El pueblo de Sarlat la Canéda ya lo conocíamos de un viaje que realizamos en el año 2006 cuando regresábamos de Suiza, así que aprovechando que nos alojábamos en la zona decidimos recorrer de nuevo sus empedradas calles, pero esta vez queríamos conocer el pueblo de noche, donde sus calles iluminadas nos trasladarán a rincones mágicos.

Sarlat la Canéda, Aquitania, Francia

La lluvia hace acto de presencia, pero en nada hace desdeñable nuestro recorrido, es más, sus calles mojadas e iluminadas por los faroles hacen aún más mágica y misteriosa nuestra ruta nocturna.

Sarlat la Canéda, Aquitania, Francia

Las casas de piedra junto con las de entramado de madera te transportan a la época medieval.

Sarlat la Canéda, Aquitania, Francia

La Place de la Liberte se ilumina con las luces de las farolas y de sus terrazas, punto neurálgico del casco antiguo de Sarlat.

Sarlat la Canéda, Aquitania, Francia

La plaza es observada por el Le Badaud (el espectador), estatua de bronce obra de Gerard Auliac.

Sarlat la Canéda, Aquitania, Francia

Sarlat la Canéda, Aquitania, Francia

Encontramos rincones realmente evocadores donde los sueños y la realidad se confunden.

Sarlat la Canéda, Aquitania, Francia

El juego de luces y sombras es extraordinario, ¿Qué misterios nos aguardarán al otro lado del callejón?.

Sarlat la Canéda, Aquitania, Francia