En este blog dedicado a los viajes no podía faltar la figura del gran escritor Julio Verne, quien no solo nos hizo viajar con sus libros a multitud de lugares repartidos por el mundo, sino que también nos legó en sus obras su gran conocimiento científico, llegando en muchos casos a convertirse sus relatos de ciencia ficción en una realidad hoy en día. Así que para conocer algo más su figura, nada mejor que visitar esta exposición situada en Madrid, donde no solo descubriremos parte de su vida y obra, pues también conoceremos la influencia que ejerció en muchos personajes de su época e incluso posteriores. Es por ello, que queremos aprovechar este artículo no solo para hablar de esta exposición, si no también para profundizar un poco más en la vida de este genial escritor.

Exposición sobre Julio Verne

Julio Verne nació el 8 de febrero de 1828 en la ciudad de Nantes, en un apartamento con vistas al puerto, lo que propició que el pequeño Verne contemplara todos los días como arribaban buques y barcazas procedentes de lugares lejanos, avivando así su imaginación, a la vez que fue creciendo su pasión por el mar. En 1838, cuando Julio Verne y su hermano Paul terminaron sus primeros estudios fueron apuntados en el colegio Saint-Stanislas. Fue en esta escuela donde el joven Verne empezó adquirir grandes conocimientos en geografía, además de aprender griego y latín.

Los inicios de Julio Verne en la literatura

El deseo de su padre en convertirle en abogado siguiendo la tradición familiar no le valió para borrar de la mente del joven Verne sus anhelos de aventura, alternando así sus primeras obras literarias con los estudios de abogacía. En el liceo de Nantes estudió filosofía y retórica, para más tarde viajar a París para seguir con la carrera de leyes, haciendo que su curiosidad voraz combinara estos estudios junto con otros dedicados a geografía, física, mecánica, biología, geología, antropología y tecnología, siendo estos estudios la semilla que germinaría en los conocimientos plasmados en sus futuras obras.

Sus primeros escritos realizados en el año 1848 consistían en poemas en prosa y textos de teatro, los cuales no tuvieron una gran difusión, recurriendo a la docencia para poder ganarse la vida. Dos años más tarde, en el año 1850, terminó sus estudios de derecho, siendo reclamado por su padre para que volviera a Nantes a ejercer la abogacía, pero ante la incredulidad de este, Julio Verne decidió abandonar el derecho para siempre, pues deseaba continuar en el ambiente literario de la ciudad de París, lugar ideal para seguir con sus escritos en la revista Musée des Familles o Museo de las Familias, donde numerosos autores ejercían una vocación enciclopédica.

Retrato de Julio Verne, año 1852

La novela de la ciencia, un nuevo género creado por Verne

En sus frecuentes visitas a la Biblioteca Nacional de París, Julio Verne lee una gran cantidad de escritos sobre ciencia y geografía como por ejemplo el semanario Le Tour du Monde, dirigido por Edouard Charton, concibiendo así la idea de crear lo que el llamaría "la novela de la ciencia", un formato nuevo en el que expresar su estilo propio, que a la larga le daría sus frutos. El deseo de adquirir más información sobre los conocimientos científicos de su época le hacen que vaya al encuentro de su primo Henri Garcet, matemático y maestro de la Sorbona, quien le introducirá en el mundo de la ciencia visitando gabinetes de química y física, además de visitar el observatorio astronómico y el jardín botánico.

En el año 1852 se hace miembro del club de la Prensa Científica, entablando amistad con viajeros, periodistas, científicos y geógrafos como el explorador Jacques Arago y el geógrafo Élisée Reclus. La gran curiosidad de Verne le llevó a introducirse en temas metafísicos como la alquimia y la cábala, reflejándose en unos de sus escritos publicado en el Musée de Families, titulado "Maestro Zacarías", donde cuenta la historia de un relojero que cree haber descubierto el secreto del universo.

