De pequeño me acuerdo que tenía un sueño recurrente, caminaba por un sendero que discurría por un hermoso valle el cual atravesaba inmensos acantilados, además de adentrarse en misteriosos y frondosos bosques. Uno de esos bosques oníricos bien podría ser el de la Selva de Irati, el mayor bosque de hayas de Europa Occidental, que con una extensión de más de 17.000 hectáreas guarda escenarios que me recuerdan a esos bosques soñados.

La Selva de Irati, Navarra

Este fabuloso bosque situado en el Pirineo oriental navarro se encuentra rodeado de altas montañas, como el pico Ori (2.017 metros) y el pico Abodi (1.500 metros), desde los cuales se obtienen unas magníficas vistas de esta inmensa mancha forestal en la que predominan el haya y el abeto.

La Selva de Irati, Navarra

El pueblo de Orbaizeta, en el valle de Aezkoa, y el pueblo de Ochagavía, en el valle de Salazar, son los dos puntos de acceso para realizar las 14 rutas con las que cuenta este frondoso bosque, siendo la ruta del Bosque de Zabaleta la que nosotros realizamos. Para comenzar esta ruta accedemos desde Ochagavía hasta el área de acogida de la Virgen de las Nieves, donde podemos dejar el coche. A partir de aquí continuamos por una pista situada justo al lado de la caseta de información que nos llevará hasta el embalse de Irabia, situado a mitad de camino de este recorrido circular de 8 kilómetros.

La Selva de Irati, Navarra

Al adentrarnos en el bosque una sensación de paz y tranquilidad nos envuelve al momento, que unido a los cánticos alegres de los pájaros hace que enseguida nos fundamos con la madre naturaleza.

La Selva de Irati, Navarra

Tras recorrer 4 kilómetros por el corazón de este hermoso bosque llegamos a la conocida como "casa forestal", donde se encuentra una bifurcación que nos da a elegir entre bordear el embalse de Irabia, el cual recoge las aguas del río Irati, o regresar de nuevo al punto de partida de esta ruta. Nosotros optamos por esta segunda opción, pero antes nos paramos un rato a contemplar las tranquilas aguas del embalse.

La Selva de Irati, Navarra

La Selva de Irati, Navarra

La Selva de Irati, Navarra

El camino de regreso nos adentra de nuevo en el bosque por un sendero que discurre en algunos tramos a orillas del río Irati, donde el rumor del agua nos reconforta con su bello cantar.

La Selva de Irati, Navarra

La Selva de Irati, Navarra

Las copas de los árboles se juntan haciendo una techumbre de hojas en las que se filtran los rayos de sol, creando una atmósfera realmente mágica y encantadora.

La Selva de Irati, Navarra

Una aureola de leyenda envuelve lo más profundo de este bosque, pareciéndonos escuchar en el silencio del lugar misteriosos ruidos y crujidos, quizá producidos por el Basajaun, criatura de alta estatura y larga cabellera que con un palo en la mano guía a los excursionistas que se pierden en la Selva de Irati.

La Selva de Irati, Navarra

Durante nuestro recorrido he vuelto a recordar esos misteriosos bosques soñados, siendo la Selva de Irati una prolongación de ellos.

La Selva de Irati, Navarra

Senda del bosque de Zabaleta (SL-NA 63A)

Descripción: En la caseta de información podemos comprar un mapa de la zona por 2€. Es un recorrido circular que transcurre por el corazón de la Selva de Irati hasta el embalse de Irabia, para después regresar por otro sendero hasta el aparcamiento.
Tipo de recorrido: Circular
Distancia: 8 kilómetros
Tiempo estimado: Aproximadamente 2h
Dificultad: Fácil y bien señalizado
Desnivel: 250 metros
Altitud: 970 metros
Mas información: Selva de Irati

¿Buscas alojamiento cerca de la Selva de Irati?

Si estás buscando alojamiento cerca de la Selva de Irati te recomendamos el Hotel Rural Auñamendi. Está situado en el precioso pueblo de Ochagavía, muy cerca de la Selva de Irati y de muchos otros lugares de interés por la zona. El hotel dispone de desayuno y está incluido en el precio.

Plano con las rutas de la Selva de Irati, Navarra