Rocamadour es un bello y pintoresco pueblo medieval cuyas casas se encaraman a uno de los acantilados que flanquean el río Alzou, el cual discurre entre paredes rocosas de hasta 120 metros de altura. Justo antes de llegar a este singular pueblo, en la parte más alta se encuentra un amplio parking donde dejamos la autocaravana, ya que el acceso de vehículos al pueblo está limitado únicamente a la gente que se aloje en los hoteles. Desde aquí se obtienen unas formidables vistas de Rocamadour junto con los acantilados que lo rodean.

Rocamadour, Lot, Francia

Una larga calle en pendiente se adentra en esta mágica villa conformada en tres niveles, en la parte baja, la villa medieval, entre medias la Ciudad Santuario, y en lo más alto el Castillo, culminado por la torre de su iglesia. Estos tres niveles de Rocamadour se comunican a través de una escalera de 233 peldaños que se encaraman a la roca del acantilado. También existe la posibilidad de coger un ascensor que sube por estos diferentes niveles.

Rocamadour, Lot, Francia

Rocamadour, Lot, Francia

La parte baja de Rocamadour está compuesta por una única calle peatonal de más de un kilómetro donde se concentran tiendas de productos alimenticios típicos de la zona, como un pequeño y sabroso queso de cabra que allí mismo elaboran el cual ha cogido el nombre del pueblo, además de sus típicas tartas y licores. También se encuentran bonitas tiendas de artesanía junto con restaurantes y pequeños hoteles.

Rocamadour, Lot, Francia

La Ciudad Santa o Santuario es una pequeña plaza en la cual se agrupan seis capillas y una iglesia, entre las que se encuentran la Basílica de Saint Sauveur y la Capillas de St. Jean Baptiste, St. Louis, St. Michel, St. Blaise, St. Anne, y Notre Dame, donde se encuentra la imagen de la Virgen Negra, la cual ha hecho de este lugar uno de los puntos de peregrinación en el Camino de Santiago francés.

Rocamadour, Lot, Francia

La leyenda de este lugar se remonta al siglo XII, ya que aquí se encontró el cuerpo momificado del ermitaño Amadour junto con la imagen de la Virgen Negra, a los cuales desde entonces se le atribuyeron varios milagros. También cuenta la leyenda que este ermitaño poco después de la muerte de Cristo se instaló en este lugar fundando un pequeño oratorio en una roca que más tarde se le llamaría Roche d'Amadour (Roca de Amador, Rocamador).

Rocamadour, Lot, Francia

Desde la Puerta de Saint Martial comienza el Camino de Ronda que comunica directamente con el Camino de la Cruz, una ascensión con múltiples curvas que discurre por un frondoso bosque en el cual vamos encontrando varios conjuntos escultóricos.

Puerta de Saint Martial, Rocamadour, Lot, Francia
Puerta de Saint Martial
Este camino termina en una amplia explanada con mirador desde el cual se obtienen unas magníficas vistas de Rocamadour y de los los acantilados que la rodean, pero antes se encuentra la gruta de la Natividad, una cueva adornada con columnas y provista de una verja que hace volar la imaginación.

gruta de la natividad, Rocamadour, Lot, Francia
Gruta de la Natividad
Nos ha encantado el pequeño pueblo de Rocamadour, pero el día no ha terminado, ya que tenemos pensado visitar la villa medieval de Sarlat La Canéda, la cual se encuentra a tan sólo 50 kilómetros de Rocamadour.

Sarlat La Canéda es la capital del Périgord Noir, bellísima región formada por frondosos bosques y multitud de gargantas y cañones, las cuales esconden fascinantes cuevas como las de Rouffignac y Lascaux que conservan una de las mejores pinturas rupestres del mundo, además de contar con fantásticos castillos, y bonitos y pintorescos pueblos.

