La especial orografía del Cañón del río Lobos formada por simas y cuevas junto con la enigmática ermita de San Bartolomé, llena de símbolos, a convertido a este lugar en uno de los más místicos de la península ibérica. Este profundo cañón de 25 kilómetros de longitud situado en las provincias de Burgos y Soria se formó durante millones de años por la erosión fluvial del río Lobos, creando una compleja red de aguas subterráneas y acuíferos. Desde tiempo inmemorial este lugar ha sido considerado un lugar de poder, prueba de ello son alguno de los grabados y pinturas rupestres de la Edad del Bronce hallados en algunas de sus cavidades.

Ermita de San Bartolomé, Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Acceso al Cañón del río Lobos

Hay tres maneras de acceder al cañón del río lobos, una de ellas es a través del pueblo de Hontoria del Pinar en la provincia de Burgos. Los otros dos accesos, ya en la provincia de Soria, son desde el pueblo de Ucero y el Puente de los siete ojos, situado a medio camino entre los pueblos de San Leonardo de Yagüe y Santa María de las Hoyas. El acceso desde el pueblo de Ucero es el que nosotros elegimos para realizar esta ruta, encontrándose a pocos kilómetros de este pueblo un parking y un centro de interpretación.

Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Dejamos aparcado el coche en el aparcamiento ubicado justo en la entrada del parque, y desde aquí seguimos los paneles de información que nos llevarán a la ermita de San Bartolomé y al puente de los siete ojos.

Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Durante el recorrido podemos apreciar la gran diversidad de árboles que habitan este parque natural, como la sabina albar, el pino, el quejigo o la encina, y en la ribera del río especies como chopos, alisos, álamos y sauces.

Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

En el mes de enero son frecuentes las heladas por la noche por lo que es muy normal encontrase al día siguiente el río lobos cubierto por una capa de hielo, como podemos observar en este tramo del río llamado "La poza de valdecea".

Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Después de caminar aproximadamente 2 kilómetros desde el aparcamiento llegamos a un ensanchamiento del cañón donde se encuentra la ermita de San Bartolomé, y detrás de ella la gigantesca boca de entrada a la cueva grande. Esta conjunción entre la ermita y la cueva es la que ha dado a este lugar concreto del cañón ese halo de misterio que lo envuelve, sobre todo cuando sepamos el porque de la ubicación de la ermita en este punto concreto y la simbología de sus piedras, pero para ello nada mejor que visitar este pequeño templo y revisar un poco su historia.

Ermita de San Bartolomé, Cañon del río Lobos

Ermita de San Bartolomé

El origen de la ermita de San Bartolomé se remonta al siglo XIII, ya que fue construida por los monjes templarios en las primeras décadas de este siglo en estilo románico tardío. Aunque el aspecto general de la ermita es de sobriedad cabe resaltar sus canecillos y relieves, los cuales guardan un enigmático repertorio iconográfico formado por imágenes simbólicas como el sol, la luna, cabezas humanas, barriles de vino y otros signos que escapan a nuestra comprensión. Una peculiaridad de esta ermita es su rosetón de cinco corazones que forman una estrella de cinco puntas o pentáculo, representando el conocimiento y el saber, además del símbolo del centro del ser.

Ermita de San Bartolomé. Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Ermita de San Bartolomé. Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Ermita de San Bartolomé. Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Pero las peculiaridades no terminan aquí, pues al igual que el rosetón simboliza el centro del ser, la ermita también se encuentra ubicada justo en el centro de la línea imaginaria que unen el Cap de Creus y Finisterre, en el mismo eje vertical de la península ibérica, como bien se dio cuenta el escritor Juan García Atienza. Este punto central es conocido como el "Omphalos", definición de la antigua Grecia cuyo significado es el ombligo de la tierra. Este lugar guarda muchas similitudes con la ermita de San Frutos situada en el Cañón del Duratón, pues su parecida orografía en la que abundan las cuevas sirvió de refugio a numerosos ermitaños, además en ambas las naturaleza se conjuga a la perfección con la obra humana, dando a estos dos enclaves ese aire místico que tanto transmiten.

Ermita de San Bartolomé. Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Según cuenta una leyenda, una de sus ventanas está orientada a la constelación de Sagitario, que en la mitología representa la imagen del centauro Quirón. Este ser se distinguía por su sabiduría y conocimientos, representando lo mismo que el rosetón de cinco corazones antes mencionado, como se ve nada en la ermita de San Bartolomé es casual. Por esta misma ventana, en la noche de San Juan, un rayo de luna ilumina una losa con un extraño símbolo en el suelo. ¿Será esta la ventana por la que pasa el rayo de luz de luna?. ¿Qué significado guardará ese enigmático símbolo grabado en el suelo?

