Friburgo, con 36,7 vatios por habitante, es la ciudad que emplea más energía solar por habitante del mundo, y todo ello teniendo en cuenta la latitud de Alemania. Las medidas de la ciudad para apaciguar el tráfico, promover el transporte público menos contaminante o el empleo de la bicicleta se iniciaron en 1969, por lo que Friburgo ha sido reconocida en varias ocasiones como ejemplo de coherencia política y sostenibilidad ecológica. Otro ejemplo de su sostenibilidad ecológica, es que la mayoría de sus edificios poseen paneles solares para cubrir las necesidades energéticas fundamentales.

Friburgo, Selva Negra, Alemania

Uno de los transportes públicos de Friburgo es el tranvía, una de las señas de identidad de la ciudad.

Friburgo, Selva Negra, Alemania

No es de extrañar que cuando entramos en Friburgo nos parezca una ciudad diferente, menos ruidosa que una ciudad habitual y mucho más tranquila y sosegada, gracias también a sus múltiples calles peatonales. Friburgo es una de las ciudades que más nos han gustado, junto con Berna (Suiza), Brujas (Bélgica) e Innsbruck (Austria). En definitiva, para nosotr@s una de las mejores ciudades para vivir.

Friburgo, Selva Negra, Alemania

Friburgo, puerta de entrada a la Selva Negra, fue fundada en el año 1120 y prosperó gracias al comercio de la plata, la lana y la madera.

En la plaza de la catedral se celebra todos los días, excepto los domingos, el mercado semanal. En la parte norte de la plaza el Bauemmarkt (mercado de los campesinos), y en la parte sur el Händlermarkt (mercado de los comerciantes).

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

La catedral fue construida en tres etapas, la primera comenzó en el año 1120, la segunda en el año 1210 y la tercera en el año 1230. La iglesia se convirtió en la sede del obispado de Friburgo cuando fue elevada a catedral en el año 1827.

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

De la primitiva iglesia románica, iniciada hacia el año 1200, sólo quedan los brazos del crucero, flanqueados por la "torres de los gallos", de planta octogonal y coronadas por agujas góticas.

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

Su gran torre gótica de 116 metros de altura se construyó durante la segunda fase de construcción. La torre es de planta cuadrada y se eleva como una pirámide octogonal de forma majestuosa, aunque en la foto no se aprecia bien porque se encuentra en obras.

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

La portada principal es de una gran belleza cromática, con todas sus figuras coloreadas, raro de ver en la inmensa mayoría de las catedrales.

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

El interior se caracteriza por su amplia nave con deambulatorio, cubierto con soberbias bóvedas reticuladas típicas del gótico tardío germánico.

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

La catedral de Friburgo es uno de los pocos templos alemanes todavía en posesión de gran parte del patrimonio original de vitrales medievales.

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

Las vidrieras son de una gran belleza por su colorido.

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

Tanto en el interior como en el exterior se encuentran gran cantidad de estatuas que representan figuras bíblicas.

Catedral de Friburgo, Selva Negra (Alemania)

En el prebisterio se encuentra un retablo de Hans Baldung Grien realizado en el siglo XVI.

Catedral de Friburgo, Selva Negra, Alemania

Salimos de la catedral para seguir recorriendo las calles de esta maravillosa ciudad y llegamos a la "torre Martinstor". Esta bonita torre con su reloj fue construida en el siglo XIII.

torre Martinstor, Selva Negra (Alemania)

Pasando la torre, cogemos una calle que sale a la izquierda que te lleva a uno de los rincones más bonitos de la ciudad, donde se encuentra un canal que no llega a ser tan grande como el de Colmar pero que también tiene su encanto.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

Nos llamó la atención la limpieza de sus calles y además no había ni un papel tirado en el suelo, ya podrían aprender muchas otras ciudades.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

Llegamos a la plaza de Rathausplatz donde se encuentran bellos edificios.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

En la misma plaza se encuentra la iglesia de San Martín. Este templo perteneció a un antiguo convento franciscano hacia el año 1300.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

En el suelo de la plaza se encuentran reflejados varios escudos de ciudades europeas hermanadas con Friburgo.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

Entre las ciudades hermanadas se encuentra Granada.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

También visitamos la iglesia de la universidad.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

Su interior es de una gran sobriedad, donde destaca el blanco inmaculado de sus paredes y techo.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

Otro bonito rincón de la ciudad es la plaza de Kartoffelmarkt.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

Por último nos acercamos al encantador parque municipal de Friburgo, un lugar excelente para relajarse y disfrutar del paisaje de bosques que rodea a esta ciudad.

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

Friburgo, Selva Negra (Alemania)

De regreso a Gengenbach visitamos el pueblo de Haslach.

Prepara tu viaje a la Selva Negra

■ Encuentra alojamiento al mejor precio en Friburgo o alrededores
■ Reserva tu coche de alquiler al mejor precio con Rentalcars
■ Contrata el mejor seguro de viajes con un 5% de descuento