Hoy es nuestro último día en Alemania ya que mañana partimos hacia el Tirol en Austria, así que aprovechamos este día para visitar más a fondo la Selva Negra. Comenzamos nuestro recorrido visitando el pueblo de Forbach, situado en la carretera panorámica Schwarzwald-Tálerstrabe.

Lo que más nos gustó de Forbach fue sobre todo su entorno, ya que está rodeado por un inmenso y frondoso bosque de media montaña además de estar atravesado por el río Murg.

Forbach, Selva Negra (Alemania)

Forbach, Selva Negra (Alemania)

Una de las imágenes más características de Forbach es su puente de madera de 40 metros sobre el río Murg.

Forbach, Selva Negra (Alemania)

Las calles de Forbach no tiene mucho que ver así que nos vamos directos a visitar la iglesia situada en lo alto del pueblo. Fue un verdadero descubrimiento, sobre todo su interior de una gran belleza.

Forbach, Selva Negra (Alemania)

El interior es de un gran colorido donde predomina el ocre junto con toques dorados.

Forbach, Selva Negra (Alemania)

Forbach, Selva Negra (Alemania)

En sus paredes se encuentran plasmados bellísimos y coloridos dibujos de escenas bíblicas.

Forbach, Selva Negra (Alemania)

Sus figuras son de una exquisita talla, que junto a las pinturas y vidrieras hacen un gran conjunto.

Forbach, Selva Negra (Alemania)

Sus vidrieras de gran colorido también representan a figuras bíblicas, hechas con un gran realismo, que cuando son iluminadas por el sol son un autentico espectáculo para la vista.

Forbach, Selva Negra (Alemania)