Iniciamos esta ruta por el Conjunto Románico de la Vall de Boi visitando la iglesia de Santa María de Cóll, que no pudimos visitar por encontrarse cerrada.

Iglesia de Santa María de Cóll

La iglesia parroquial de Santa María se encuentra en el pueblecito de Cóll, y perteneció a un antiguo monasterio benedictino. Es un templo románico del siglo XII que fue consagrado en el año 1110, y construido con sillares bien labrados.

Consta de una sola nave con dos capillas laterales, bóvedas de cañón sobre arcos torales y columnas. Su ábside es de tambor con decoración lombarda, tanto en el exterior como en los muros. En la fachada occidental tiene una portada con cuatro arquivoltas, dos sencillas y dos de baquetón rodeadas de ajedrezado. Las columnas tienen capiteles historiados y de tema vegetal. La torre se alza sobre la capilla del muro sur, es de cuatro cuerpos, los dos últimos sirven de campanario y fueron modificados en estilo gótico.

Iglesia de Santa María de Cóll, Vall de Boi, Lleida

Iglesia de Santa María de Cardet

Situada en el pueblo de Cardet, esta iglesia también es conocida como Santa María de les Cabanasses. Es del siglo XII (con modificaciones del siglo XVIII). El exterior está decorado con arcuaciones ciegas, frisos de esquinillas y bandas, como corresponde a la decoración lombarda. En el ábside se abren cuatro vanos de arcos dobles de medio punto. Sobre la portada occidental se alza una espadaña con tres huecos para campanas.

Iglesia de Santa María de Cardet, Valle de Boi (Lérida)

Iglesia de San Félix de Barruera

Esta iglesia es mencionada desde el siglo XI en documentos del monasterio de Lavaix. Fue constantemente restaurada por obras sucesivas en los siglos posteriores. Se trata de una iglesia de una sola nave, cubierta con bóveda de cañón ligeramente peraltada y ábisde semicircular. El ábside central tiene ornamentación lombarda, con grupos de dos arcos ciegos separados por lesenas. El ábside sur, en cambio, es totalmente liso en el exterior.

En el ángulo suroeste de la iglesia está el campanario. Es de torre, y se aparta del modelo de los campanarios de Erill la Vall, Boí y Taúll. Es de tres pisos, y en cada fachada de dos niveles superiores hay una única ventana de medio punto.

Iglesia de San Félix de Barruera, Vall de Boi, Lleida

El pórtico está abierto en la fachada de poniente, tiene ante sí un porche que lo cobija. La puerta de medio punto está resaltada por dos nervios moldurados y trasdosados. Aunque el estilo es románico, este tipo de puertas se dan sobre todo en época gótica.

Iglesia de San Félix de Barruera, Vall de Boi, Lleida

Iglesia de Santa Eulalia de Erill-la-Vall

Esta iglesia se inició en el primer tercio del siglo XII. El edificio ha sido ampliamente excavado y estudiado, consiguiendo con ello una gran información sobre su construcción arquitectónica. Consta de una sola nave muy alargada que en origen se cubrió con bóveda de cañón. En el muro norte se abre la puerta de acceso, de medio punto, con dovelas que conservan algo de la decoración pintada en el intradós. En los muros se abren dos ventanas, mas otra en el ábside. Años más tarde de su construcción se añadió la torre, muy esbelta, de seis pisos divididos por impostas de arquillos ciegos y esquinillas, como corresponde a la decoración lombarda.

Iglesia de Santa Eulalia de Erill-la-Vall, Valle de Boi (Lérida)

Esta iglesia contó en su origen con un grupo de tallas policromadas románicas que representaban el tema del descendimiento. Fueron descubiertas y dadas a conocer en 1907. Las figuras representan a Cristo, José de Arimatea, Nicodemo, los ladrones y María con Juan el Bautista. Están realizadas con madera de álamo.

Estas esculturas pertenecen a un momento de gran florecimiento de la imaginería, que se dio en Cataluña durante el siglo XII y que llegó a alcanzar la época del gótico.

Iglesia de Santa Eulalia de Erill-la-Vall, Valle de Boi (Lérida)

Iglesia de San Juan de Boí

Esta iglesia es originaria de comienzos del siglo XII. Es de planta basilical de tres naves con cubierta de madera a dos aguas, ábside central y dos absidiolos. Sus paredes (tanto en el interior como en el exterior) estuvieron decoradas con pinturas románicas al fresco, obra del llamado maestro de Boí, que fue rescatada y llevada al Museo Nacional de Arte de Cataluña para mejor conservación y custodia.