Sus primeros viajes

Ya casado con Honorine de Viane y gracias al oficio de agente de bolsa conseguido a través de su cuñado, Julio Verne tuvo la oportunidad de hacer su primer viaje en el año 1859 a Escocia, consiguiendo realizar el viejo sueño de su infancia, viajar por mar. En tierras escocesas visitó Edimburgo y Glasgow, quedando fascinando en los muelles de esta ciudad por la visión del trasatlántico "Great Eastern", el primero de estas grandes embarcaciones que haría el viaje transoceánico.

En 1861, como ocurriera en su primer viaje a Escocia, el hermano de su amigo Hignard les consiguió a los dos sendos pasajes gratuitos, esta vez para ir a Escandinavia a visitar Dinamarca y Noruega, donde los dos amigos tendrían la oportunidad de contemplar los fiordos, las auroras boreales, el sol de medianoche y los hielos árticos. Estos paisajes escandinavos sin duda enriquecieron, más si cabe, la imaginación de Verne, dando así forma a algunos de los escenarios que saldrían en sus futuras novelas. Este viaje tuvo que interrumpirse en Copenhague, ciudad donde recibió la noticia del inminente nacimiento de su futuro hijo, por lo cual tras 50 días recorriendo Escandinavia partió rumbo a Francia llegando a tiempo para asistir al nacimiento de su hijo Michel, el 3 de agosto de 1861.

Retrato de Julio Verne, año 1857

Sus novelas científicas dan sus primeros frutos

En la misma época en la que realizó sus primeros viajes, Julio Verne conoció a Gaspar Félix Tournachon, más conocido como Nadar, un escritor, pintor, periodista y fotógrafo el cual se sentía atraído por la navegación área, circunstancia esta que hizo que entre los dos naciera una gran amistad. Juntos fundaron en el año 1862 la Sociedad para la investigación aérea, tras haber anunciado su amigo intentar realizar la aventura de atravesar el Canal de la Mancha en globo. En esta sociedad que formaron, Julio Verne aprendió numerosas técnicas relacionadas con los viajes en globo, coincidiendo en esta misma época con un viaje que realizaron por este medio los exploradores John Hanning Speke y Richard Francis Burton por el continente Africano.

Estos hechos hicieron concebir en la mente de Verne su próxima novela, cuya argumentación sería un viaje en globo por África, novela que un año más tarde se convertiría en su primer gran éxito. Una vez escrita su novela se lanza en busca de editor, búsqueda esta que no le resultó fácil, pues fue rechazado por más de una docena de editores, la mayoría de los cuales le decían que su talento estaba más enfocado en el teatro, hasta que encontró al editor Pierre Jules Hetzel. Este editor vio que la novela de Verne, con algunos apuntes, podría encajar en un formato novedoso que el mismo había creado, unas novelas publicadas por entregas. Poco tiempo después Verne entregó al editor la novela con las correcciones que él le había sugerido, quedando este maravillado por los grandes conocimientos del escritor, proponiéndole firmar un contrato en el que se comprometiera escribir dos novelas anuales durante 20 años, siendo este el inicio de una fructífera relación.

Exposición sobre Julio Verne

Su primera novela titulada "Cinco semanas en globo" fue publicada el 31 de enero de 1863, convirtiéndose en un rotundo éxito de ventas. Verne, vio así realizado el sueño de poder publicar con éxito una de sus novelas científicas, a la vez de poder dedicarse por entero a la escritura, dejando su trabajo de agente de bolsa.

Otra novela que escribió ese año fue la titulada "París en el siglo XX", extraordinaria obra ambientada en el París de 1960, en la que el escritor "profetiza" grandes establecimientos comerciales, trenes de alta velocidad, motores de combustión y redes de metro, entre otros muchos avances que hoy en día vemos normales. En esta novela también describiría con cierto pesimismo como sería esa sociedad, la cual estaría totalmente mecanizada y dominada por el mundo financiero, donde todo el mundo sabría leer y escribir, aunque muchos de ellos no lo hicieran asiduamente, pues estarían demasiado ocupados en muchos de los inventos de la época. Esta novela fue rechazada por Hetzel al considerarla demasiado pesimista y alejada de las novelas de aventuras, por lo que no fue publicada hasta el año 1994, siendo rescatada del olvido por su tataranieto Jean en 1990, quien la encontró en una caja fuerte propiedad del hijo de Verne.

