La comarca de las Merindades, al norte de la provincia de Burgos, guarda en sus paisajes maravillosos entornos naturales junto a una gran variedad de riquezas artísticas, pues en esta tierra formada por valles, hoces y desfiladeros se encuentran pueblos, ermitas e iglesias románicas que harán que el viajero disfrute del arte y la naturaleza a partes iguales. Estos rincones de las Merindades que aquí exponemos son solo una pequeña parte de todo lo que esta comarca nos puede ofrecer.

Orbaneja del Castillo

La fisonomía del pueblo de Orbaneja del Castillo es prontamente conocida por su bella cascada, la cual nace en la Cueva del Agua formando un arroyo que atraviesa el pueblo antes de precipitarse en las rocas forradas de musgo. Después de este vertiginoso salto las aguas transcurren plácidas en pequeños estanques color turquesa antes de llegar al río Ebro.

Orbaneja del Castillo, Merindades, Burgos


La belleza y singularidad de este pueblo se incrementa con las extrañas formaciones rocosas del cañón del Ebro, haciendo que este enclave cobre tintes fantásticos. La imaginación nos puede ayudar a encontrar en estas piedras algunas siluetas realmente extraordinarias. Las más conocidas son el beso de los camellos y el mapa de Africa. ¿Las puedes ver?.

Orbaneja del Castillo, Merindades, Valle de Sedano, Burgos

Iglesia rupestre de San Miguel de Presillas

Lindando con las tierras cántabras de Valderredible, una curiosa formación rocosa emerge entre las copas de los árboles, sin llegar a sospechar que en su interior alberga una iglesia rupestre llamada San Miguel de Presillas. La particularidad de esta construcción radica en su estructura de dos plantas, pues la gran mayoría de estos templos rupestres solo cuentan con una. La parte inferior está formada por tres naves, concluyendo cada una de ellas en un ábside, estando separadas las naves por dos arcos de medio punto. Es muy probable que el origen de este templo se remonte al siglo X, cuando los anacoretas o eremitas se establecieron en este lugar.

Iglesia rupestre de San Miguel de Presillas, Merindades, Burgos
Iglesia rupestre en Presillas de Bricia
Iglesia rupestre de San Miguel de Presillas, Merindades, Burgos

El pozo azul de Covanera

Situado en el valle del Rudrón, muy cerca del pueblo de Covanera, se encuentra uno de los lugares más enigmáticos de las Merindades, el pozo azul. Un pequeño lago de aguas azul turquesa que desemboca en el río Rudrón y que en su interior esconde un entramado de cuevas aún no exploradas en su totalidad. Los cerca de 14 kilómetros de cuevas recorridos por los espeleobuceadores han servido para descubrir nuevas cavidades aún inexploradas, que sin duda servirán para iniciar en el futuro nuevas expediciones.

El pozo azul de Covanera, Merindades, Burgos

Considerada como la cavidad inundada más larga de España, el pozo azul es un auténtico paraíso para los espeleobuceadores, pues buena parte de los 13 kilómetros de galerías descubiertas se encuentran inundadas. Las primeras expediciones al pozo azul se remontan a los años 60 y 70, aunque fue a partir de los 90 y sobre todo a mediados de la década del 2000 cuando se realizaron las mayores incursiones a este fantástico entramado de cavidades.

El pozo azul de Covanera, Merindades, Burgos

Mirador del Cañón del Ebro

Durante 60 millones de años el río Ebro a su paso por la provincia de Burgos ha ido formando un espectacular paisaje de profundos cañones y estrechos desfiladeros, llegando en algunos puntos a alcanzarse los 200 metros de profundidad. Este tramo del Ebro junto con su afluente el río Rudrón forman el Parque Natural Hoces de Alto Ebro y Rudrón, lugar que cuenta con excelentes miradores, como el que se encuentra situado a un kilómetro y medio de la población de Pesquera de Ebro. Desde este mirador observaremos discurrir entre los acantilados el río Ebro rodeado por un frondoso bosque compuesto de encinas, hayas y sabinas..

