La ciudad de Chatres, situada a algo menos de 100 kilómetros de París, es conocida sobre todo por su catedral gótica, pero en este viaje hemos podido comprobar que la ciudad ofrece también otros rincones interesantes que nos harán descubrir edificios medievales, algunos con sus característicos entramados de madera, iglesias de estilo gótico y los canales que bordean la parte baja de esta villa. La Rue de la Porte Guillaume puede ser un buen punto de partida para comenzar a recorrer la ciudad, ya que en ella se encuentra los restos de lo que fue la antigua puerta de Chartres, situada cerca del Puente Bouju.

Casco histórico, ciudad de Chartres, Francia
Puente Bouju, Chartres

Desde aquí adentrándonos por sus callejuelas empedradas conoceremos algunas de sus casas más históricas, como por ejemplo la Maison du Saumon, un magnífico caserón con entramados de madera del siglo XV que hoy en día alberga la oficina de turismo. Otra casa más antigua aún y más singular si cabe, es la Maison Romane, edificio del siglo XI que se caracteriza por tener en su fachada unas serie de figuras con las formas más extravagantes.

Maison du Saumon | Fuente: Wikimedia
También cabe mencionar la antigua casa de los cónsules donde se encuentra adosada la torreta con la Escalera de la Reina Berta, construida en el siglo XVI. Esta torreta está decorada con curiosas figuras esculpidas en madera compuestos por diversos personajes, además de animales fantásticos y motivos decorativos. La escalera se encuentra situada dentro de esta torreta y fue una vez parte del castillo de los condes, lugar donde vivió la princesa Berta de Borgoña, reina consorte de Francia entre los años 997 y 1.003, de ahí su nombre.

la escalera de la reina Berthe, ciudad de Chartres, Francia
Torreta con la Escalera de la reina Berta

Casco histórico de Chartres, Francia

Las iglesias góticas de Chartres

Como complemento a la magnífica catedral gótica, Chartres cuenta con dos bellas iglesias del mismo estilo. Una de ellas es la iglesia de Saint Pierre y se encuentra ubicada en la plaza del mismo nombre. Este templo formaba parte de la abadía de Saint-Père-en-Vallée, fundada a mediados del siglo IX, de la cual solo queda la torre, pues el resto del edificio se construyó entre finales del siglo XII y mediados del siglo XIII. Su arquitectura es similar a la de la catedral, siendo lo más característico de su estructura sus arbotantes, elemento distintivo junto con el arco apuntado y la bóveda de crucería del estilo gótico.

Iglesia de Saint Pierre, Chartres
Iglesia de Saint-Pierre

Pero la similitud con la catedral no termina aquí, pues cuenta al igual que la catedral con un gran número de vidrieras, con la diferencia de que las de Saint Pierre son más luminosas. Este hecho se debe a que las vidrieras de la catedral fueron construidas entre el siglo XII y la primera mitad del siglo XIII, época en que estas eran relativamente opacas y bloqueaban parte de la luz. Pero a partir de mediados del siglo XIII, época que corresponde a las vidrieras de Saint Pierrre, se comenzaron a realizar un nuevo estilo de vitrales más luminosos.

Iglesia de Saint Pierre, Chartres

Sus hermosas y coloridas vidrieras bañan de luz el interior del templo irradiando una atmósfera de belleza y serenidad que conmueve a quién lo contempla. Este juego de luces crea en el interior un efecto sobrenatural que cambia dependiendo del estado atmosférico y de la posición en la que se encuentre el sol.

Iglesia de Saint Pierre, Chartres


Otro templo gótico situado aún más cerca de la catedral es la iglesia de Saint-Aignan, fundada alrededor del año 400, siendo uno de los primeros templos prerrománicos de Europa, por lo tanto es la iglesia más antigua de Chartres. En el siglo XIII con la llegada del gótico se fueron haciendo en el templo varias reformas y añadidos, aunque su reforma más importante fue la realizada en el siglo XVI a causa de un incendio. Por este motivo muchos elementos arquitectónicos de este templo son renacentistas, además de neogóticos, pues en el siglo XIX se le hicieron las últimas reformas.

Iglesia de Saint-Aignan, Chartres

Durante la última reforma del año 1869 se realizaron en el interior de la iglesia unos magníficos trabajos de policromía, obra de un discípulo de Eugéne Viollet-le-Duc llamado Émile Boeswillwald. De esta manera su interior se llena de color al fusionarse la luz que entra a través de las coloridas vidrieras junto con la policromía de las paredes y columnas.

Iglesia de Saint-Aignan, Chartres


Catedral de Chartres, símbolo de una ciudad

Aunque este artículo está más enfocado a dar a conocer otros rincones de interés de esta ciudad, no podemos obviar que Chartres esta asociado indisolublemente a su catedral. Sin lugar a dudas, la catedral de Chartres representa la misma esencia del arte gótico, pues su perfección y uniformidad resume en un solo edificio todas las características de este extraordinario estilo surgido a mediados del siglo XII en la Europa Occidental, especialmente en Francia. La catedral de Chartres además también es la máxima expresión del simbolismo y para conocer solo algunos de ellos haría falta un artículo propio sobre este templo, por lo cual invitamos a leer este artículo que hicimos sobre la Catedral de Chartres y sus secretos.

catedral de Chartres, Francia

En la parte trasera de la catedral se encuentran los jardines de l'Evêché, formado por varias terrazas ubicadas a diferentes alturas, estando representado en unas de ellas un laberinto parecido al del interior de la catedral.

Los jardines de Evecha, Chartres, Francia

Los canales de Chartres

Otra de las imágenes que nos ofrece la ciudad de Chartres son los canales que forma el río Eure y que bordean parte de la ciudad. Varios son los puentes que atraviesan este río desde los cuales se obtienen una perspectiva diferente de Chartres, reflejándose en sus aguas las casas ubicadas a ambos lados del río.

canales de la ciudad de Chartres, Francia
Puente Taillard, Chartres

canales de la ciudad de Chartres, Francia
Puente Saint-Hilaire, Chartres