Situada a 40 kilómetros de Burgos, a orillas del río Arlanza, la villa medieval de Covarrubias nos sorprende con su magnífico casco histórico de estrechas calles empedradas, plazas soportaladas y casas de entramado de madera. La cuidada restauración de esta arquitectura castellana junto con su interesante patrimonio monumental y cultural le ha valido para ser declarada Conjunto Histórico-Artístico.

Villa medieval de Covarrubias, Castilla y Léon, Burgos
Casa de Doña Sancha

La visita al casco antiguo se realiza a través de la Puerta Real o Archivo del Adelantamiento de Castilla. Un edificio de estilo Renacentista que antaño sirvió como archivo de documentación, perdiendo esta función en el siglo XVIII, ya que toda la documentación se trasladó al archivo de Simancas. Actualmente alberga la oficina de turismo, una sala de exposiciones y la biblioteca municipal.

Archivo del adelantamiento de Castilla, Covarrubias, Castilla y León

Puerta Real, Covarrubias, Castilla y León, Burgos

Desde la Puerta Real se llega a la Plaza Mayor o Plaza de Doña Urraca, formada por edificios de diferentes estilos que le dan un aire muy característico. Entre estos edificios se encuentra el Ayuntamiento, antigua casa del conde Fernán González de la que aún se conserva la portada románica del Siglo X.

Plaza Mayor, Plaza de Doña Urraca, Covarrubias, Castilla y León, Burgos

Sus plazas, sus calles empedradas y sus casas blancas con balcones de madera nos invitan a recorrer tranquilamente todos los rincones de esta encantadora villa, un laberinto de calles donde aún se respira ese aire medieval.

Villa de Covarrubia, Castilla y Léon, Burgos

Después de recorrer sus intricadas calles llegamos a la parte más alta de la villa, donde se encuentra la iglesia de Santo Tomás. Este templo fue construido en el siglo XV sobre uno anterior del siglo XII del que apenas han quedado elementos.

Iglesia de Santo Tomás, Covarrubias, Castilla y León, Burgos

Nuevamente nos adentramos por las calles de Covarrubias hasta llegar a la Plaza de Doña Sancha, donde se encuentra el Torreón de Fernán Gonzalez o de Doña Urraca, edificado en el año 942 sobre un antiguo cimiento romano. Cuenta la leyenda que el torreón guarda en su interior un antiguo pasadizo subterráneo que comunicaba la torre con una casa situada fuera de la villa, un misterioso secreto que aún hoy no ha sido comprobado, ¿leyenda o realidad?.

Torreón de Fernán Gonzalez, Covarrubias, Burgos

Horario de visita: Los sábados a las 12.00, a la 13.00 y a las 17.00; Los domingos y festivos a las 12.00 y a la 13.00

Sin lugar a dudas, la Colegiata de San Cosme y San Damián, cerca del río Arlanza, es uno de los lugares más bonitos de la villa. Este templo gótico del S.XV está constituido por tres naves, cuatro capillas y un bello claustro del S.XVI. Además, cuenta con un magnífico rosetón situado en la fachada principal que en los días soleados llena de luz el interior del templo.

Colegiata de San Cosme y San Damián, Covarrubias, Burgos

Su interior nos ofrece magníficas obras de arte, como por ejemplo su retablo mayor, compuesto por una tabla dedicada a los santos patronos Cosme y Damián de finales del siglo XV, obra de Pedro Berruguete. Además contiene otras dos tablas procedentes del altar mayor de la iglesia de Santo Tomás, obra de Alonso de Sedano, junto con otra tabla de mediados del siglo XV dedicada a la Virgen del libro, obra esta relacionada a un autor próximo al circulo de Van Eyck.

Colegiata de San Cosme y San Damián, Covarrubias, Burgos

Pero esta es solo una pequeña parte de las obras de arte que guarda la colegiata, pues en su interior también podemos visitar un interesante museo formado mayoritariamente por obras de pintura y escultura procedentes de los antiguos retablos de la iglesia de Santo Tomás, compuestas por tablas de Berruguete y Van Eyck, junto con orfebrería del maestro Calahorra. No nos olvidamos del magnífico órgano con el que cuenta la colegiata. Este fue construido en el siglo XVII, y es uno de los órganos más antiguo de Castilla que aún hoy en día sigue sonando.

