Una de las señas de identidad de la ciudad de León es su ubicación en pleno Camino de Santiago, donde durante siglos peregrinos venidos de infinidad de lugares han pasado por esta ciudad camino de Santiago de Compostela. Muestra de ello es la estatua del peregrino situada enfrente del antiguo Convento y Parador Nacional de San Marcos.

Estatua del peregrino en León
Estatua del peregrino
Y ahora que nos encontramos junto a la figura del peregrino aprovechamos para visitar el magnífico edificio de San Marcos, hoy un poco deslucido por unas obras, siendo solo la fachada de su iglesia la única fotogénica en estos momentos, así que rebuscando en nuestro álbum hemos encontrado una foto de carrete de hace unos años del Convento de San Marcos.

Fachada del Convento San Marcos, León

Los orígenes del antiguo Convento de San Marcos se remontan al siglo XII, cuando se construyó un modesto edificio a las afueras de la ciudad a orillas del río Bernesga, sirviendo este edificio como refugio para los peregrinos que iban de camino a Santiago de CompostelaEn el siglo XVI fue derruido para construir uno de mayor tamaño, designándose las obras a los arquitectos Juan de Orozco, que se encargó de la iglesia, Martín de Villarreal, encargado de la fachada, y Juan de Badajoz el mozo, encargado del claustro y la sacristía. Actualmente el Antiguo Convento de San Marcos se divide en tres estancias bien diferenciadas: la iglesia, el museo arqueológico y el parador de turismo.

Sala Capitular del Parador de San Marcos, León

Accedemos al interior del parador para visitar el magnífico claustro, realizado entre los siglos XVI y XVIII. En lo que respecta a su decoración, además de intervenir Juan de Badajoz en la realización de los medallones, también participó el escultor Juan de Juni quien realizó los elementos vegetales.

Claustro parador de San Marcos, León

Clautro, Parador de San Marcos, León

La iglesia se terminó de construir en el año 1541 en estilo gótico tardío, y su portada está flanqueada por dos torres inacabadas, entre las que se encuentra una gran bóveda de crucería.

Antiguo convento de San Marcos, León
Antiguo convento de San Marcos
Lo que más nos gusta de la ciudad de León es su diversidad de monumentos, ya que al antiguo Convento de San Marcos, de estilo gótico-renacentista, se le suman otros monumentos de diferentes estilos: como la Basílica de San Isidoro de estilo románico, la catedral de estilo gótico, y la Casa de Botines de estilo neogótico, obra del genial Antoni Gaudí.

La casa de botines es una de las tres obras que construyó Gaudí fuera de Cataluña junto con El Capricho de Comillas (Cantabria), y el Palacio Episcopal de Astorga (León). Es un edificio de estilo Neogótico construido entre los años 1891 y 1894 en el que se vislumbran reminiscencias modernistas muy del estilo de Gaudí. El nombre de este monumento viene del apellido del antiguo propietario de la empresa textil que albergaba antiguamente este edificio, Joan Homs i Botinas. La Casa Botines fue declarado Monumento Histórico en el año 1969 y en la actualidad alberga varias exposiciones.

Casa Botines
Justo enfrente de la Casa Botines se encuentra la figura en bronce de su arquitecto, obra del escultor José Luís Fernández, que muestra la imagen de Gaudí sentado en un banco escribiendo unas notas.

Estatua de Gaudí, León

En la misma plaza se encuentran otros dos monumentos de interés, como son la iglesia de San Marcelo y el Palacio de los Guzmanes. Este palacio de estilo renacentista fue mandado construir en el siglo XVI por la familia de los Guzmanes, encargando el diseño del edificio a uno de los mayores maestros de Castilla en aquella época, Rodrigo Gil de Hontañón. El encargado de construir el edificio fue el arquitecto Juan Ribero de Rada, que realizó aportaciones nuevas al diseño de Gil de Hontañón.

Palacio de los Guzmanes, León
Palacio de los Guzmanes

La iglesia de San Marcelo fue fundada en el año 850 sobre una capilla que ya existía en el lugar, siendo posiblemente uno de los edificios de culto más antiguos de la ciudad. Con el transcurrir de los años al templo se le realizaron varias reformas, como la que realizó el Obispo Don Pedro en el año 1096, llegándose a convertir en el siglo XII en monasterio agustino. Ya en el año 1254 alcanza la denominación de parroquia, realizándose siglos más tarde (años 1588 y 1628) la reforma definitiva, que llevaron a cabo los maestros Juan del Ribero y Baltasar Gutiérrez.

