En Asturias tenemos la posibilidad de visitar paisajes montañosos y costeros en un radio de pocos kilómetros, así que hoy empezaremos el día visitando la Sierra del Sueve, para después dirigirnos por la costa hasta el pueblo de Llanes, mostrándonos esta ruta la gran variedad de paisajes con los que cuenta esta bella tierra.


La Sierra del Sueve

La Sierra del Sueve es un macizo montañoso que surge junto al mar elevándose por encima de los 1.100 metros de altitud, siendo su cota más alta el Pico Pienzu, con 1.159 metros, convirtiéndose en el pico más próximo al mar de todo el planeta. Esta sierra está formada por una gran variedad de especies arbóreas entre las que se encuentran Pinos, Eucaliptos, Fresnos, Abedules, Avellanos, Olmos, Arces y Tejos, además del hayedo de la Biescona, al norte de la sierra, siendo el bosque de esta especie más cercano a la costa de toda Asturias.

Si tenemos suerte, en las numerosas rutas que se pueden realizar en la sierra podremos tener la ocasión de ver algunos de los animales que habitan este espacio natural. Los más conocidos y característicos de este lugar son los Asturcones, uno de los caballos más antiguos y puros del mundo, con una antigüedad de aproximadamente 2.000 años según algunas referencias históricas. Además también tendremos la posibilidad de observar zorros, jabalíes y gamos.

La sierra del Sueve desde el mirador del Fito, Asturias

Mirador del Fito

Dentro de la Sierra del Sueve se encuentra el Mirador del Fito, inaugurado en el año 1927 con la idea de que se pudiesen alcanzar unas formidables vistas de la Sierra del Sueve y de la costa sin los árboles de por medio. Su curiosa forma nos recuerda a un ovni suspendido en el aire, del cual parece salir la escalera de embarque, pareciendo como si en cualquier momento bajaran por ella sus tripulantes extraterrestres.

Mirador del Fito, Sierra del Sueve, Asturias
Fotografía de Larra Jungle Princess
Desde el mirador se obtienen unas esplendidas panorámicas en las que se observa más de 100 kilómetros de costa con sus acantilados y playas, junto con la Sierra del Sueve, el Parque Natural de Ponga y el Parque Nacional de los Picos de Europa.

Vistas desde el mirador del Fito, Sierra del Sueve, Aturias

La Cuevona de Cuevas, Ribadesella

Antes de dirigirnos a la costa nos acercaremos a visitar la Cuevona de cuevas, una gran cavidad natural que sirve como única vía de comunicación para acceder a la aldea de Cuevas del Agua, situada a 13 kilómetros del pueblo costero de Ribadesella.

La Cuevona es una gran cueva horadada en la roca de 300 metros de recorrido por la cual discurre la carretera que lleva a la ya citada aldea. Al adentrarnos con el coche por esta cueva nos proporciona una experiencia única al volante, ya que sus grandes bóvedas formadas por excelentes formaciones calcáreas nos crea una sensación de irrealidad, pareciendo como sí entrásemos en un mundo subterráneo parecido al que describiera el escritor Julio Verne en su obra "Viaje al Centro de la Tierra".

La aldea de Cuevas del Agua situada a orillas del río Sella y a pie de la montaña, es conocida por albergar el mayor número de hórreos del municipio. Su especial ubicación junto con el bello paisaje que le rodea hacen que se convierta en una especie de aldea perdida, haciendo que la magia del lugar te envuelva nada más poner los pies en esta pintoresca población.

La cuevona, Ribadesella, Asturias

Los Bufones de Pría, chimeneas abiertas en la roca

Dejamos atrás esta bella y singular aldea para dirigimos a ver los espectaculares bufones de Pría, situados cerca de la población de Llanes. Los bufones son grietas y chimeneas abiertas en la roca del acantilado en las cuales chocan las olas del mar cuando hay marea alta. Cuando el mar está embravecido el agua entra con fuerza por la parte inferior del bufón, subiendo por el estrecho canal, provocando un bufido característico que da nombre a la formación, siendo muy parecido este espectáculo al de los geyseres.

