Una vez más no nos hace falta irnos muy lejos para descubrir una maravilla paisajística, en esta ocasión se trata de un conjunto de cortados arcillosos y cárcavas de color rojizo ubicadas a orillas de un embalse. Nos referimos a las Barrancas de Burujón, situadas a tan solo 30 kilómetros de la ciudad de Toledo. Este fantástico lugar, al igual que las Corbeteras en la Serranía de Cuenca es poco conocido por su aislada ubicación, ni siquiera desde la carretera CM-4000 que une las ciudades de Toledo y Talavera de la Reina se visualiza este bello paisaje.

Barrancas de Burujón, Castilla la Mancha, Toledo


Cómo visitar las Barrancas de Burujón

Desde la carretera CM-4000 antes mencionada sale un camino de tierra que encontraremos mas o menos en el kilómetro 26, antes de llegar a la rotonda que lleva hacia La Puebla de Montalbán. Este camino nos lleva hasta un primer parking donde podemos dejar el coche, pero nuestra recomendación, si no hay mucha gente, es que sigáis por la pista de tierra hasta el Mirador del Cambrón y aparcar allí mismo. Una vez aquí comienza una senda ecológica de 4 kilómetros que transcurre por varios miradores, en los que tendremos la posibilidad de contemplar las diferentes perspectivas de este extraordinario paisaje formado durante siglos por la erosión del viento y del agua. Al final de esta senda se encuentra el Mirador de los Enebros habilitado con plazas de aparcamiento y mesas para hacer pic-nic.

Mirador del Cambrón, Barrancas de Burujón, Castilla la Mancha, Toledo
Mirador del Cambrón
Los cortados con sus agrietadas formas se extienden aproximadamente un kilómetro siendo el pico de el Cambrón, con sus 100 metros, la cota mas alta de esta formación rojiza y amarilla que en la primavera adquiere tonalidades verdes.

Barrancas de Burujón, Castilla la Mancha, Toledo

Junto a las barrancas se encuentra el embalse de Castrejón que se nutre de las aguas provenientes del río Tajo y que hacen de este paraje un magnifico refugio para numerosas especies de aves, entre las que se encuentran cormoranes, garzas, azulones y martinetes. Además en este espacio declarado Monumento Natural en el año 2010 existen algunas especies vegetales como olmos, alisos, fresnos y chopos.

Barrancas de Burujón, Castilla la Mancha, Toledo

La visión de este espectacular paraje nos recuerda a otros lugares con orografías semejantes como pueden ser las Cárcavas del pontón de la Oliva en la Comunidad de Madrid o las Bardenas Reales en Navarra. Estos tres lugares se caracterizan por tener unos terrenos arcillosos de caprichosas formas, como si la naturaleza hubiera puesto en marcha toda su imaginación.

Barrancas de Burujón, Castilla la Mancha, Toledo

Una de las mejores horas del día para contemplar este paisaje es al atardecer, cuando los últimos rayos del sol iluminan las barrancos con una sucesión de colores que pausadamente van cambiando del ocre al naranja, y finalmente al rosado, regalándonos de esta manera uno de los momentos más mágicos que se pueden vivir en este lugar asombroso.

Barrancas de Burujón, Castilla la Mancha, Toledo

¿Buscas alojamiento cerca de las Barrancas de Burujón?

A a las afueras de Torrijos, a 18 kilómetros de las Barrancas de Burujón, se encuentra el Hotel & Spa la Salve, una antigua finca rural con centro de spa y piscina. Su cercanía a Toledo te permite visitar la ciudad mientras disfrutas de una estancia tranquila en una zona rural.