No nos podíamos imaginar que en una de las orillas del embalse de Buendía, en la provincia de cuenca, se encontraran una serie de caras talladas en la piedra. Este itinerario es conocido como la "Ruta de las caras de Buendía", un lugar único donde las esculturas y la naturaleza se funden creando un escenario mágico.

Las ruta de las caras, Buendía

Cómo llegar al embalse de Buendía

Tomamos la N-400 que une Tarancón y Cuenca hasta Carrascosa del Campo, desviándonos por la carretera C-202 hasta la población de Buendía. Una vez en el pueblo seguimos una serie de carteles situados dentro del núcleo urbano que nos llevan hasta un camino, y que durante 4 kilómetros nos conducen hasta "La Ruta de las Caras".

Mapa de las caras talladas en piedra de Buendía

Recorrido por las caras talladas de Buendía

Antes del inicio de la ruta se encuentra un amplio aparcamiento donde dejamos el coche. Nada más comenzar nuestra andadura encontramos un espacio arbolado con mesas de madera, un lugar ideal donde comer o merendar resguardado de los rayos del sol acompañados de la fragancia de los pinos. Es un recorrido de unos 2 kilómetros que discurre por una agradable senda que regresa al mismo punto de partida.

Las ruta de las caras, Buendía

Estas caras y demás figuras labradas en la piedra fueron realizadas desde el año 1992 por los artistas Jorge Maldonado y Eulogio Reguillo. Es una obra llena de imaginación y tesón, creando un mundo mágico e inmóvil que se encuentra entre la roca y el agua.

A continuación exponemos un párrafo de uno de los paneles de información que nos gustó por su emotividad y que describe genialmente el espíritu de este lugar.

Un museo vivo e infinito, como lo son los sueños. Sueños henchidos de criaturas desconocidas que se esconden en la danza inerme que se fragua tras el ocaso, hechizando el bosque. Un nimbo etéreo donde se refleja nuestra existencia y cobra vida nuestra fantasía...porque "El hombre está hecho de la misma materia que los sueños".

Las caras y demás figuras talladas en piedras se encuentran diseminadas entre arbustos, rocas y pinos. Las primeras que nos encontramos son las denominadas "Moneda de vida" y "Cruz templaria".

Las ruta de las caras, Buendía
Moneda de vida                                                    Cruz templaria

Cara de Krishna

Esta imagen representa a Krishna, dios hinduista conocido como "Señor del Universo". Las primeras menciones a Krishna se encuentran en el Majábharata (Siglo III a.c).

Las ruta de las caras, Buendía

Cara de Maitreya

Para la religión budista, Maitreya hace referencia al próximo Buda histórico que nacerá en la tierra para lograr la completa iluminación de un Buda. El nombre de Maitreya deriva del sánscrito maitrí, que significa "amistad, compasión y benevolencia".

Las ruta de las caras, Buendía

Cara de Artajuna

En la religión hindú, Artajuna representa a un maestro espiritual con una personalidad integra y equilibrada.

Las ruta de las caras, Buendía

Espiral del brujo

El brujo es el que viaja por la espiral de la vida, simbolizando el proceso de crecimiento y evolución. Relacionado con el circulo, constituye el símbolo antiguo de la diosa, de la matriz, de la fertilidad y de la evolución del universo. Para los celtas tenía que ver con evolución y crecimiento, conciencia del uno en el contexto del todo, conectividad y unión con lo divino y las energías cósmicas.

Las ruta de las caras, Buendía

Cara de Chemary

Si no recuerdo mal esta imagen representa el busto del padre de su autor, Jorge Maldonado.

Las ruta de las caras, Buendía

Cerca de la talla conocida como la cara de la monja, se encuentran unas inscripciones extrañas realizadas en la roca por otros autores, representando una de ellas a un sol radiante.

Las ruta de las caras, Buendía
Cara de la Monja                                                    Sol radiante

Cara del Chamán

Esta escultura representa al chamán, poseedor de una gran sabiduría, pues está conectado a los espíritus de la naturaleza y de los hombres.

Las ruta de las caras, Buendía

En los alrededores del chamán se encuentran pequeñas caras denominadas "los duendes", con nombres tan sugerentes como El Extraterrestre, El Duende de la Grieta, El Duende Indio y los Extraños, entre otros curiosos nombres.

Las ruta de las caras, Buendía

Cara de Beethoben

Esta escultura representa a uno de los grandes compositores de la música clásica, donde la genialidad de su música parece mezclarse con los sonidos de la naturaleza.

Las ruta de las caras, Buendía

La muerte

La calavera se encuentra mirando al sol, enseñándonos que algo tiene que morir para que nazca lo nuevo.

Las ruta de las caras, Buendía

Virgen de las caras y virgen de la Flor de Lis

La Virgen de la Flor de Lís, es una pieza inacabada que está inspirada en una pintura mural situada en la cripta de la catedral de Nuestra Señora de la Almudena, siendo una de las imágenes más antiguas de Madrid.

La Virgen de las Caras representa el aspecto masculino y femenino, consiguiendo así el equilibrio.

Las ruta de las caras, Buendía

Hay otras tallas como "La Dama del Pantano", que junto con alguna de los duendes no hemos expuesto aquí, invitando a que las descubráis por vosotros mismos, ya que recomendamos que visitéis este extraordinario lugar.

Nos despedimos de este maravilloso entorno contemplando las tranquilas aguas del inmenso embalse de Buendía, donde las caras quizá miran sus aguas esperando ver reflejados sus rostros.

Embalse de Buendía, ruta de las caras, Castilla la Mancha

¿Buscas alojamiento en Buendía?

Si quieres visitar las caras talladas de Buendía y buscas alojamiento te recomendamos La Posada de los Canes. Si sitúa en el pueblo de Zorita de los Canes en un entorno rural con vistas al río Tajo y rodeado de ruinas medievales. Es ideal para conocer este enclave natural y otros lugares de interés de la zona.

Más información: Oficina de turismo Castilla la Mancha