Iglesia de San Juan de Boí, Valle de Boí (Lérida)

La portada del templo abre a mitad del muro sur, y como hecho excepcional en este arte, fue decorada con decoración pictórica, que en la actualidad pueden contemplarse en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Han sido realizadas copias de las mismas en su lugar de origen para poder tener una idea de como fueron.

En el interior la decoración pictórica del templo debió de cubrir prácticamente por completo su superficie. Estas pinturas al igual que las de la portada del templo son copias, ya que las originales se encuentran en el museo antes mencionado.

Iglesia de San Juan de Boí, Valle de Boí (Lérida)

La temática de las pinturas nos muestra escenas variadas, entre las que se encuentra una variada fauna que compone un surrealista y fantástico bestiario, en el que destacamos el dibujo de un animal fantástico que tiene una flor de lis en la boca, este tema está reproducido en el muro norte de la iglesia.

Iglesia de San Juan de Boí, Valle de Boí (Lérida)

También destacamos la pintura con la imagen de un cojo con una prótesis que alivia su minusvalía. Él mismo aparece manipulando sus genitales, habiendo sido censurada la escena raspando la pintura.

Iglesia de San Juan de Boí, Valle de Boí (Lérida)

Queríamos disfrutar de la naturaleza que se encuentra por estos entornos, así que de momento dejamos la ruta del románico para visitar el lago de Llebreta y la cascada de Sant Esperit. De camino al lago disfrutamos del bello paraje que nos rodea, acompañado por un día claro y soleado.

Parque Nacional de Aigëstortes, Vall de Boi, Lleida

La ruta transcurre por una senda siguiendo la ribera del valle de Sant Nicolau hasta el lago de Llebreta. La senda parte del aparcamiento situado a 1 kilómetro de la carretera general, antes de llegar al balneario de Caldes de Boí. El camino transcurre por una zona boscosa hasta atravesar dos puentes de madera. Llegamos a este bonito lago rodeado de vegetación y montañas, un paraje realmente formidable.

Lago de Llebreta, Parque Nacional de Aigëstortes, Vall de Boi, Lleida

Mas adelante descubrimos la cascada de Sant Esperit, es un salto de agua del río de San Nicolás de unos 30 metros de desnivel, situada por encima del lago de Llebreta.

Cascada de Sant Espirit, Lago de Llebreta, Parque Nacional de Aigëstortes, Vall de Boi, Lleida

Una vez disfrutado de este entorno tan maravilloso, reanudamos nuestra ruta de las iglesias románicas.

Iglesia de San Clemente de Taüll

La iglesia fue consagrada el 10 de diciembre de 1123. La decoración lombarda del exterior sitúa a la iglesia en una modernidad que se había extendido ya por la regiones italianas de Mantua y Verona. Es de planta basilical con tres naves, con un ábside y a sus lados dos absidiolos. El que corresponde a la nave central es más grande que los otros dos, más una torre exenta situada en la fachada meridional hacia oriente, muy cerca de los ábsides. En los ábsides se aplica una decoración lombarda muy simple y armoniosa. El ábside central está decorado por grupos de cuatro arquillos ciegos, dobles y separados por medias columnas.

Iglesia de San Clemente de Taull, Valle de Boí (Lérida)

El tramo central tiene una ventana y sobre los laterales hay sendos vanos en forma de ojo de buey. Los absidiolos también llevan la misma decoración lombarda, pero con grupos de tres arcos ciegos en lugar de cuatro. La torre campanario es cuadrada, alta y esbelta como todas las torres lombardas levantadas en el valle de Boí. En el friso superior hay inscrustaciones de cerámica y colorido distinto al de la piedra.

Iglesia de San Clemente de Taull, Valle de Boí (Lérida)

En su origen todo el interior de la iglesia estuvo revestida con decoración policroma, las paredes de las naves, los ábsides, y las columnas. Se han conservado a través de los siglos las pinturas del ábside central, de uno de los absidiolos y de las claves de los otros arcos. Estas pinturas fueron trasladadas al Museo Nacional de Arte de Cataluña para protegerlas y conservarlas adecuadamente. Las del ábside central fueron reproducidas in situ con copia exacta. Los artistas son anónimos pero el maestro que pintó el ábside central es reconocido en el mundo artístico como maestro de Tahull. Se distingue como un pintor muy bien formado que domina las técnicas y que conoce la iconografía que estaba al uso en la época.

