Nos ponemos en marcha sobre las 9:00 en dirección a Berna, tardamos más tiempo en llegar de lo previsto ya que el GPS nos lleva por carreteras secundarias, pero al final lo agradecemos y nos alegramos la vista pasando por pueblos encantadores y paisajes bellísimos de esta zona rural de Suiza.

Llegamos sobre las 12:30 a los alrededores de Berna, en concreto al camping municipal donde vamos alojarnos esta noche. Desde el camping podemos llegar a Berna cogiendo un autobús situado en la misma puerta del camping, a 25 minutos del centro, siendo su puntualidad del 100%.

Berna, Suiza

Nada más entrar al centro histórico de Berna la ciudad nos cautiva con sus calles peatonales adornadas con bonitas fuentes, sus edificios con soportales, sus hermosas torres decoradas con relojes y sus tranvías.


Berna tiene rincones de extraordinaria belleza como esta plaza llamada Rathausplatz, donde se encuentra el bello edificio gótico de la Rathaus (Ayuntamiento), decorado con curiosas figuras y actual sede del gobierno cantonal de Berna. Junto a este edificio también se encuentra la bonita iglesia de San Pedro y Pablo, construida entre los años 1858 y 1864 en un estilo que mezcla el románico y el gótico tardío.

Berna, Suiza

En la calle Kramgasse, en el mismo centro de la ciudad, se encuentra la Torre del Reloj, también conocido como Zytglogge, dialecto bernés que significa campana del tiempo. Es una bella torre de origen medieval construida alrededor del siglo XIII que a lo largo de 800 años de historia ha sido renovada y decorada multitud de veces, siendo uno de los símbolos de la ciudad.

En la fachada oriental de la torre se encuentra un extraordinario reloj astronómico construido entre los años 1527 y 1530 por el maestro Kaspar Brunner que marca la hora, el día, el mes y la posición del zodiaco en relación con la tierra.

Unos minutos antes de cada hora el mecanismo del reloj pone en movimiento unas graciosas figuras anunciando el canto del gallo.

Berna, Suiza

Una leyenda popular sostiene que el nombre de Berna proviene del nombre alemán para oso (Bär), ya que este animal se asocia desde hace mucho tiempo a la ciudad dándole su actual nombre. Es por ello que Berna cuenta con el conocido como Parque de los Osos, donde los osos Björk y Finn pueden estar a sus anchas y más tras la gran ampliación de este parque que se llevó a cabo en el 2009, donde los osos cuentan con un espacio de 6.000 metros cuadrados junto al río Aar.

Berna, Suiza

Otro edificio de interés en la ciudad de Berna es la Catedral de San Vicente, iniciada en el año 1421 por el maestro de obras Matthaus Esinger que se inspiró en las catedrales de Ulm y Friburgo. Estas obras duraron hasta el año 1575 y el templo es un valioso ejemplo del arte gótico tardío en Suiza. La fachada coronada por una elevada torre de 100,6 metros de altura hace de este templo el edificio más alto de Berna, terminándose sus construcción en el año 1893.

De extraordinaria belleza es el pórtico central, obra del Alemán Erdhard Kum que lo realizó entre los años 1490 y 1500, destacando sus hermosas figuras algunas de ellas aún coloreadas.

Berna, Suiza

Berna rodeada por el río Aar y por extensos jardines y vegetación hacen que esta ciudad la consideremos como una de las más bonitas que hemos visitado.


* Puedes seguir el viaje que realizamos por Suiza y Francia