Bufones de Pría, Asturias

Recorrido por algunas playas de la costa oriental asturiana

Después de presenciar los bufones, nuestra intención es visitar la localidad de Llanes, y para llegar a ella cogemos la carretera que va paralela a la costa para ir disfrutando por el camino de algunas de sus preciosas playas, aunque el tiempo no nos acompaña. La primera playa que visitamos es la llamada Cuevas del Mar, una preciosa playa situada cerca del pueblo de Nueva. Esta playa se caracteriza por unas cavidades formadas por la erosión del mar durante miles de años, siendo una experiencia única caminar entre ellas durante la marea baja.

Playa cuevas del mar, Asturias

La siguiente playa que visitamos es una pequeña joya natural, se trata de la playa de Gulpiyuri a la que solo se puede acceder caminando desde la playa de San Antolín o desde el pueblo de Naves. Esta playa fue declarada Monumento Natural en el año 2001.

Playa Gulpiyuri, Asturias

La mencionada playa de San Antolín se encuentra situada cerca del también mencionado pueblo de Naves, y es la mayor playa del concejo con 1.200 metros de longitud. Esta gran playa cuenta con un pequeño paseo marítimo, y para los amantes del románico muy cerca de esta playa se encuentra la iglesia románica de San Antolín de Bedón, la cual fue construida a principios del siglo XIII.

Playa de San Antolin, Asturias

La Playa de La Franca es la última que visitamos y se encuentra cerca de la localidad del mismo nombre. Es una playa de arena fina que durante el buen tiempo es muy apreciada por los bañistas.

Playa de la Franca, Asturias

Antes de entrar en la villa de Llanes pasamos esta población y nos acercarnos al pequeño pueblo de Andrín. Cerca del pueblo se encuentra el Mirador de la Boriza, al que se llega tras recorrer unos 200 metros a través de un sendero, y desde el cual obtendremos una vista preciosa de la playa de Andrín.

Playa de Andrin, Asturias
Vistas desde el mirador de la Boriza. Playa de Andrín

Villa Parrés, un caserón de película

Después de recorrer esta maravillosa parte de la Costa Oriental Asturiana, nos dirigimos al pueblo de Llanes, pero antes nos paramos a visitar una de sus casas más ilustres. A las afueras de esta bonita población costera se encuentra un caserón conocido como «Villa Parrés», construido en el año 1898 por el arquitecto Valentín Ramón Lavín Casalís, quien recibió el encargo de José Parrés Piñera. Este caserón semiaislado fue el escenario principal para rodar la película "El Orfanato", acrecentando más si cabe el halo de misterio que ya de por sí tiene este edificio.

La casa de la película "El Orfanato", Llanes, Asturias
Villa Parrés

Llanes, un pueblo con encanto en Asturias

Ya en el centro histórico de Llanes nos acercamos a visitar la iglesia de Santa María del Conceyu, uno de los pocos ejemplos del gótico en Asturias junto con la catedral de Oviedo. Su construcción fue a instancias del pueblo, iniciándose las obras en el año 1240 y continuándose las obras hasta los siglos XIV y XV. Este templo cuenta con dos magníficas portadas románicas.

iglesia de Santa María del Conceyu, Llanes, Asturias

iglesia de Santa María del Conceyu, Llanes, Asturias

Después de visitar la iglesia decidimos recorrer las calles del centro histórico llamándonos la atención unas curiosas placas metálicas que se encuentran adosadas en el suelo de algunas calles, en las cuales se pueden leer unas curiosas y enigmáticas frases como estas.

Placas en el suelo,Llanes, Asturias

Para tener una vista general de Llanes decidimos subir por el paseo de San Pedro, que se extiende paralelo a los acantilados y a lo largo de la costa. Es un sitio realmente bello y tranquilo con unas vistas impresionantes.

Vistas de los acantilados desde el paseo de San Pedro, Llanes

Cae la noche en Llanes y la ciudad se torna mágica y encantadora.

Llanes de noche, Asturias

Llanes de noche, Asturias



Relatos de otros viajeros #Postamigo

Asturias: Amar, comer y surfear - de Viajamosjuntos