Al igual que Soria y Baeza la ciudad de Segovia fue parte importante en la vida literaria de uno de nuestros mas ilustres poetas, hablamos de Antonio Machado, que en esta ciudad, junto con un grupo de intelectuales segovianos fundaron la Universidad Popular Segoviana con el objetivo de acercar la cultura al pueblo. Su etapa aquí fue de los más fructífera, pues en la posada que hoy alberga la Casa Museo Antonio Machado escribió gran parte de su obra teatral. Fue un escritor contemplativo y soñador que formó parte de la denominada Generación del 98, entre los que estaban Azorín, Baroja, Unamuno, Maeztu y Valle-Inclán.

Casa-Museo de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León

Antonio Machado llega a la ciudad de Segovia en 1919 para ocupar la cátedra de francés en el instituto general y técnico donde impartió sus clases, hospedándose a los pocos días en la posada que ahora guarda todos sus recuerdos y en la cual pasaría doce años de su vida. Edificio humilde y sencillo regentado por Doña Luisa Torrego, que aún escritor como él, "ligero de equipaje", le era más que suficiente.

estatua de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León
Estatua de Antonio Machado en la Plaza Mayor de Segovia

La pensión del poeta, fuente de inspiración

Antes de entrar a la casa nos recibe un pequeño jardín donde se encuentra un busto del poeta realizado por el escultor Emiliano Barral, al cual Machado le dedicó un poema que puede leerse en una de las paredes de la Casa Museo.

Casa-Museo de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León

Lo primero que nos encontramos al entrar en el edificio es el recibidor, lugar donde se sacan las entradas y en el que se encuentran unas escaleras que suben a la vivienda. Aquí se hayan colgados en las paredes algunos poemas del escritor, ademas de una cronología de su vida y obra junto a una nota que explica como la Universidad Popular Segoviana creada por Machado se hizo con el inmueble para crear esta Casa Museo dedicada al poeta.

Casa-Museo de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León

La primera estancia donde nos detenemos es la cocina, manteniéndose prácticamente igual que cuando vivía Antonio Machado, en la que aún se conserva el suelo de loza, las paredes encaladas y la cocina de carbón, junto con otros muchos detalles.

Casa-Museo de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León

El comedor con su mobiliario antiguo y sus cuadros con paisajes segovianos sirvieron para las reuniones que Machado mantuvo con sus compañeros de letras, tertulias estas que parecen revivir cuando miramos a través del espejo.

Casa-Museo de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León

Toda la casa está repleta de recuerdos del poeta con fotografías de su familia, de sus alumnos de Segovia, de la propietaria de la pensión, doña Luisa, y como no de su amada Leonor, a la que conoció en la pensión donde se hospedaba en Soria, pues era la hija de los propietarios.

La joven Leonor de 14 años siempre que podía se reunía con Antonio Machado para escuchar los versos del poeta. Pronto el escritor empezó a sentir por ella un gran amor, a pesar de la diferencia de edad, ya que por aquella época Machado tenía 34 años, pero aún así la relación siguió adelante, pues el amor era mutuo, casándose el 30 de julio de 1909. Pero en la dicha de este amor se interpuso la enfermedad de Leonor que murió tan solo 3 años después de su casamiento. Este hecho dejó abatido a Machado que tuvo que partir a la ciudad andaluza de Baeza para olvidar las tierras sorianas que tanto le recordaban a su amada Leonor. A pesar de la distancia y de la ausencia en Baeza siguió soñando con ella, como lo demuestra este verso:

Soñé que tú me llevabas por una blanca vereda en medio del campo verde, hacía el azul de la sierras, hacía los montes azules, una mañana serena. Sentí tu mano en la mía, tu mano de compañera, tu voz de niña en mi oído como una campana nueva, como una campana virgen de un alba de primavera. ¡Eran tu voz y tu mano, en sueños tan verdaderas!...Vive esperanza, ¡quién sabe lo que se traga la tierra!.

Casa-Museo de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León

Tampoco faltan en la decoración recortes de prensa relacionados con el escritor y las cartas que escribía a Guiomar 'su diosa', el otro amor de Machado, con la que ser reunía cada fin de semana en Madrid. La relación que tuvo con Pilar Valderrama, que era su verdadero nombre, no pasó de ser una profunda amistad, aunque Machado le escribió varios poemas donde expresaba el amor que la profesaba. Ella después de la muerte del escritor escribió: "Y quiero, aunque la muerte te llevó de la vida, llevarte vivo siempre dentro del corazón".

Casa-Museo de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León

En esta Casa Museo no podían faltar los libros, una muestra de ello es esta habitación en la que se encuentra una parte de la denominada biblioteca circulante. Un conjunto de libros donados por cada uno de los miembros de la Universidad Popular Segoviana, contribuyendo Antonio Machado con 50 ejemplares. Esta no es la única biblioteca que se encuentra en la vivienda, ya que en otra de las estancias se haya la Biblioteca Machadiana formada por numerosos ejemplares de la obra del poeta.

Casa-Museo de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León
Biblioteca circulante
El final de nuestra visita nos lleva hasta la habitación del poeta, quien la describió en sus versos como "Blanca hospedería, celda del viajero, con la sombra mía". La humildad con la que vivía Machado queda patente en esta habitación formada por una cama de hierro, un armario, una mesilla de noche, un lavabo de madera con su palangana, jarra y cubo de lata y una estufa de petroleo con la que se resguardaba del intenso frío segoviano.

Aquí, en este rincón de la casa, envuelto en sus pensamientos escribió parte de sus poemas, quizás inspirados algunos de ellos por su admirado Gustavo Adolfo Becquer, al que llamó "poeta lírico, sin retórica", y con el que compartió el estilo romántico.

Nos despedimos de esta casa viendo por última vez la habitación del poeta, pareciéndonos ver al escritor mirando ensimismado la ventana, para escribir después una carta a su amada Guiomar en la que decía: "Adiós. Me voy a soñar contigo por esas calles de Segovia".

Casa-Museo de Antonio Machado, Segovia, Castilla y León

Información, horarios y tarifas


Dirección: Calle de los Desamparados, 5 - Segovia

Para más información y horarios visita la web de la Casa-museo Antonio Machado

Tarifas: Entrada general 2.50€; Visita guiada 3,50€; Reducida 2€; Los miércoles no festivos la entrada es gratuita.