Ermita de San Bartolomé. Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Horario de visitas Ermita de San Bartolomé: de abril a junio (tarde de 17.00 a 19.00); Sábado y domingo de 11.00 a 15.00 y los sábados tarde de 17.00 a 19.00

Cueva de San Bartolomé o Cueva Grande

Mucho tiene que ver seguramente el nacimiento de la ermita con la cueva situada justo detrás de ella, no obstante muchas iglesias y ermitas medievales fueron levantadas en la proximidades de distintas cavidades. Para el hombre primitivo en muchas ocasiones estas cuevas eran entradas a un mundo subterráneo en el que realizaban cultos a la madre tierra, como una forma de elevación espiritual.

Cueva grande. Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

De hecho, en esta cueva se han encontrado muchos signos grabados en la piedra con un marcado carácter ceremonial, clasificándose estos signos en formas antropomorfas, dobles ángulos y rayas en zigzags, entre otras extrañas figuras. Su significado exacto se ha perdido en la noche de los tiempos, lo que sí está claro es que está cueva ejerció como un santuario durante miles de años.

Cueva grande. Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

La cueva tiene unos 250 metros de profundidad y desde su interior se obtiene una magnífica vista de la ermita y el río Lobos. Aunque no es muy profunda, la cueva debió ejercer en los antiguos anacoretas una especie de renacimiento, un viaje a la oscuridad para retornar de nuevo al exterior, pero con una visión distinta del mundo que le rodea. Un viaje iniciático para liberarse de una visión incompleta del mundo y de uno mismo, basándose en el antiguo mito de la caverna de Platón.

Cueva grande. Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

El Colmenar de los Frailes

Desde la ermita parte un camino que nos adentra en el fondo del cañón, una fantástica ruta formada por unas curiosas formas calcáreas que tras unos 8 kilómetros nos acercará hasta el Puente de los siete ojos. Pero ante nos encontraremos con un lugar llamado El Colmenar de los Frailes, donde los monjes recogían la miel de unas colmenas realizadas con troncos huecos de árboles, hallándose alineadas sobre los resaltes rocosos del cañón. Aún hoy en día se pueden ver algunas de estas colmenas, las cuales nos acercan un poco más a la vida de estos monjes.

Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

El colmenar de los frailes, Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria
Colmenar de los Frailes
Antes de llegar al Puente de los Siete Ojos pasamos por un paraje conocido como Las Cuevas, donde nos encontramos con nuevas formaciones rocosas de singulares formas envueltas por la vegetación.

Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Llegamos al final de la ruta donde se encuentra el Puente de los Siete Ojos, un paraje que habitualmente se encuentra seco pero que en esta ocasión lleva abundante agua gracias a las continúas lluvias de los últimos meses. Esta es la razón por la que este puente tiene tantos ojos, pues la permeabilidad de este suelo calizo favorece la filtración de aguas al subsuelo, convirtiéndose en ríos subterráneos. En épocas de lluvias, como en esta ocasión, las aguas subterráneas suben a la superficie, una imagen poco habitual, pues durante casi todo el año esta zona suele estar totalmente seca.

Puente de los siete ojos, Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria
Puente de los Siete Ojos

Fauna del Cañón del río Lobos

El Cañón del río Lobos cuenta con una variada presencia faunística, siendo el verdadero protagonista el buitre leonado, que con sus grandes alas desplegadas vuelan sobre los peñascos rocosos. Otras aves de gran envergadura presentes en el parque natural son el alimoche, el halcón, el águila, el azor y el búho real. Además hay un gran número de especies de anfibios y reptiles, como la lagartija, la rana, la culebra y la víbora hocicuda. Si nos vamos hacía el río lobos y tenemos suerte podemos contemplar nadando en sus aguas a la escurridiza nutria, un hermoso y gracioso animal que tuvimos la oportunidad de observar, pero no de fotografiar. Cuando la perdíamos de vista aún sabíamos que estaba allí, ya que podíamos oír su respiración.

Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

Decidimos darnos la vuelta para acercarnos al mirador de La Galiana, situado en la carretera SO-920, donde se puede observar el cañón del río Lobos desde el borde de los acantilados, no sin antes echar un ultimo vistazo a este maravilloso lugar.

Vistas desde la ermita de San Bartolomé

El Mirador de la Galiana

Desde este mirador se tiene unas vistas impresionantes, divisándose desde aquí la gran mancha verde que nos anuncia la presencia del río Lobos en el fondo del gran cañón.

Mirador de la Galiana, Parque Natural del Cañón del río Lobos, Soria

¿Buscas alojamiento cerca del Cañón del río Lobos?

Si estás buscando alojamiento cerca del Cañón del río Lobos te recomendamos La Casona de Navaleno. Está situado a tan solo 10 kilómetros de este enclave natural y muy cerca de otros lugares de interés de la zona.