Las cuevas siempre han fascinado al hombre desde la más remota antigüedad, pues sus pasadizos umbríos no solo sirvieron como refugio, sino también como conexión con lo trascendente. Una muestra de ello es la ermita de San Tirso y San Bernabé, la cual fue construida en la entrada de una de las 18 cuevas que componen el Complejo Kárstico de Ojo Guareña, situado al norte de Burgos, en la Merindad de Sotoscueva. Construida en los primeros siglos de la Edad Media, esta ermita demuestra que tras el paso de los milenios las cuevas siguieron siendo un lugar de conexión con lo místico, siguiendo en cierta medida los pasos de los antiguos chamanes. Estos, influenciados por las luces y sombras creadas en el interior de estas cuevas por sus antorchas, junto con la especial acústica que en ellas se creaban, dieron lugar a esta especial conexión.

El Complejo Kárstico de Ojo Guareña está formado por la mayor red de cavidades de toda España, siendo además una de las más grandes de Europa y del mundo, pues se estima que tiene un total de 110 kilómetros de galerías. Ésta vasta red de cuevas está formada por seis niveles, circulando en los más inferiores los ríos Guareña y Trema, los cuales durante millones de años han ido modelando este extraordinario complejo.

Complejo kárstico de ojo Guareña, ermita de San Tirso y Bernabé, Merindades, Burgos

En el interior de este entramado se han encontrado restos humanos de pobladores del paleolítico y de la edad de bronce junto con sus utensilios, además de huellas humanas impresas en el suelo, como en la conocida "Sala de las Huellas" de hace 15.000 años. Pero las sorpresas que depara Ojo Guareña no terminan aquí, pues en algunas de sus numerosas salas se hayan muestras de arte rupestre, como los grabados de la cueva de Kaite de hace 4.000 años, los grabados de la Sala de la Fuente, los cuales pertenecen a la edad de los metales y las pinturas rupestres en la sala de la Cueva Palomera, las cuales fueron dibujadas hace 11.000 años. Esta cueva junto con la de San Tirso y Bernabé son las únicas que están abiertas al publico y en ella se realizan recorridos espeleológicos.

Complejo kárstico de ojo Guareña, ermita de San Tirso y Bernabé, Merindades, Burgos

La Cueva y Ermita de San Tirso y Bernabé es sin duda la imagen más representativa de Ojo Guareña, y en ella se funden la piedra tallada por el hombre junto con la piedra modelada por el agua, creando una bella simbiosis entre el ser humano y la naturaleza. La construcción de la ermita se remonta a los siglos VIII y IX, aunque es muy posible que la cueva antes hubiera servido como refugio a ermitaños y anacoretas.

Complejo kárstico de ojo Guareña, ermita de San Tirso y Bernabé, Merindades, Burgos

La visita guiada a la cueva está acondicionada con una pasarela con barandillas que va salvando el desnivel existente, estando iluminados sus 400 metros de recorrido, haciendo que no perdamos detalle de esta maravilla geológica. Además, la visita está complementada con un interesante audiovisual donde se muestran imágenes de partes del complejo que no son visitables por ser de difícil accesibilidad o extremadamente frágiles, todo ello aderezado con la narración de mitos y leyendas que esta fantástica cueva guarda en sus entrañas. La visita culmina en la parte de la cueva que sirve de interior de la ermita, la cual se encuentra decorada con unas pinturas murales de los siglos XVIII y XIX que representan los milagros de los santos Tirso y Bernabe.

Complejo kárstico de ojo Guareña, ermita de San Tirso y Bernabé, Merindades, Burgos

Una vez en el exterior nos recibe el paisaje del valle de Sotoscueva, un hermoso paisaje natural formado por bosques, prados, cortados verticales, estrechos y encajonados ríos, arcos naturales y sumideros. Uno de estos sumideros es el del rió Guareña, ubicado al lado de la ermita, unos 200 metros más abajo. El cauce del rió fue formando en la roca caliza varias fracturas y fisuras, formando un sumidero por donde el agua fue horadando el centenar de kilómetros de este complejo de simas y cuevas.

Valle de Sotoscueva, Merindades, Burgos

DATOS PRÁCTICOS:

Cueva y ermita de San Tirso y San Bernabé

-Horarios: Puedes informarte de los horarios en la web de la cueva.

-Precios: La entrada general para visitar la cueva de Ojo Guareña y la ermita es de 3,5€; Pero si solo se quiere visitar la ermita de San Tirso y San Bernabé el precio es de 2,5€; Para los niños hasta 6 años la entrada es gratuita.

-Duración de la visita: La visita se realiza con un guía, y la duración de la misma es de 45 minutos.

Cueva de la Palomera

Para visitar esta cueva es necesario realizar una reserva previa a través de esta web.

-Horarios: La visita se realiza todos los días a las 9.00, a las 10.00 y a las 16.00, en invierno a las 15.00, excepto los lunes. También se realizan visitas los días festivos y las vísperas de festivos.

-Precios: Las tarifas dependen del tipo de visita, puede ser larga o corta, si es en fin de semana o es un día laboral.

-Duración: La duración estimada de la visita larga es de 4 horas; Para la visita corta se estima una duración de 2,5 horas, y durante estas visitas se va acompañado de un guía.

¿Buscas alojamiento en las Merindades?

Si estás buscando alojamiento en las Merindades te recomendamos el Hotel Rural la Nogala, ubicado en el pequeño pueblo de Dobro. Un hotel con una magnífica ubicación para visitar muchos de los lugares que os proponemos en este artículo. Sus acogedoras habitaciones cuenta con televisión, baño privado, wifi y vistas al campo, además el desayuno está incluido en el precio.