Al abrigo de la sierra norte de Guadalajara, a los pies del Pico Ocejón, se hallan un conjunto de pueblos cuya singularidad radica en la construcción de sus casas hechas a base de pizarra. Por esta característica se les conoce desde hace algún tiempo con el nombre de Pueblos de la Arquitectura Negra, denominación que les puede servir en un futuro para ser declarados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Estas poblaciones muestran una armoniosa arquitectura popular que se prolonga con la misma naturaleza que lo rodea, premiando así su valor etnográfico y arquitectónico.

Valverde de los Arroyos, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha
Valverde de los Arroyos

La ruta en coche que nosotros proponemos por los pueblos negros de Guadalajara está compuesta por seis poblaciones bien representativas de esta comarca, tomando como punto de partida el pueblo de Tamajón. Aunque esta arquitectura también es típica en la sierras de Segovia y Madrid, como es el caso de Patones de Arriba, un claro ejemplo de estos pueblos tan característicos.

El pueblo de Tamajón está considerado como la puerta de entrada a la ruta de la arquitectura negra, la cual está dividirla en dos partes bien diferenciadas: Por un lado esta ruta pasa por los pueblos de Almiruete, Palancares, Valverde de los Arroyos y Umbralejo, y la otra por los pueblos de Campillejo, El Espinar, Roblelacasa, Campillo de Ranas, Robleluengo y Majaelrayo.

Mapa de la ruta por los pueblos de la arquitectura negra, Guadalajara

Antes de iniciar esta ruta podemos hacer una breve visita al pueblo de Tamajón, donde tendremos la posibilidad de visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y la Ermita de la Virgen de los Enebrales. A las afueras de esta población también se encuentra un bello enclave natural conocido como la pequeña ciudad encantada de Tamajón, llamada así por las caprichosas formas de sus rocas.

Valverde de los Arroyos

En el conjunto de todos estos pueblos, Valverde de los Arroyos se puede considerar como el más turístico de la zona, pues cuenta con una variada oferta de restaurantes, tiendas y alojamientos, junto con un interesante museo etnográfico. Este museo está dedicado a la arquitectura negra y cuenta con una exposición de utensilios antiguos, paneles y un telar que nos enseña como era el modo de vida de estos pueblos.

Valverde de los Arroyos, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha

Algo que caracteriza a la construcción de sus casas y monumentos y que se diferencia del resto de pueblos de esta ruta, es el uso junto con la pizarra de la cuarcita, que al recibir los rayos del sol desprenden una luminosidad dorada, característica constructiva esta que también comparten otros pueblos como Almiruete y Palancares. Este hermoso pueblo sirve de punto de partida para la ruta que conduce a las Chorreras de Despeñalagua, una formidable cascada de unos 80 metros de altura cuyas aguas provienen del Arroyo de la Chorrera, afluente del río Sorbe.

Valverde de los Arroyos, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha

Umbralejo

A tan solo 8 kilómetros de Valverde de los Arroyos se encuentra el pueblo de Umbralejo, cuya historia se asemeja a la de muchos otros pueblos que en la década de los setenta quedaron abandonados tras la marcha de sus habitantes a las grandes ciudades. En este estado de melancólico abandono quedó hasta que en el año 1984 los Ministerios de Educación, Agricultura y Obras Públicas hicieron que este pueblo de nuevo renaciera utilizando las casas para fines educativos, organizándose campamentos de verano y visitas guiadas.

Umbralejo, pueblo abandonado, Guadalajara, Castilla la Mancha

Las aproximadamente 70 casas que forman el pueblo están totalmente restauradas, reconvirtiéndolas en aulas, talleres, alojamientos, comedores y almacenes. En Umbralejo está totalmente restringida la circulación de coches para no alterar así las actividades que aquí se organizan, acrecentando de esta manera el encanto de este pueblo, hecho que apreciamos al pasear por sus calles, donde sentimos aflorar una sensación que parece transportarnos a tiempos pasados. Este pueblo se puede visitar de lunes a viernes de 18.00 a 20.00 horas y los sábados, domingos y festivos de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 20.00 horas.

