Castro Urdiales es una encantadora villa marinera situada en el extremo más oriental de Cantabria, cerca ya de Vizcaya, en un sugerente paisaje formado por el mar y la montaña. No nos extraña, por tanto, que Castro Urdiales tenga tanta historia, pues ya los romanos apreciaron la belleza de este lugar fundando la antigua villa romana de Flavióbriga, cuyos restos se encuentran en el subsuelo del casco antiguo. Esta parte de la ciudad está formada por callejuelas estrechas que nos recuerdan su pasado medieval, siendo reconocido como Conjunto Histórico artístico en el año 1978.

La Villa marinera de Castro Urdiales, Cantabria

El entorno costero donde se encuentra Castro Urdiales también ha servido durante siglos como lugar de paso para los peregrinos en su viaje hacía Santiago de Compostela. No en vano, por aquí pasa parte de la vía secundaría del Camino de Santiago, la cual recorre toda la costa cántabra, pasando por Laredo, Santander, Santillana del Mar y San Vicente de la Barquera, formando un interesante itinerario que aúna naturaleza y cultura.

Entorno costero de Castro Urdiales, Cantabria

Antes de adentrarnos en el casco antiguo de Castro Urdiales paseamos por la bonita playa de arenas doradas de Brazomar, sintiendo durante todo el tiempo la brisa marina acompañada por los lejanos cánticos de la Sirenuca. Es así como la llaman a la sirena que habita en estas aguas las gentes del lugar, formando parte de los legendarios seres mágicos de la mitología cántabra.

Playa de Brazomar, Castro Urdiales, Cantabria

La Avenida de la Playa alberga uno de los edificios más singulares de Castro Urdiales, se trata de la Casa de la Naturaleza, construida por los arquitectos Jacobo y Lorenzo Romero en los años 50 como residencia de verano. Actualmente es la sede de la concejalía de medio ambiente, y en su interior se encuentran dos aulas temáticas sobre naturaleza y arqueología que se pueden visitar de lunes a viernes en horario de mañana.

La casa de la naturaleza, Castro Urdiales, Cantabria

El casco antiguo de Castro Urdiales

La Plaza de España o del Ayuntamiento es el punto en el cual confluyen algunas de las calles del casco antiguo, y a parte de sus casas con balconadas de madera contiene dos edificios de sumo interés. Uno de ellos es el propio Ayuntamiento, edificio del siglo XVI al que se le han realizado diversas reformas, siendo la más significativa su torre almenada del siglo XIX.

Plaza del Ayuntamiento, Castro Urdiales, Cantabria

El otro edifico al que nos referimos es la Casa de los Chelines, una bonita edificación que mezcla los estilos neogótico y modernista. El arquitecto Severino de Achúcarro fue quién la diseñó en el año 1902, encargando la dirección de la obra a su discípulo, el arquitecto Leonardo Rucabado. Se trata de un edificio de cuatro pisos sustentado por soportales, cuya fachada está compuesta por miradores en sus extremos y grandes ventanales abalconados en el centro.

Casa de los Chelines, Castro Urdiales, Cantabria
Casa de los Chelines

Castro Urdiales y su conjunto monumental

Recortando el cielo azul, gris o anaranjado del atardecer, las siluetas de la iglesia, el castillo-faro y la ermita de Santa Ana muestran una de las estampas más representativas de Castro Urdiales. Situados en un promontorio rocoso a orillas del mar, los tres monumentos parecen querer adentrarse en las aguas, sabiéndose guiados en la noche por el faro del castillo.

Conjunto monumental de Castro Urdiales, Cantabria

Iglesia de Santa María de la Asunción, uno de los pocos ejemplos del arte gótico en Cantabria

Esta magnífica iglesia cuyas dimensiones se asemejan más a la de una catedral empezó a ser construida en el siglo XIII, finalizándose las obras en el siglo XV. Su estilo está claramente influenciado por el gótico francés, pues en el siglo en el que se empezó su construcción coincidió con el auge de las catedrales góticas francesas.

Iglesia de Santa María de la Asunción, Castro Urdiales, Cantabria

El templo está formado por tres naves y un ábside, y su cabecera toma como modelo a la de la catedral de Burgos, pues por esas mismas fechas también se estaba construyendo el formidable templo burgalés, tomando también como referencia a las catedrales francesas. Por problemas de estabilidad la iglesia fue reformada durante el siglo XVI, añadiéndole en la planta central unos arcos para reforzar los pilares, además de construirse la torre de la fachada sur. Ya en el siglo XVII se culminó la torre, construyéndose también la capilla cuadrada del ábside.

Iglesia de Santa María de la Asunción, Castro Urdiales, Cantabria

La decoración exterior del templo está adornada con numerosas esculturas de cabezas humanas, motivos vegetales, animales y seres fantásticos. Además cuenta con varias gárgolas, las cuales sorprenden por su gran diversidad, como por ejemplo esta con forma de oso, animal representativo de estas tierras cántabras.

Gárgolas  en la Iglesia de Santa María de la Asunción, Castro Urdiales, Cantabria

El castillo-faro y las ruinas de la iglesia de San Pedro

La construcción de este castillo se realizó en torno al año 1163 en forma pentagonal y durante siglos fue un castillo normal, hasta que en el año 1853 se le añadiera el faro, convirtiéndose desde entonces en el único castillo que guía a los barcos hacía la costa, o por lo menos eso creemos. Sin lugar a dudas, el castillo-faro es uno de los edificios más singulares que uno se puede encontrar, formando junto con las ruinas de la iglesia de San Pedro una imagen realmente evocadora. Estas ruinas son el único vestigio del antiguo templo románico construido en el siglo XII, conservándose parte de los cimientos y el ábside junto a una puerta de arco apuntado y una ventana con arquerías de medio punto.

El castillo-faro de Castro Urdiales, Cantabria

El puente medieval, arco de unión hacía la ermita de Santa Ana

Mudo testigo del movimiento de las olas durante siglos, el puente de Castro Urdiales tuvo como función comunicar la iglesia de Santa María de la Asunción y el castillo, con la Ermita de Santa Ana, siendo uno de los puntos de unión junto con otras pasarelas existentes en el pasado. De estilo gótico, está compuesto por un solo arco de forma ojival por el cual entran las olas que chocan con el espigón, transformándose el agua en espuma de mar.

El Puente medieval romano o viejo de Castro Urdiales, Cantabria

Dónde dormir en Castro Urdiales:

En Castro Urdiales vas a encontrar buenos alojamientos, además es ideal como base para conocer la costa cántabra. Nostros te podemos recomendar el Hotel Sercotel Las Rocas,