Mirador del cañón del Ebro, Merindades, Burgos

Dólmenes de la Cotorrita y el Moreco

Diseminados por el valle de Sedano se encuentra uno de los mayores conjuntos dolménicos de Europa, formado por los dólmenes de Arnillas, la Cabañas, Valdemuriel, la Cotorrita y el Moreco, siendo estos monumentos megalíticos parte del paisaje de este valle durante más de 5.000 años. Estos dos últimos, por su fácil acceso, los incluimos dentro de este recorrido por las Merindades.

Excavado en 1969, en el dólmen de la Cotorrita se hallaron restos humanos junto con algunos de sus utensilios, como cuencos de cerámica y punzones de hueso, por citar solo algunos de ellos. Su corredor o pasillo de acceso está orientado de este a oeste coincidiendo con la salida y puesta de sol.

Dolmen de la Cotorrita, Pesquera de Butrón, Valle de Sedano, Merindades, Burgos
Dolmen de la Cotorrita en Pesquera de Butrón
Los dólmenes megalíticos guardan muchos interrogantes, pero del dolmen del Moreco tenemos un dato bastante claro, su fecha de construcción. Su origen se sabe con certeza gracias a que se encontró una madera de roble quemada en la base del dolmen, con el que se pudo hacer un análisis de carbono 14, datando la antigüedad del dolmen en el 3.200 a.C. Esta construcción megalítica es una de las más grandes y mejor conservadas del valle de Sedano, a pesar de que faltan muchas partes de la construcción inicial, pues se sabe que llegó a medir más de 27 metros de diámetro, además de tener una altura de más de 2 metros. También su corredor o pasillo, que actualmente tiene una longitud de 6 metros, llegó a tener en sus inicios una longitud de 10,5 metros. En él se han hallado algunos fragmentos de cerámica y varias láminas de silex, además de conservarse unas pinturas de color rojo donde se representan algunas figuras humanas y cuya interpretación hacen pensar a los expertos que tuviera algún carácter ritual.

Dolmen el Moreco, Hidobro, Valle de Sedano, Merindades, Burgos
Dolmen del Moreco en Huidobro

Ruinas del Monasterio de Rioseco

¿Qué sensación tienes cuando visitas un monasterio en ruinas, melancolía, una serena quietud o ambas emociones a la vez?. ¿Qué tienen esas piedras cubiertas de hiedra y musgo que parecen transportarnos a mundos ya olvidados?. Estas preguntas y muchas más posiblemente te surgirán cuando visites las ruinas del Monasterio de Rioseco, situado en el valle de Manzanedo. Su origen se remonta al siglo XIII, aunque su historia la contamos más detalladamente en un artículo publicado anteriormente.

Ruinas del monasterio de Rioseco, Merindades, Burgos

Eremitorio rupestre de San Pedro de Argés

A tan solo 4 kilómetros de Rioseco, en un mirador situado a 30 metros sobre el río Ebro, se encuentra el eremitorio rupestre de San Pedro de Argés, refugio de antiguos eremitas que buscaban la soledad de estos parajes para llevar una vida contemplativa y de oración, entablando una comunicación con Dios por medio de la naturaleza. El origen de este eremitorio se remonta a los siglos IX y X, época de construcción de la nave sur, siendo ampliada en el siglo XII con la construcción de una segunda nave. Estas dos naves culminan en sendos ábsides curvos separados por tres arcos apoyados en sendos pilares. La magia y tranquilidad que confiere el lugar nos da la razón de por que eligieron los eremitas este rincón del valle de Manzanedo.

Ermita rupestre de San Pedro de Argés, Merindades, Burgos

Ermita rupestre de San Pedro de Argés, Merindades, Burgos

Iglesia de El Salvaldor en Escaño

El románico también se encuentra presente en esta ruta por las Merindades con la iglesia de El Salvador, situada en el bonito pueblo de Escaño, a orillas del río Nela. Construida en el año 1088, este templo está considerado como uno de los mejores ejemplos de este estilo en el norte de la provincia de Burgos. La portada y la ventana del muro sur están decoradas con ajedrezados y motivos vegetales, elementos decorativos que también se encuentran en su ábside semicircular.

