El municipio estuvo habitado desde la prehistoria, apareciendo en él varios vestigios arqueológicos. De entre todos ellos destaca la Cueva de Altamira, descubierta por Marcelino Sanz de Sautuola en 1879, siendo conocida como la Capilla Sixtina del arte paleolítico.

Esta villa tiene su origen en la Alta Edad Media, la cual creció alrededor de la abadía de Santa Juliana. A partir del año 980 la abadía estaba consolidada gracias a las continuas donaciones de los fieles al ser un lugar de paso del Camino de Santiago. Durante el siglo XIII la abadía de Santa Juliana decayó, pero comenzó el desarrollo urbano de la villa entorno a la plaza mayor o del mercado (hoy plaza de Ramón Pelayo) y la Torre del Merino. Durante los siglos XIV y XV se construyeron algunos de los mayores palacios y torres de la villa, y a finales del siglo XVI y durante el XVII se construyeron la mayoría de las casas que aún se conservan en Santillana del Mar.

Santillana del Mar, Cantabria

Recorrer sus calles empedradas hace que te transporte a otra época, como si una máquina del tiempo te hubiese transportado a la Edad Media.

Santillana del Mar, Cantabria

Llegamos a la plaza de las arenas donde se encuentra el Palacio de Velarde. Es un edificio de transición del gótico al renacimiento, iniciándose la construcción en el siglo XV, realizándose modificaciones en el XVII.

Palacio de Velarde, Santillana del Mar, Cantabria
Palacio de Velarde
En la plaza donde se encuentra la colegiata, existe otro edifico de interés llamado "La Casa de la Parra". Este edificio conserva este nombre en referencia a la antigua y enorme parra que decoraba su fachada. Su construcción se inició a principios del siglo XVI en estilo gótico, como se puede ver en las puertas que dan entrada a la casa, apreciándose este estilo también en los arcos apuntados de las ventanas geminadas.

La casa de la Parra, Santillana del Mar, Cantabria
Casa de la Parra
Como hemos mencionado antes, en la misma plaza Ramón Pelayo se encuentra la Colegiata de Santa Juliana. La fecha de su fundación no se conoce con exactitud, aunque es probable que se sitúe entre los siglos VII y IX, época en la que según cuenta la leyenda unos monjes procedentes de Turquía llegaron a este lugar portando las reliquias de Santa Juliana de Bitinia, los cuales levantaron una ermita. Este templo fue sustituido en el siglo XII por una colegiata románica, que con diversos añadidos y reformas presenta la imagen que hoy en día observamos.

Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar, Cantabria

El esquema constructivo responde al de una iglesia de tres naves de cuatro tramos y transepto, tres ábsides semicirculares, una torre cilíndrica y cimborrio sobre el crucero. Se completa el conjunto con un claustro y las dependencias abaciales.

Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar, Cantabria

Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar, Cantabria

Las cabeceras de las tres naves están constituidas por sendos ábsides semicirculares escalonados.

Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar, Cantabria

El claustro fue adosado a finales del siglo XII y principios del XIII al muro norte de la iglesia. El lado este es de época posterior (siglo XVI) y no sigue las directrices del estilo románico.

Claustro de la Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar, Cantabria

Las galerías primitivas están formadas por arcos de medio punto soportados por columnas pareadas o cuádruples.

Claustro de la Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar, Cantabria

En total cuenta con 43 capiteles de los que los más antiguos, los del lado sur y primer tramo del lado oeste, son historiados, mientras que los más recientes presentan temas vegetales.

Claustro Colegiata de Santa Jualiana, Santillana del Mar (Cantabria)

Por la noche la colegiata se ilumina, haciendo que el templo adquiera un aire mágico y misterioso.

Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar, Cantabria

Dónde Dormir en Santillana del Mar

Si estás buscando alojamiento te recomiendo la Posada la Aldea. Se sitúa en el pequeño pueblo de Oreña, a 2 kilómetros de Santillana del Mar.