En la región de Baviera, a 100 kilómetros de Munich y cerca de la frontera con Austria se encuentra el bonito y nunca mejor dicho pintoresco pueblo de Mittenwald, pues muchas de las fachadas de sus casas están decoradas con elaborados frescos, siendo lo más parecido a un museo al aire libre. El entorno donde se ubica este bello pueblo, con los Alpes Bávaros como telón de fondo y sus frondosos bosques, acrecienta el encanto de este lugar, que ya fue mencionado en unos documentos en el año 1096 como "in media silva" (en medio del bosque).


Mittenwald es un pueblo que aún mantiene sus costumbres, por lo que no nos parecerá extraño ver a algunos de sus habitantes vestidos con sus trajes tradicionales. Los reconoceremos por sus pantalones cortos de cuero, sus sombreros emplumados y sus chaquetas de lana.

Mittenwald, Baviera, Alemania
La calle peatonal Obermarkt con la iglesia de San Pedro y San Pablo al fondo
Los frescos que adornan algunas de sus casas abarcan diferentes temáticas, tanto religiosas, costumbristas e históricas. La mayoría de estas pinturas datan del siglo XVIII y son muy similares a los frescos barrocos del interior de muchas de las iglesias del sur de Alemania.

Mittenwald, Baviera, Alemania

Mittenwald, Baviera, Alemania

Desde el año 1684 el pueblo de Mittenwald ha estado muy ligado a la fabricación de violines gracias a Matthias Klotz, hijo de un granjero de este pueblo que emigro a la ciudad italiana de Cremona. Tras 20 años viviendo allí decidió volver a Mittenwald para enseñar el arte de la fabricación de violines, pues allí estudió junto con Antonio Stradivari en la escuela de Nicolo Amati, uno de lo más reconocidos fabricantes de violines en aquella época.

Monumento a Mathias Klotz, Mittenwald, Baviera, Alemania
Estatua de Matthias Klotz en Mittenwald

Desde entonces Mittenwald es conocida como la "villa de los mil violines", encontrándose en sus calles multitud de referencias a este instrumento, pues además de los talleres artesanos, el violín se representa en muchos de los frescos de las casas, hasta incluso nos encontraremos en unas de sus calles un violín gigante tallado en madera.

Mittenwald, Baviera, Alemania

Por esta razón, no podía faltar en Mittenwal un museo dedicado a este extraordinario instrumento de cuerda, se trata del Geingenbau Museum o museo del violín, ubicado en una bonita calle con una fuente de madera. Este museo fue fundado en el año 1930 y ocupa una de las casas más antiguas y hermosas de Mittenwald. La exposición muestra la construcción del violín en sus más de 300 años de historia con una amplia colección de violines y otros instrumentos de cuerda, además de un taller donde se enseña como se fabricaban.

Geigenbau museo,Mittenwald, Baviera, Alemania
Geigenbau Museum o museo del violín
Mittenwald al encontrarse ubicada a los pies de los macizos de Kranzberg y del Karwendel es un excelente punto de partida para realizar excursiones y rutas de senderismo. A través de estas rutas tendremos la oportunidad de adentrarnos en sus frondosos bosques, además de subir al pico más alto de esta región de Baviera, el Karwendel spitze con sus 2.384 metros de altura, a cuya cima llegaremos tomando un teleférico.

Mittenwald, Baviera, Alemania

Otros lugares de interés en Baviera:




Relatos de otros viajeros #Postamigos

A un click de la aventura | Mittenwald, el pueblo alemán de las casas ilustradas y los violines