Como dijimos en el artículo dedicado al Barrio Judío de Toledo seguiremos desgranando la ciudad, pero esta vez descubriremos los monumentos y calles que conforman el Toledo islámico, empezando esta ruta en la "Puerta de Alfonso VI". En el siguiente mapa se puede ver el recorrido que realizamos y donde se ubican dichos monumentos:


Puerta de Alfonso VI

Antiguamente esta puerta era la entrada principal a la ciudad, mezclándose en ella los estilos cristiano y musulmán. Se construyó en el siglo IX y su nombre se debe porque según cuenta la leyenda este rey entró por ella en el año 1085, seguramente quedando prendado de la ciudad. La puerta consta de tres arcos de herradura de estilo mudéjar, siendo el central más grande que sus dos laterales, además de tener dos torreones que se elevan por encima de los arcos. Después de muchos años habiendo estado inhabilitada y abandonada fue reconstruida y limpiada en el año 1905.

Puerta de Alfonso VI, ruta islámica, Toledo

Puerta de Alfonso VI, ruta islámica, Toledo

Nada más atravesar la puerta de Alfonso VI y antes de llegar a la iglesia de Santiago del Arrabal, nos encontramos con uno de los tantos rincones maravillosos que esconde la ciudad de Toledo.

Rincón de Toledo

Iglesia de Santiago del Arrabal

La iglesia fue construida en el siglo XII, donde se representa una bella muestra de arte mudéjar toledano. El templo tiene planta de cruz latina, con tres naves separadas por arcos apuntados y tres ábsides semicirculares, destacando sus tres portadas con arcos lobulados, entrelazados y de herradura, de clara influencia califal, y las arquerías ciegas que recorren sus ábsides. El estilo gótico es visible en la altura de sus naves y en el uso de rosetones sobre las puertas.

Iglesia de Santiago del Arrabal, ruta islámica, Toledo

Antes de subir por la calle Real del Arrabal que lleva hasta la Puerta del Sol, encontramos un pasadizo subterráneo que conecta con una callejuela típica de Toledo. Estampas como esta dan una idea del entramado de sus calles que esconden mil y un secretos.

Calles de Toledo
                     Calle Real del Arrabal, Toledo

Puerta del Sol

Esta puerta fue construida en el último cuarto del siglo XIV en estilo mudéjar, convirtiéndose en una de las entradas principales a la ciudad. El arco de acceso es de herradura y por encima de él se encuentra otro arco de herradura pero de estilo apuntado. Encima de los arcos se encuentra una doble arquería de arcos apuntados ciegos en la línea inferior y lobulados en la superior. La puerta además cuenta con dos torreones almenados y con ventanas. El nombre de esta puerta viene del relieve que se encuentra entre los dos arcos, donde está esculpido el emblema de la catedral, que representa la imposición de la casulla a San Idelfonso bajo el sol y la luna.

Puerta del Sol, ruta islámica, Toledo

Justo enfrente de la Puerta del Sol se encuentran unas escaleras que suben hacía otra de las puertas de la ciudad, se trata de la Puerta de Valmardón.

Puerta de Valmardón

Se cree que esta puerta puede ser las más antigua de Toledo, ya que pudo construirse entre los siglos IX y X. En este monumento durante su dilatada historia se le han realizado varias obras, como por ejemplo los arcos de acceso que fueron modificados del estilo de herradura original al de medio punto actual. Desde finales del siglo XIX esta torre sirve como vivienda particular.

Puerta de Valmardón, ruta islámica, Toledo

Nada más atravesar la Puerta de Valmardón nos encontramos a nuestra izquierda la Mezquita del Cristo de la Luz.

Mezquita del Cristo de la Luz

Esta mezquita fue construida a finales del siglo X, convirtiéndose años más tarde en templo cristiano. Su nombre viene de una leyenda asociada a la entrada del rey Alfonso VI a la ciudad en el año 1085, donde se cuenta que el caballo del monarca se arrollidó al pasar junto a la mezquita, considerándose este hecho milagroso, ya que se halló también un crucifijo y una lamparita ardiendo, llamándose desde entonces la Mezquita del Cristo de la Luz.