Iglesia de San Clemente de Taull, Valle de Boí (Lérida)

Las pinturas del ábside central representan el pantocrátor metido en una mandorla perlada, sentado en una franja transversal que está decorada con dibujos vegetales. El pantocrátor en su mano izquierda sostiene un libro abierto en el que puede leerse: "Ego sum lux mundi", que significa "Yo soy la luz del mundo".

Está vestido con una túnica grisácea y envuelto en un manto azulado. Sus pies desnudos descansan sobre una semiesfera. A su alrededor se ven cuatro ángeles que llevan los atributos de los cuatro evangelistas, el Tetramorfo y dos serafines de seis alas en las que se han dibujado seis ojos. La zona inferior muestra un fondo de tono azulado sobre el que están dibujadas las figuras de la virgen y cinco apóstoles. La Virgen está vestida con una toca blanca y un manto azul, y porta en su mano izquierda el Santo Grial.

Frescos de la Iglesia de San Clemente de Taull, Valle de Boí, Lérida

Iglesia de Santa María de Taüll

Esta iglesia se encuentra en el centro del casco viejo de Taull, muy próxima a la otra iglesia románica de san Clemente, que se encuentra a la entrada del pueblo. La iglesia de Santa María fue consagrada un día más tarde que la de San Clemente, en el año 1123. La planta de la iglesia es basilical, con tres naves y tres ábsides. La decoración externa es lombarda, de arcos ciegos, muy simple y elegante. Su torre es alta y esbelta, como todas las torres lombardas levantadas en el valle de Boí.

Iglesia de Santa María de Taull, Valle de Boí (Lérida)

El interior de la iglesia estuvo decorada en su totalidad con pinturas murales que fueron resistiendo en parte el paso del tiempo. Estas pinturas se despegaron de su lugar de origen y fueron llevadas al Museo Nacional de Arte de Cataluña. En algunos tramos de pared y del ábside central se hizo una reproducción de dichas pinturas.

Las pinturas del ábside central representa la escena de la Epifanía, con María sentada en un trono y rodeada de una mandorla perfilada con círculos concéntricos, donde sostiene al Niño Jesús en su regazo. María tiene la mirada fija mientras que el Niño Jesús dirige la suya hacia el rey Melchor. Los reyes magos aparecen figurados según la tradición literaria como representantes de las tres edades de la vida del hombre, de manera que uno de ellos es imberbe, el otro parece una persona madura y el último a modo de un anciano.

Iglesia de Santa María de Taull, Valle de Boí (Lérida)

En el interior también se encuentra el antiguo retablo barroco que durante unos siglos ocultó las pinturas murales del ábside central.

Iglesia de Santa María de Taull, Valle de Boí (Lérida)

Iglesia de la Natividad de Durro

Esta iglesia es contemporánea a las iglesias de Taull, Boí y Erill la Vall. Consta de una sola nave, dividida en cuatro tramos, bastante larga. En el muro sur tiene adosado un porche medieval que cobija una puerta de entrada de arco de medio punto con dos arquivoltas que descansan en sendas columnas. Las arquivoltas están rodeadas por un guardapolvo con decoración de ajedrezado. Los capiteles de las columnas están decorados con hojas que podrían ser de acanto, y con figuras de animales. Con esta iglesia terminamos nuestro recorrido por el Conjunto Románico del Vall de Boi, un día perfecto donde mezclamos cultura y naturaleza.

Iglesia de la Natividad de Durro, Valle de Boí (Lérida)

Para conocer los precios y horarios de estas iglesias puedes visitar la web del Centro del Románico en la Vall de Boí

¿Buscas alojamiento en el Valle de Boi?

Si estás buscando alojamiento te recomendamos el Hotel ETH Pomer. Esta situado en la pintoresca localidad de Vielha y ofrece desayuno por 64€ la noche. Es una ubicación perfecta para realizar rutas por el Valle de Arán y acercase a conocer estas iglesias. Pero si prefieres alojarte en pueblos pequeños también tienes establecimientos hoteleros como Casa Coll en el pueblo de Barruera o Casa Sastre en Forcat, ambos ubicados en plena ruta de las iglesias románicas.