Sarlat la Canéda

Recorrer las calles de Sarlat la Canéda hacen que te transporten literalmente a la Edad media, ya que su centro histórico es uno de los mejor conservados de toda Europa, todo gracias a tener un gran número de monumentos de esta época concentrados en su casco viejo. Sus calles, edificios y rincones son realmente evocadores, pareciendo que el tiempo se haya detenido en este bello rincón de Francia.

Sarlat la Caneda, Périgord Negro, Francia

Muchas de sus callejuelas cuentan con una gran variedad de tiendas que venden productos típicos del périgord, como la trufa negra, el foie gras, las castañas y las fresas, además de diversas clases de setas que crecen en esta región, como los boletus, los níscalos y las colmenillas, todo ello acompañado por una gran variedad de licores que aquí se elaboran.

Y en una de estas callejuelas divisamos al fondo la silueta de la catedral de Saint Sacerdos, construida en el año 1317 sobre el lugar en el que antaño se encontraba la abadía benedictina fundada a finales del siglo VIII, alrededor de la cual creció la antigua ciudad medieval. Esta abadía formo parte de otras seis grandes abadías que existieron en la región (Paunat, Belvés, Saint Front de Périgueux, Brantóme y Terrasson) de las cuales nacieron multitud de historias, que con el tiempo se convirtieron en leyendas.

Sarlat la Caneda, Périgord Negro, Francia

Este templo es de estilo románico, aunque también contiene muchos elementos de estilo gótico y alguno neoclásico, ya que se hicieron varias reconstrucciones entre los años 1504 y 1680.

catedral de Saint Sacerdos, Sarlat la Caneda, Périgord Negro, Francia
Entrada a la catedral
La austeridad románica del interior de la catedral se conjuga a la perfección con la elegancia y esbeltez del estilo gótico que esta también contiene.

catedral de Saint Sacerdos, Sarlat la Caneda, Périgord Negro, Francia
Foto de Flickr de Peter Hastings
En la misma plaza de la catedral (Place de Peyrou) se encuentra la Maison de la boétie, un precioso edificio de estilo renacentista italiano construido a principios de siglo XVI en el que vivió el escritor y poeta Étienne de la Boétie.

Sarlat la Caneda, Périgord Negro, Francia
Maison de la boétie
Sarlat tiene multitud de rincones con encanto, como esta bonita casa que parece sacada de un cuento.

Sarlat la Caneda, Périgord Negro, Francia

Todo el casco histórico de Sarlat la Canéda está declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, además de estar catalogada como Villes et pays d'art et d'historie (Ciudad del Arte e Historia).

Todos los miércoles y sábados en la Plaza de la Liberté se instala un mercado en los que se venden productos típicos de esta región junto con objetos artesanales, cubriéndose toda la plaza por las lonas de estos puestos.

Sarlat la Caneda, Périgord Negro, Francia
Place de la Liberté
Además, en la misma plaza se encuentra la antigua iglesia de Santa María (Église Sainte-Marie), que tras muchos años en desuso actualmente sirve como mercado cubierto, abriendo sus puertas todos los días de 8.30 a 13.00.

Este mercado se encuentra justo al lado de la Manoir de Gisson, uno de los edificios mejor conservados de la Edad media, y cuyo origen es del siglo XIII. En esta casa vivió la familia de Gisson, y actualmente alberga una sala en el que se exponen multitud de objetos curiosos traídos en los siglos XVII y XVIII por los navegantes y exploradores de la época, los cuales viajaron por numerosas partes del mundo. También se pueden visitar algunas de las estancias en las que vivió esta familia, las cuales se encuentran tal y como eran.

Sarlat la Caneda, Périgord Negro, Francia
Place de la Liberté con el edificio Manoir de Gisson y la estatua de Le Badaud (El espectador)
Nos hemos quedado maravillados de este precioso pueblo, el cual nos gustaría visitar de noche, pero tenemos que buscar camping donde alojarnos, así que lo tendremos que dejar para otra ocasión....¿Cómo serán sus plazas y calles iluminadas de noche?.

Sarlat la Caneda, Périgord Negro, Francia