Iglesia de El Salvador en Escaño, Valle de Nela, Merindades, Burgos

El puente natural de Puentedey

Siguiendo el curso del río Nela llegamos a Puentedey, población que se encuentra asentada sobre un extraordinario arco de piedra natural formado durante millones de años por la erosión del río en su camino hacía el Ebro. Este puente natural fue considerado por los primeros pobladores del lugar como una obra divina, por lo que recibió el nombre de "Puente dei", cuyo significado es Puente de Dios.

Puentedey, Valle de Nela, Merindades, Burgos

Complejo de Ojo Guareña

La Merindad de Sotoscueva guarda bajo su suelo un fantástico mundo subterráneo formado por nada más y nada menos que 110 kilómetros de galerías, de las cuales 89 kilómetros se conectan entre sí a través de distintos niveles, formando un gran entramado laberíntico de varios pisos. Por la complejidad de este conjunto kárstico solo se puede visitar una pequeña parte a través de la Cueva y ermita de San Bernabé y la cueva Palomera. Pero para una información más completa recomendamos este artículo publicado anteriormente: El mundo subterráneo de Ojo Guareña.

Complejo kárstico de ojo Guareña, ermita de San Tirso y Bernabé, Merindades, Burgos

Iglesias románicas de Siones y Vallejo de Mena

El valle de Mena además de contar con un formidable paisaje de bosques, montañas, prados y ríos atesora un importante patrimonio artístico, sirviendo como ejemplo dos de las iglesias románicas más singulares del norte burgalés: Santa María de Siones y San Lorenzo de Vallejo, ambas separadas por tan solo 2 kilómetros de distancia.

La iglesia de Santa María de Siones fue construida en las últimas décadas del siglo XII y está compuesta por una nave rectangular con dos portadas, una cabecera con ábside semicircular y una torre sobre el crucero. Aunque la escultura exterior del templo no es muy abundante, la que tiene es de gran interés, pues cuenta con misteriosas cabezas humanas con expresiones de lo más variopintas, además de diversos motivos geométricos y capiteles con relieves en forma de piña que representan el Árbol de la Vida.

Iglesia de Santa María de Siones, Valle de Mena, Merindades, Burgos

El interior del templo cuenta con numerosos elementos artísticos también de interés, y para poder visitarla basta con solicitar las llaves en la casa que se encuentra justo enfrente de la fachada de la iglesia.

Iglesia de Santa María de Siones, Valle de Mena, Merindades, Burgos

La iglesia de San Lorenzo de Vallejo de Mena es un claro ejemplo de la transición entre el románico y el gótico que se experimentó a finales del siglo XII y principios del siglo XIII, época en la que se construyó este templo. La forma de la iglesia está compuesta por una nave con tres portadas de arcos ojivales en las que se encuentran representadas escenas bíblicas, simbólicas y costumbristas, además de un ábside cuya singularidad radica en su estilo, bien diferenciado del resto del templo, pues muestra una clara influencia lombarda.

Iglesia de San Lorezo de Vallejo, Valle de Mena, Merindades, Burgos

Al igual que en el exterior, el interior de este templo cuenta con una abundante decoración escultórica, concentrada sobre todo en los capiteles de las columnas. Como en el caso de la iglesia de Santa María de Siones, si se quiere visitar su interior hay que contactar con la persona que custodia las llaves. En la portada principal de estos dos templos se encuentra toda la información necesaria para realizar las visitas.

Iglesia de San Lorezo de Vallejo, Valle de Mena, Merindades, Burgos

Embalse de Ordunte

Entre los montes de Ordunte y Rozuelas se encuentra ubicado este precioso embalse, desde el cual podremos realizar varias rutas para disfrutar del maravilloso entorno natural que le rodea. En nuestro caminar por estas sendas tendremos la oportunidad de contemplar numerosas especies de árboles como hayas, robles, pinos y tejos.

Embalse de Ordunte, Valle de Mena, Merindades, Burgos

¿Buscas alojamiento en las Merindades?

Si estas buscando alojamiento en las Merindades te recomiendo el Hotel Rural la Nogala. Se sitúa en el pequeño pueblo de Dobro y tiene una ubicación perfecta para visitar todos los lugares interesantes que os proponemos en esta ruta. Para más información lee la reseña que escribimos de este hotel.