En el valle de Vicdessos, a 7 kilómetros del pueblo de Tarascon-sur-Ariége, en la región de Midi-Pirineos se encuentra la cueva de Niaux, una gruta que cuenta con unas magníficas pinturas rupestres del Paleolítico Superior. Esta cueva forma parte de un enorme conjunto subterráneo de casi 14 kilómetros de los cuales solo son visitables unos 800 metros, finalizando este tramo en el llamado "Salón Negro". Aquí se encuentran representados hermosos dibujos del arte parietal prehistórico Magdaleniense cuya antigüedad se estima en unos 13.000 años.

Pinturas rupestres cueva de Niaux, Ariége, Midi-Pirineos, Francia

La cueva ha sido visitada regularmente desde el siglo XVII ya que se han encontrado inscripciones que lo demuestran, pero no fue hasta el año 1907 cuando las pinturas fueron catalogadas y estudiadas por los arqueólogos H. Breuill y E. Cartailhac. Gracias a la investigación de estos especialistas se sabe que las pinturas fueron realizadas con una materia negra identificada como carbón vegetal, además de otro material rojo obtenido de la molienda de hematita, un mineral compuesto de óxido férrico.

Pinturas rupestres cueva de Niaux, Ariége, Midi-Pirineos, Francia

En esta cueva se visitan sus pinturas originales a diferencia de las cuevas de Lascaux y Altamira, por lo que su visita tiene un mayor valor. Además hay que añadir que su interior no se encuentra iluminado por luz eléctrica alguna, sólo siendo posible su recorrido provistos de unas linternas que nos dan al principio, haciendo de esta manera que la visita al interior de esta gruta sea aún más auténtico y mágico.

Pinturas rupestres cueva de Niaux, Ariége, Midi-Pirineos, Francia
Entrada a la cueva de Niaux
El conocido como "Salón Negro", situado en la sala principal, agrupa el mayor número de animales dibujados de toda la gruta, representándose en sus paredes principalmente bisontes, caballos, caprinos y ciervos.

Pinturas rupestres cueva de Niaux, Ariége, Midi-Pirineos, Francia

Pinturas rupestres cueva de Niaux, Ariége, Midi-Pirineos, Francia

Aunque estas pinturas no son las únicas, pues después del "Salón Negro" se encuentran varias galerías no abiertas al público donde se hayan representadas otras pinturas rupestres. En una de estas galerías el arqueólogo J. Mandemam descubrió en el año 1925 una serie de dibujos, dándole el nombre de galería Cartailhac. En lo más profundo de la cueva se encuentra una de las pinturas mas sorprendentes por su rareza, se trata de un dibujo que representa a una comadreja. Esta pintura junto con la de un caballo se haya en la llamada réseau clastres (red clastres), una galería actualmente inundada por sifones que se comunica a través de un pasaje subterráneo con la galería profunda y el "Salón Negro".

Hay varias hipótesis sobre el significado de estas pinturas, siendo la más probable la que sugiere el prehistoriador francés Jean Clottes. Éste relaciona el arte paleolítico con el chamanismo, una hipótesis que consiste en ver la gruta de Niaux como un lugar de encuentro entre el hombre y el mundo de los espíritus de la naturaleza.

Pinturas rupestres cueva de Niaux, Ariége, Midi-Pirineos, Francia

Localización y visita de la cueva de Niaux

Para visitar esta cueva es necesario realizar una reserva, ya que las visitas están estrictamente reguladas para garantizar la conservación de las pinturas. Se realizan 10 visitas diarias en grupos de 20 personas acompañados de un guía. Estas visitas son de julio a septiembre, bajando el número de visitas de 3 a 6 en el resto de los meses. El precio es de 12€ y la duración de la visita es de 1 hora y 30 minutos. No se permite el uso de cámaras fotográficas, las fotos de este artículo son sacadas de los paneles informativos.


Ver Cueva de Niaux en un mapa más grande

Prepara tu viaje a Francia

■ Encuentra alojamiento al mejor precio en Midi-Pirineos
■ Reserva tu coche de alquiler al mejor precio con Rentalcars
■ Contrata el mejor seguro de viajes con un 5% de descuento