Umbralejo, pueblo abandonado, Guadalajara, Castilla la Mancha

Roblelacasa

Otro claro ejemplo de la arquitectura negra la vemos en la pequeña aldea de Roblelacasa, donde sus viviendas originales de una planta están compuestas de anchos muros y pequeñas estancias resguardadas por gruesos portones de madera que ayudan a soportar los fríos y largos inviernos de esta comarca.

Roblelacasa, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha

Al igual que en el pueblo de Valverde de los Arroyos, desde esta aldea tenemos la posibilidad de realizar una bonita ruta que conduce a las cascadas del Aljibe, situadas a unos 3 kilómetros. Esta ruta también nos ofrece la posibilidad de conocer el pueblo abandonado de Matallana, situado a medio camino de las cascadas.

Roblelacasa, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha

Campillo de Ranas

Como iremos viendo en esta ruta los pueblos están muy cerca unos de otros, pues Campillo de Ranas tan solo se encuentra a 3 kilómetros de Roblelacasa. Nuestros pasos se encaminan a la plaza mayor, donde se sitúa uno de los elementos que caracterizan a este pueblo, su reloj solar, ubicado en los restos de la antigua casa del cura, junto a la iglesia.

Reloj de sol, Campillo de Ranas, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha
Reloj solar de Campillo de Ranas

La iglesia de Santa María Magdalena también construida a base de pizarra destaca por su alta torre, en el que se combina perfectamente la laja con diferentes piedras calizas de diversas tonalidades. Igualmente, podemos visitar en el pueblo el mirador de las ranas y un roble hueco del que no saben su edad y que se ha convertido en todo un icono de Campillo.

Iglesia Santa María Magdalena, Campillo de Ranas, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha

Robleluengo

Como si mirásemos a través de una ventana, Robleluengo nos regala encantadores rincones donde la pizarra es a menudo envuelta por un manto de vegetación. Lo mejor es dejarse llevar y perderse por sus estrechas calles, las cuales guardan el encanto de lo rústico.

Robleluengo, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha

Nos encaminamos hacía la plaza mayor donde se encuentra el principal patrimonio de Robleluengo, la ermita de San Pedro, cuya fachada porticada esta culminada por una espadaña con dos campanas, apreciándose en su arquitectura el estilo románico.

Ermita de San Pedro, Robleluengo, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha

Majaelrayo

Con las excelentes vistas del Pico Ocejón de fondo, Majaelrayo cierra esta ruta por los pueblos de la arquitectura negra. Como queriendo recordar las viejas tradiciones, en Majaelrayo utilizan la piedra de un molino como decoración, estampa esta que se acompaña con el sonido refrescante del agua de sus fuentes, las cuales siguen regando los huertos de alrededor.

Majaelrayo, arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha

Gracias a la belleza paisajistica que rodea a Majaelrayo parten varias rutas donde podemos disfrutar de la naturaleza, como por ejemplo subir al Pico Ocejón (2.058 m) o acercarnos a contemplar los saltos de agua del arroyo y cascada de la Matilla. Otra interesante ruta nos llevará por una pista de tierra hasta la población de Cantalojas, puerta de entrada para visitar el hermoso Hayedo de Tejera Negra.

Iglesia de San Juan Bautista, Majaelrayo, pueblo de la arquitectura negra, Guadalajara, Castilla la Mancha

¿Buscas alojamiento en la ruta por los pueblos negros?

Nosotros nos alojados en Hotel Rural el Huerto del Abuelo, ubicado en el pequeño pueblo de Almiruete. Su entorno es ideal para realizar esta ruta por los pueblos de la Arquitectura Negra y realizar senderismo en la zona. Y si buscas relajarte, el hotel dispone de Spa. Puedes leer el artículo que escribimos de este hotel, aquí.