la iglesia de Santa María las paredes del interior se encuentran revestidas de azulejos blancos y azules, aunque en esta ocasión sus paredes también contienen matices amarillos. El retablo central flanqueado por otros dos pequeños retablos y un cortinaje color violeta colorea con una preciosa gama de azules el interior de este templo.

Iglesia de la Misericordia, Óbidos, Portugal

Por último, nos dirigimos a las afueras de la villa donde se encuentra el acueducto de Óbidos, construido en el siglo XVI para abastecer de agua a la ciudad. Con una longitud de 3 kilómetros este acueducto no es de los más grades de Portugal, pero sí uno de los mejor conservados.

Acueducto, Óbidos, Portugal

¿Buscas alojamiento en Óbidos?

Si estás buscando alojamiento en Óbidos te recomendamos el establecimiento hotelero Casa de Campo Sa Rafael. Una casa rural tradicional que ha sido restaurada y adaptada como turismo rural, ofreciendo habitaciones de estilo clásico. Cuenta con parking gratuito, piscina al aire libre y entre sus servicios ofrece un buenísimo desayuno que está incluido en el precio de la habitación Pero si prefieres alojarte en Lisboa, echa un vistazo a esta selección de hoteles