Grandes obras de Julio Verne

Después de publicar dos novelas ambientadas en el Polo Norte, Julio Verne escribió una de sus novelas más conocidas, "Viaje al Centro de la Tierra", publicada el 25 de noviembre de 1864 con gran éxito. Para realizar esta obra Verne contó con el asesoramiento del Vulcanólogo Saint-Claire Déville, quien descendió por la chimenea del volcán Strómboli, situado en una pequeña isla del mar Tirreno (Italia). Esta novela llena de claves es una especie de viaje iniciático para sus protagonistas, pues su aventura hacía el centro de la tierra se acaba convirtiendo en un viaje interior para cada uno de ellos. Muchas claves y símbolos de esta novela se verán reflejados en numerosos trabajos posteriores, haciendo sospechar a muchos investigadores que han estudiado la vida de Verne a creer que estuviera relacionado con alguna sociedad secreta.

Libro Viaje al centro de la Tierra, Julio Verne

En el año 1865 publicaría otra de sus grandes obras, "De la Tierra a la Luna", obra en la que vuelve a "predecir" el futuro, pues las similitudes de esta extraordinaria aventura con la llegada del hombre a la luna en el año 1969 son asombrosas. Por ejemplo en su novela, la capsula que circula alrededor de la luna estaba compuesta principalmente de aluminio, material este utilizado también en la capsula del Apolo XI. Otras similitudes son la caída de la nave al Océano Pacífico, a tan solo 4 kilómetros del punto señalado por Verne, además de calcular la velocidad necesaria para llegar a la luna, 11.000 metros por segundo. Esta velocidad era la necesaria para superar la gravedad en su novela, muy cerca de la que se necesitó en el viaje realizado por el Apolo XI, que fue de 10.830 metros por segundo.

Estas son solo algunas de las similitudes de esta magnífica obra con el auténtico viaje lunar, haciéndose patente los grandes conocimientos científicos del escritor, que junto con los cálculos matemáticos aportados por su primo Henri Garcet, hacen de esta obra uno de sus máximos exponentes en sus novelas científicas. Cinco años más tarde, en el año 1870, publicó la continuación de esta obra, "Alrededor de la Luna". Ambas novelas ya se anticipaban a lo que hoy en día se está convirtiendo poco a poco en una realidad, la conquista de los planetas, como ya bien aventuró Miguel Ardan, uno sus protagonistas, quién dijo:

Se va a ir a la Luna, se irá a los planetas, se irá a las estrellas, como se va hoy de Liverpool a Nueva York, de manera fácil, rápida y segura, y el océano atmosférico será pronto atravesado como el océano de la Luna.

Exposición sobre Julio Verne

Poco tiempo después de su última novela publicada, Verne se muda a una casa situada frente al mar en el pequeño pueblo de Le Crotoy, en la Bahía de Somme, viajando ocasionalmente a París por asuntos comerciales. Verne de esta manera vuelve a estar junto al mar, su gran pasión, lugar que le serviría de inspiración para escribir sus dos próximas novelas, "Los hijos del Capitan Grant" y "Veinte mil leguas de viaje submarino", obras estas que ya entrarían dentro de una serie de entregas denominada por su editor como "Viajes Extraordinarios".

Su estancia en Le Crotoy le sirvió a Verne para comprar una pequeña embarcación a la cual llamaría San Michel, con la que volverá a realizar su viejo sueño de viajar por el mar. Con ella viajará a Inglaterra, al mar del Norte y a muchos de los puertos de la costa francesa, llegando a escribir parte de la novela "Veinte mil leguas de viaje submarino" a bordo de su embarcación. Dentro de esta novela se volverán a hacer patentes los conocimientos científicos del autor, quien describiría magistralmente el funcionamiento del asombroso submarino donde viajan los protagonistas de esta obra. Este ingenio tecnológico era prácticamente desconocido en la época, haciendo que la publicación de esta novela hiciera llegar al gran público este gran invento.

