A lo largo de millones de años el río Irati ha ido labrando una estrecha garganta de paredes verticales que llegan a alcanzar hasta los 150 metros de altura, formando lo que hoy en día se conoce como la Foz de Lumbier. Este extraordinario paraje, junto con la Foz de Arbayún y la Sierra de Leyre, han sido Declarados Reserva Natural, pues a parte de su indudable valor paisajístico se le suma el hecho de contar con una variada presencia faunística, entre la que destaca por su mayor número la presencia de una gran colonia de Buitres Leonados. Aparte de estas grandes aves, en la foz también viven otros animales como el zorro, el jabalí, los tejones y los alimoches.

La foz de Lumbier, Navarra

Los 1.300 metros de longitud de la Foz de Lumbier es recorrida por una vía verde que discurre cerca del río, justo al pie de los acantilados, siendo esta vía parte del trayecto por donde pasaba el antiguo tren eléctrico de Irati. Este tren comunicaba las poblaciones de Sangüesa y Pamplona entre los años 1911 y 1955.

Foz de Lumbier, Navarra

A lo largo de este recorrido por la Foz de Lumbier atravesamos dos túneles excavados en la roca. El primero de ellos mide unos 160 metros de longitud y el segundo más largo tiene unos 206 metros. Ambos túneles no tienen ningún tipo de iluminación artificial, por lo que en el túnel más largo, a mitad de su recorrido se vuelve completamente oscuro, perdiendo por un momento la noción del espacio, por lo que no está demás llevar una linterna.

Túneles en las foces de Lumbier, Navarra

Poco después de atravesar el segundo túnel se encuentra un sendero a mano derecha que nos lleva hasta el conocido como "Puente del diablo" (siglo XVI), donde un cartel nos indica la presencia del mismo, además de advertirnos de la peligrosidad de este recorrido. Para volver al punto de partida podemos regresar por donde hemos venido o bien coger un camino situado aproximadamente a un kilómetro de la salida del segundo túnel. Este sendero sube por una ladera que va bordeando la foz hasta llegar al aparcamiento, completando un recorrido de unos 6 kilómetros.

Foz de Lumbier, Navarra

La Foz de Arbayún

A pocos kilómetros de la Foz de Lumbier, remontando el valle pirenaico de Salazar, se encuentra la no menos espectacular Foz de Arbayún. Un impresionante acantilado labrado por el río Salazar de casi 6 kilómetros de longitud con paredes verticales de hasta 300 metros de altura. La Foz de Arbayún, a diferencia de la de Lumbier, es que no se puede recorrer por ningún sendero o vía verde ya que se encuentra emplazada en un lugar más escarpado.

No obstante, en la carretera que comunica Lumbier con Ezcároz y Ochagavía se encuentra el Mirador de Iso, desde el cual obtendremos unas formidables vistas de la Foz de Arbayún, y si vamos provistos de unos buenos prismáticos podremos ver sobrevolar al buitre leonado, y con un poco más de suerte, hasta el águila real, el halcón peregrino, o el alimoche.


La Foz de Arbayún, Navarra
Mirador de Iso, Foz de Arbayún
Estos dos estrechos acantilados labrados por los ríos Irati y Salazar nos muestran una vez más la diversidad y belleza de la naturaleza, la cual cincela a su antojo paisajes de auténtico ensueño y fantasía.

DATOS DE LA RUTA FOZ DE LUMBIER

Acceso: Desde la población de Lumbier parte una carretera que nos lleva hasta el aparcamiento de la foz, siendo el precio del parking de 2€. En la caseta podemos solicitar información y un mapa con las rutas.
Tipo de recorrido - Distancia: Ida y vuelta - 2,6 kilómetros
Tiempo: Aproximadamente 1h - 1h30'
Dificultad: Baja
Desnivel: 77 metros
Altitud: 450 metros
Recomendaciones: Llevar una linterna.
Más información: Centro de interpretación de las foces - Lumbier

¿Buscas alojamiento cerca de la Foz de Lumbier?

Si estás buscando alojamiento cerca de la Reserva Natural de la Foz de Lumbier te recomendamos el Hotel el Peiron. Está situado en el precioso pueblo medieval de Sos del Rey Católico, a tan solo 20 kilómetros de esta reserva natural y muy cerca de otros lugares de interés por la zona.