Colegiata de San Cosme y San Damián, Covarrubias, Burgos

Horario de visita: Todos los días excepto el martes de 10.30 a 14.00 y de 16.00 a 19.00; Domingos y festivos de 10.30 a 12.00 y de 16.00 a 19.00

La historia de la Princesa Kristina de Noruega

Justo enfrente de la Colegiata se encuentra la estatua dedicada a la princesa Kristina de Noruega, hija del rey Haakon IV de Noruega. La historia que motivó la colocación de esta estatua comienza a mediados del Siglo XIII, cuando la princesa junto con su padre realizó un largo viaje desde su tierra natal hasta España. El motivo era casar a su hija con Felipe de Castilla, hijo de Fernando III de Castilla, conocido como el Santo y la reina Beatriz de Suabia. La boda se celebró en la Colegiata de Santa María de Valladolid el 31 de marzo de 1258. Tras el enlace se fueron a vivir a Sevilla, donde residía el infante Felipe, ya que fue arzobispo de esta ciudad, cargo que abandonó para contraer este matrimonio. Cuatro años después la princesa Kristina fallecía sin dejar descendencia, siendo variadas las hipótesis sobre su muerte, pero ninguna de ellas tiene una base histórica comprobada.

La princesa fue enterrada por orden de su esposo en el claustro de la Colegiata de San Cosme y San Damián, del que él había sido abad hasta los 21 años. Este lugar fue elegido por Felipe para el enterramiento de su esposa por el gran cariño que tenía a este rincón de Covarrubias, el mismo que tenía a la princesa, pues pese a ser un matrimonio de conveniencia, él estaba muy enamorado de ella. Con el transcurrir de los años la princesa fue relegada al olvido, hasta que en unas obras de restauración acaecidas en la Colegiata de San Cosme, entre los años 1952 y 1958, dieron con varios sarcófagos cuyo contenido eran desconocidos hasta la fecha. En unos de ellos se encontraba el cuerpo momificado de la princesa junto con un pergamino con versos de amor.

Coincidiendo con el 700 aniversario del enlace entre la princesa Kristina y Felipe, el 13 de mayo de 1958 se restauró el sepulcro instalándose en él una placa conmemorativa, y unos años después, más concretamente en el año 1978 se completó este reconocimiento con una estatua dedicada a la princesa.

Escultura Kristina de Noruega, Covarrubias, Castilla y León

Como en Covarrubias, en Trönsber (Noruega) se encuentra una estatua de la misma princesa, siendo este el comienzo de unas estrechas relaciones entre estas dos poblaciones que dieron origen a la Fundación Princesa Kristina de Noruega en el año 1992. Esta unión sirvió para la construcción de una capilla en honor a San Olav, patrón de Noruega. Esta capilla se construyó a unos 3 kilómetros de Covarrubias, en un bello entorno natural, siendo inaugurada el 18 de septiembre del 2011.

Iglesia de San Olav, Covarrubias, Castilla y León, Burgos

Nos despedimos de este maravilloso y hermoso rincón de la provincia de Burgos con ganas de volver, ya que cerca de Covarrubias se encuentran tres lugares que bien merecen una visita: Las ruinas del Monasterio de San Pedro de Arlanza, El Monasterio de Santo Domingo de Silos y la escultura más grande del mundo, Territorio Artlanza.

Villa de Covarrubias, Castilla y León, Burgos

¿Buscas alojamiento en Covarrubias?

Si estás buscando alojamiento en Covarrubias te recomendamos el Hotel Doña Sancha. Está situado en zona tranquila, a las afuera del pueblo, y tiene una ubicación perfecta para conocer todos los lugares interesantes de la zona. El hotel nos encantó y por ello le dedicamos un artículo que puedes leer Reseña Hotel Rural Doña Sancha.



Relatos de otros viajeros #Postamigos

Viatges Pedraforca | Una ruta per la ribera del Duero (I) Burgos I Valladolid