La mezcla del arte musulmán junto al arte románico se hace patente en este templo, como es el caso de la cabecera añadida a la mezquita, donde se aprecia un piso de arquerías de medio punto doblado de estilo románico, mientras que la banda superior es de arcos tumidos trasdosados polilobulados de estilo almohade.

Mezquita del Cristo de la Luz, ruta islámica, Toledo

El interior del templo es muy austero, pero tiene un encanto especial andar entre las columnas que se elevan formando arcos de herradura. Miramos al techo para contemplar las cúpulas de crucería cordobesa, todas ellas con diferentes formas. Además la cúpula central está iluminada con una luz azul que hace incrementar el encanto del interior.

Interior Mezquita del Cristo de la Luz, ruta islámica, Toledo

Interior Mezquita del Cristo de la Luz, ruta islámica, Toledo
                                                            Cúpula con forma de estrella
Esta ermita también guarda una sorpresa en su interior, se trata de unos frescos románicos que se encuentran en el ábside y que representa la imagen de Cristo rodeado por un tetramorfo. El fondo que rodea la imagen de Cristo de color azul con estrellas representa a la bóveda celeste.

Interior Mezquita del Cristo de la Luz, ruta islámica, Toledo
                 Cúpula central                                                        Frescos del ábside                               
El interior del templo cuenta además con otros frescos que parecen ser de santos, siendo datadas todas estas pinturas en el primer cuarto del siglo XIII.

Interior Mezquita del Cristo de la Luz, ruta islámica, Toledo

Horarios: lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y 15:30 a 17:45 (verano hasta las 18:40) sábados y domingos de 10:00 a 18:40.

El precio de esta ermita es de 2,50€, aunque este templo está incluido en la pulsera turística.

Salimos de la ermita para acercarnos a un mirador que se encuentra al lado, desde el cual se obtienen unas vistas magníficas de la ciudad.

Vistas mirador Toledo

Las calles de Toledo esconden multitud de lugares pintorescos, como esta bonita casa cubierta de vegetación.

Rincón de Toledo

Después de "perdernos" por sus calles, llegamos a otro de los monumentos que se incluyen en esta ruta.

Iglesia de los Santos Justo y Pastor

Este templo fue fundado en el siglo XI realizándose distintas transformaciones entre los siglos XIV y XVIII, convirtiéndose en un templo barroco, aunque aún conserva sus ábsides mudéjares.

Iglesia de San Justo, ruta islámica, Toledo

Durante esta ruta visitamos otras dos iglesias cercanas a la de San Justo, se trata de la de San Lucas y la de San Miguel.

Iglesia de San Lucas

El origen de esta iglesia se remonta a finales del siglo XII, constando de tres naves formadas por cinco arcos de herradura, uno de medio punto y uno apuntado que apoyan sobre columnas de sección octogonal. No pudimos visitarla ya que actualmente se encuentra cerrada por rehabilitación.

Iglesia de San Lucas, ruta islámica, Toledo

Iglesia de San Miguel

La iglesia de San Miguel fue construida en el siglo XII en estilo mudéjar, siendo reformada en el siglo XVII añadiéndole elementos barrocos.

Iglesia de San Miguel, ruta islámica, Toledo

Ya caída la noche Toledo se transforma en un entramado de calles misteriosas que guardan rincones realmente mágicos, como sí no describir este bonito patio iluminado que parece pertenecer a un palacio encantado.

Patio en Toledo

Los monumentos de Toledo junto con las calles que los rodean se iluminan en la noche, haciendo nunca mejor dicho que Toledo luzca con luz propia.

Toledo de noche

Otra forma de conocer la historia de Toledo es a través de las visitas guiadas que ofrecen en la ciudad, encontrarás muchas empresas que organizan diferentes tours: ruta por el Toledo de las 3 culturas, tour nocturno por el Toledo misterioso, ruta subterránea por el Toledo ovidado.... Si estás interesado en contratar alguna de estas excursiones puedes reservar tu visita guiada o Tour en Toledo pinchando en el enlace.

Dónde Dormir en Toledo

Si tu idea es alojarte en la ciudad de Toledo te recomendamos el hotel Eurostars Toledo ubicado a unos minutos del centro histórico. El hotel dispone de piscina exterior de temporada y las habitaciones cuentan con minibar, wifi, aire acondicionado, televisión y productos de aseo. La relación calidad-precio de este hotel es bastante buena.