Iglesia de San Marcelo, León

Entramos al interior de la iglesia y observamos al fondo el hermoso retablo mayor de estilo churrigeresco, realizado entre los años 1722 y 1738. En él se encuentran representados San Marcelo y su mujer junto con una niña, y sus doce hijos, seis en cada lateral, siendo algunas de las figuras mencionadas obra del escultor leonés Santiago Velasco.

Interior Iglesia de San Marcelo, León

Ahora nos acercamos a visitar dos de los monumentos más representativo del arte románico y gótico de España, la Basílica de San Isidoro y la Catedral de Leon, conocida como la "Pulchra Leonina". Sin duda, esta catedral es la más representativa del arte gótico en España, pues tiene muchos elementos de las catedrales góticas francesas, país en el que se inició este sorprendente movimiento arquitectónico. De hecho, su planta es muy parecida a la de la catedral de Reims y su alzado a la de la catedral de Beauvais.

Catedral de León

La entrada a la catedral cuesta 5€ y para los estudiantes 4€.

Tras la visita a la Catedral nos dirigimos hacía la Basílica de San Isidoro, uno de los monumentos románicos más bellos de España, y precursora de este estilo en toda la Península. El origen de la basílica se remonta al año 956 con la construcción de una antigua iglesia de pequeñas proporciones de estilo prerrómanico-Asturiano.

Posteriormente se construyó el magnífico Panteón de los Reyes, ubicado a los pies de la iglesia, el cual cuenta con unos capiteles y pinturas murales románicas excepcionales, haciendo de este templo una pieza única del estilo románico en el mundo. Todo el conjunto fue construido y ampliado durante los siglos XI y XII. La atracción medieval de venerar reliquias de santos convirtieron a la basílica en un templo de peregrinación, ya que aquí se encuentran los cuerpos de varios santos, como el de San Isidoro, que le da nombre, y el de San Vicente de Ávila, traído del Monasterio de Arlanza (Burgos).

Basílica de San Isidoro, León

El interior sorprende por su intensa luminosidad procedente de los amplios ventanales de la nave central y del crucero sur, igual que su formidable retablo mayor, labrado entre los años 1525 y 1530. Los trabajos de pintura del retablo son obra de los pintores Lorenzo de Ávila, Antonio Vázquez, y Andrés de Melgar. También destacamos sus columnas decoradas con el típico ajedrezado jaqués junto con sus hermosos capiteles decorados con figuras.

Interior Basílica de San Isidoro, León

El Panteón Real es de planta cuadrada y está dividida en tres naves abovedadas, cuyos arcos se apoyan en 21 capiteles de gran carga simbólica, ya que en ellos se representan tanto motivos vegetales como figuras antropomorfas y zoomorfas, siendo en la antigüedad auténticos libros en piedra. Pero lo que hace único a este lugar son las pinturas murales que decoran sus seis bóvedas, cuya belleza y estado de conservación han llevado a este lugar a ser considerado como "La Capilla Sixtina del arte románico".

En las pinturas se representan tanto pasajes de la biblia, como escenas de la vida diaria de los leoneses de la época en las diferentes estaciones del año, encontrándose personajes calentándose al fuego, podando la vid, segando el trigo, o vendimiando, entre otros quehaceres.

Panteón de los Reyes, Basílica de San Isidoro, León

La entrada a la basílica es gratuita, y para visitar el Panteón Real hay que pagar una entrada de 5€ que incluye una visita guiada. Las tardes de los jueves, a partir de las 16.00, cuesta 1€. Y el último jueves de cada mes la entrada es gratuita, aunque esta visita no es guiada. En su web se pueden consultar los horarios.

Y como colofón a nuestra visita a la ciudad de León nos acercamos a su Plaza Mayor, típica plaza castellana rodeada de casas con soportales, en la cual se celebra todos los miércoles y sábados por la mañana un mercado tradicional de frutas, verduras y hortalizas.

Plaza Mayor, León

¿Buscas alojamiento en León?

Siempre que hemos ido a León nos hemos alojado en el Hotel Tryp León, un hotel moderno ubicado en el centro de la ciudad, a 600 metros del Convento de San Marcos y a 15 minutos andando de la Catedral.