Libro Veinte mil leguas de viaje submarino, Julio Verne

La consagración de Verne

Desde que hizo su primer viaje a Escocia nunca se le quitó de la cabeza poder viajar a bordo del gran transatlántico "Great Eastern" para atravesar el gran océano. Este sueño lo hizo realidad el 18 de marzo de 1867, cuando partió con su hermano Paul desde Liverpool hacía Estados Unidos, convirtiéndose este viaje en el más largo de todos los que realizó en su vida. Durante la semana que estuvo en tierras norteamericanas visitó entre otros lugares las cataratas del Niágara, quedando realmente impresionado ante este espectáculo de la naturaleza.

Años más tarde, más concretamente en el año 1872, a petición de su mujer, dejan la vivienda de Le Crotoy para instalarse definitivamente en la ciudad de Amiens, donde la academia de la ciudad le ofrece un sillón al escritor. Poco tiempo después de instalarse, Verne realiza un nuevo viaje a las islas británicas, visitando las ciudades de Londres y Wollwich.

Su consagración definitiva llegó con la publicación en el año 1873 de la novela "La vuelta al mundo en 80 días", obra en la que narra las aventuras de un caballero británico que utilizará para su cometido una amplia variedad de medios de transporte como el tren, el barco, el coche y el trineo entre otros, visitando en este gran viaje multitud de lugares. Julio Verne, al igual que sus personajes seguiría realizando más viajes, como por ejemplo el realizado en el año 1878 a bordo de su nueva embarcación, el Saint Michel III, un gran yate con el que combinó un magnífico viaje por aguas Atlánticas y Mediterráneas, haciendo escalas en Vigo, Lisboa, Cádiz, Tánger, Gibraltar, Tetúan y Argel. También a bordo del Saint Michel III realizaría en el año 1881 un viaje a los Países Bajos, Alemania y Dinamarca.

Exposición sobre Julio Verne
Traje de buzo utilizado en "Los sobrinos del Capitán Grant", obra adaptada de una de sus novelas

Sus últimos trabajos

Poco tiempo después de este último viaje, Verne se muda con su familia al número 2 de la rue Charles-Dubois, situada en la misma ciudad de Amiens, en un bonito palacete provisto de un torreón circular donde el escritor escribió sus últimas novelas, como "El Rayo Verde" (1882) y "La Estrella del Sur" (1884), entre otras novelas. Actualmente este edificio alberga la casa-museo de Julio Verne, la cual mantiene la decoración de la época, encontrándose en ella expuestas varias exposiciones de la vida y obra del escritor.

Su muerte acaecida el 24 de marzo de 1905 y su posterior entierro en el cementerio de la Madeleine, cuatro días después, dejó para la posteridad el monumento funerario del escritor, donde queda patente en piedra y mármol, obra de su amigo escultor Albert Roze, el auténtico espíritu de Verne. Una tumba en la que se encuentran numerosos elementos simbólicos como una rama de palmera, símbolo de la inmortalidad, y una cruz inscrita en un círculo, aludiendo a la cuadratura del círculo, por poner solo algunos ejemplos. Toda esta simbología se completa con la representación de Julio Verne emergiendo desde su tumba con su brazo derecho alzado, a la vez que su mirada se eleva hacía el cielo, donde una inscripción reza: "Hacía la inmortalidad y la eterna juventud".



Avances técnicos de su época

En la exposición se encuentran representados algunos de los avances tecnológicos de la época del escritor, como por ejemplo un proyector conocido como linterna mágica, el cronometro marino, el catalejo, el reloj de sol equinoccial, el octante y la brújula, entre otros inventos.

