Situado en un anfiteatro natural, el pueblo de Cudillero se abre al mar desplegando todo el colorido de sus casas, colores estos que se funden con el verde de la vegetación que le rodea y con el azul turquesa del mar, creando una estampa donde el viajero que la vislumbra por primera vez queda maravillado. La plaza de Cudillero solo limita con las casas de colores, pues al lado contrario su "límite" es el horizonte infinito del mar, cuyo suelo se adentra en las aguas, como si la plaza y el pueblo entero hubieran formado desde siempre parte del mar Cantábrico.

La villa marinera de Cudillero, Asturias

Cudillero está formado por una sucesión de casas escalonadas, las cuales forman estrechas calles que van subiendo desde la plaza de la Marina hasta lo más alto del anfiteatro natural en el que se asienta. Desde aquí arriba podemos recorrer los diferentes miradores que se encuentran diseminados a lo lardo del pueblo, como El Faro, La Garita, La Atalaya o El Pico, donde obtendremos magníficas vistas de Cudillero junto con la costa y el puerto con su faro.

Casas de colores en la villa marinera de Cudillero, Asturias

Además de sus miradores y sus estrechas y pintorescas calles Cudillero cuenta con algunos monumentos de interés, como son la capilla del Humilladero del siglo XIII y la iglesia de San Pedro. Otra opción es visitar la Quinta de Selgas, situada a las afueras del pueblo, un palacete del siglo XIX con un bonito jardín de estilo francés.

Casas de colores en la villa marinera de Cudillero, Asturias

La iglesia parroquial de San Pedro, antes mencionada, fue construida en el siglo XVI en estilo gótico tardío, iniciándose sus obras en el año 1553. Los artífices de este templo fueron Juan Cerecedo el Viejo y Pedro de Orna, quien la concluyó dieciséis años más tarde. El templo está formado por una nave y una torre de planta cuadrada, además de un ábside poligonal y dos capillas laterales, siendo su portada de estilo barroco. Su interior alberga varias tallas barrocas, algunas de ellas de gran mérito pertenecientes al escultor Antonio de Borja. También tiene un bonito retablo mayor realizado en el siglo XVII en estilo barroco vallisoletano, el cual está dedicado a San Pedro.

Iglesia de San Pedro, Cudillero, Asturias

Otros de los lugares que no debemos perdernos en Cudillero es el puerto pesquero, donde las barcas parecen navegar en el azul del cielo reflejado en las tranquilas aguas, las cuales se encuentran resguardadas de los grandes temporales gracias a los diques que sirven de contención.

El Puerto de Cudillero, Asturias

Regresando de nuevo a la Plaza de la Marina, y dejando el puerto a nuestra izquierda sale un sendero de unos 300 metros que nos conduce hasta el Faro de Cudillero, desde el cual se obtienen unas formidables vistas del puerto y de la costa circundante. El faro situado en la Punta de la Rebollera sobre un acantilado de 75 metros de altura fue inaugurado el 1 de agosto de 1858. Con el transcurrir de los años se le han realizado varias remodelaciones, siendo la del año 1984 la más importante, pues se elevó la torre añadiéndole dos balcones, siendo esta la imagen del faro que vemos hoy en día. Provisto de una lámpara de 1.000 W su haz de luz llega a alcanzar 16 millas náuticas, guiando así a los barcos en su regreso al puerto.

El Faro de Cudillero, Asturias

Alrededores de Cudillero

A tan solo 11 kilómetros de Cudillero se encuentra Cabo Vidio, unos espectaculares acantilados de 100 metros de altura desde los que se obtienen unas impresionantes vistas de la costa Cántabra. Además, Cabo Vidio guarda tesoros naturales como "la Iglesiona", una cueva situada bajo el faro que puede ser visitada en bajamar.

Cabo Vidio, Asturias
Vistas desde Cabo Vidio

Sumándose a los acantilados también se encuentran hermosas playas, siendo la Playa del Silencio una de ellas. Situada a 15 kilómetros de Cudillero, cerca de la población de Castañeras es uno de esos lugares que transmiten la magia única de la naturaleza, donde la belleza de sus vistas se mezcla con el silencio del lugar. Este silencio es producido por un curioso efecto acústico que silencia el rumor del mar, puesto que los acantilados e islotes producen este extraordinario fenómeno. Esta es solo una parte de la costa occidental asturiana, la cual guarda muchos otros rincones por descubrir.

playa de El Silencion Castañeras, Asturias
Playa del Silencio

Dónde dormir en Cudillero

Si estás buscando alojamiento en Cudillero te recomendamos el Hotel Casa Prendes, de ambiente rústico y situado a 100 metros del mar. El hotel ofrece 9 habitaciones y wifi gratuito.