Santander se ordena entorno a un gran puerto natural, conformando un paisaje de gran belleza, con amplios espacios verdes y playas. Una de las playas más bonitas de Santander es la Playa del Camello, ubicada a la entrada de la Península de la Magdalena. Su arena es dorada y fina, ideal para dar un paseo.

Playa del camello, Santander, Cantabria

Nos adentramos en el bello Parque de la Magdalena donde se encuentra la estatua dedicada a Félix Rodriguez de la Fuente. Gracias a este gran divulgador, a través de su serie documental "El Hombre y la Tierra", todos los que vimos sus documentales supimos apreciar más la naturaleza y su fauna.

Parque de la Magdalena, estatua Félix Rodriguez de la Fuente, Santander, Cantabria

Recorrer el parque es una autentica maravilla, pues cuenta con una gran cantidad de árboles y vegetación, todo ello con una extraordinarias vistas al mar. Este parque de 28 hectáreas tiene varios lugares de interés, entre los que se encuentra el Palacio de la Magdalena, ubicado en el punto más alto. Fue construido entre el año 1909 y 1911 en estilo victoriano. En este palacio el rey Alfonso XIII pasaba sus vacaciones de verano. Ahora es utilizado para impartir enseñanzas universitarias y como Palacio de Congresos, además de estar abierto al público.

Palacio de la Magdalena, Santander, Cantabria

Dentro del parque también se encuentra un mini zoo gratuito, que alberga pingüinos, focas, leones marinos y patos. El recinto está totalmente integrado en el paisaje y las piscinas se nutren con el agua del mar, y de ese modo los animales gozan de un entorno lo más natural posible.

Mini zoo en el Parque de la Magdalena, Santander, Cantabria

En el parque también se encuentra un museo dedicado al hombre y al mar, donde se exhiben tres galeones junto con una balsa. En ellos el cántabro Vital Alsar consiguió en 1977 cruzar el Océano Atlántico. Antes de esta gran aventura había llevado a cabo otras muchas, pero a bordo de balsas, aunque no todas tuvieron un final satisfactorio.

Museo dedicado al hombre y el mar, Santander, Cantabria

Acompañando a las carabelas se encuentra la figura de una sirena tocando una caracola. ¿Escucharían los antiguos marineros la melodía de la sirena al cruzar el gran Océano?.

Museo dedicado al hombre y el mar, Santander, Cantabria

Salimos de la Península de la Magdalena para dirigirnos al centro de la ciudad, donde se encuentra la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción. El templo fue construido entre finales del siglo XII y el siglo XIV en estilo gótico sobre un antiguo monasterio, sirviendo en sus primeros años como abadía. La construcción de la planta inferior data de los primeros años del siglo XII y la parte superior del edificio se construyó a finales del siglo XIII y comienzos del siglo XIV. Fue reconstruida entre los años 1942 y 1953 por el gran incendio que sufrió la ciudad en el año 1941.

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, Santander
Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Nos despedimos de la capital cántabra para dirigirnos a la ciudad universitaria de Comillas. La peculiar orografía de Comillas, con numerosas simas y cavernas, propició el asentamiento hace miles de años de hombres y mujeres que vivieron y expresaron su arte representando pinturas y figuras con técnicas y coloridos extraordinarios.

Comillas pertenecía en la antigua Cantabria, por su ubicación, a la tribu de los Aurinos o Avariginios, basándonos en los escritos de los historiadores y geógrafos de la época, tales como Plinio, Mela, Estrabón o Ptolomeo. El documento más antiguo que se conservaba en el Consistorio con el nombre de esta villa portuaria aparecería en escrituras del siglo XI.

Comillas, Cantabria
Comillas

La universidad de Comillas fue creada como seminario en el año 1890, pasando a ser Universidad Pontificia en el año 1904. El edificio fue diseñado por Lluís Doménech i Montaner.

Universidad de Comillas, Cantabria

A continuación visitamos el Palacio de Sobrellano. Este edificio fue construido en estilo neogótico a finales del siglo XIX, siendo obra del arquitecto Juan Martorell. Junto al palacio se encuentra una hermosa capilla-panteón de estilo gótico con mobiliario de Gaudí y esculturas modernistas de Joan Roig, Josep Llimona, Venancio Vallmitjana y Agapit Vallmitjana.

Palacio de Sobrellano, Comillas, Cantabria

En el interior del palacio se encuentran muebles de Antonio Gaudí y pinturas de Eduardo Llorens.

Interior Palacio de Sobrellano Comillas (Cantabria)

En el hall central se encuentra una fabulosa escalera monumental de mármol, siendo este solo uno de los maravillosos rincones que guarda este palacio. Recorrer sus estancias es un auténtico deleite para los sentidos, pudiendo admirar sus exquisitas y esbeltas columnas góticas.

Interior Palacio de Sobrellano Comillas (Cantabria)

Palacio de Sobrellano, Comillas, Cantabria

Para más información, precios y horarios: El Palacio de Sobrellano

Por último visitamos uno de los edificios más singulares de Comillas y Cantabria, se trata del Capricho de Gaudí, una de las edificaciones en las que el arquitecto dio mayor rienda suelta a su imaginación. Fue proyectado en el año 1883 por el arquitecto catalán, y su construcción se realizó bajo la dirección de su ayudante Cristófor Cascante i Colom. De estilo orientalizante, el capricho tiene planta alargada, compuesto de sótano, planta y desván, además de una torre cilíndrica en forma de alminar persa, revestida esta completamente de cerámica.

Capricho de Gaudí, Comillas, Cantabria

El acceso presenta cuatro columnas y arcos adintelados, con capiteles decorados con pájaros y hojas de palmito.

Capricho de Gaudí, Comillas, Cantabria

En la decoración abunda la imagen del girasol, combinándose la sillería, el ladrillo, el hierro y la cerámica con las formas lúdicas y orgánicas que caracterizan a Gaudí. Un de las cosas que más llama la atención del edificio es su gran colorido, compuesto por la combinación de la cerámica verde con la piedra y el ladrillo en tonos rojos y amarillos.

Capricho de Gaudí, Comillas, Cantabria

El edificio es de una extraordinaria fantasía, como si se hubiese sacado de un cuento. Justo detrás del fantástico monumento se encuentra la estatua de Antonio Gaudí, el cual aparece mirando su obra acabada. Gaudí, ese gran genio que trabajó con las formas redondeadas y en el que muchas de sus obras están inspiradas en la madre naturaleza.

Capricho de Gaudí, Comillas, Cantabria