Exposición sobre Julio Verne

Exposición sobre Julio Verne

La influencia ejercida por Julio Verne

La exposición está muy centrada en personajes que de algún modo tuvieron algún vínculo con Julio Verne, la mayoría de ellos contemporáneos de su época, aunque algunos, como el escritor Isaac Asimov, fueron de épocas posteriores. Los cuatro personajes aquí expuestos guardan relación con el escritor por el afán de saber e imaginar.


*Alberto Santos Dumont (1873-1932) - Desde muy pequeño Santos Dumont quedó maravillado por el vuelo de las aves, y en las fiestas populares observaba con gran atención las evoluciones de los globos de papel. Estos sueños por volar se acrecentaron más tras leer las novelas de Julio Verne, sobre todo con la lectura de "Cinco semanas en globo". Este afán suyo por surcar los cielos le llevaron a estudiar ingeniería, diseñando en el año 1898 unos globos alargados, ligeros y autopropulsados, precursores del dirigible. En el año 1906, con un modelo con motor propio llamado 14 bis logró volar sesenta metros, siendo considerado el primer vuelo de un avión. La evolución de sus diseños le llevó a construir aeroplanos, contribuyendo en gran manera al avance de la aeronáutica.

*Camille Flammarion (1842 -1925) - Su gran pasión por el cielo le llevó en el año 1858 a trabajar en el observatorio de París, publicando en los años sucesivos varias obras divulgativas sobre astronomía como "La pluralidad de los mundos habitados (1862)", "Historia del cielo (1867)", y "Astronomía popular (1880"). Su gran labor científica le llevó a estudiar las estrellas dobles y el planeta Marte, investigaciones que interesaron en gran manera a Julio Verne, llegando a ser citado su nombre en varias obras del autor. Al igual que Julio Verne, se interesó profundamente por el espiritismo y la vida en el más allá, además de en la vida extraterrestre.

*George Melies (1861- 1938) - Desde muy joven, George Melies, tuvo claro que quería dedicarse al ilusionismo, pues le apasionaban las sombras chinescas y la linterna mágica. El nuevo invento de la cinematografía fue un vehículo ideal para su creatividad, siendo el creador de varios tipos de efectos especiales fundamentales como el stop trick, las exposiciones múltiples, el time lapse, las disoluciones de imágenes y los fotogramas coloreados a mano. Entre sus cerca de 500 películas se encuentran "Viaje a la Luna (1902)" y, "El viaje imposible (1904)", ambas inspiradas en las novelas de Verne, pues era un gran aficionado a sus lecturas.

*Isaac Asimov (1920 - 1992) - Continuador de la literatura de Verne, a quién calificó como "el más grande escritor de ciencia ficción del siglo XIX", Issac Asimov plasmó en sus obras un conocimiento científico que abarca todos los aspectos del saber. Titulado en química y bioquímica escribió libros de prácticamente todas las áreas del conocimiento, simultaneando las novelas con el ensayo.

Exposición sobre Julio Verne
El 14 bis vuela en el campo de Bagatelle, París, 1906
El universo literario de Verne imaginó el futuro a la vez que estimuló la imaginación de sus lectores, dando sentido así a una de sus frases más celebres "Todo lo que una persona puede imaginar, otras podrán hacerlo realidad"

Exposición sobre Julio Verne

Información sobre la exposición de Julio Verne


Duración: Del 6 de noviembre de 2015 al 21 de febrero de 2016
Dirección: Espacio Fundación Telefónica, calle Fuencarral, 3 - 4ª Planta - Madrid
Horario: De martes a domingo de 10:00 a 20:00. Cerrado los lunes, 25 de diciembre y 1 y 6 de enero. Entrada gratuita.

* En la Fundación Telefónica también se expuso en el año 2014 una exposición sobre Nikola Tesla (de la que también realizamos un artículo).

Fuentes consultadas: Paneles del museo, libro de J.J. Benitez "Yo, Julio Verne"