Este día nos levantamos a la 7:30 am ya que había que estar pronto para subir al Mont Blanc. El Mont Blanc (4.810 metros), rodeado de valles con numerosos glaciares, se localiza entre Italia y Francia. Una vez en el centro de Chamonix, el teleférico de Aiguille du Midi te deja en 20 minutos a 3.842 metros, dicen que es el teleférico mas alto de Europa. La espera en las colas es interminable, tanto de bajada como de subida, pero las vistas y el trayecto son realmente espectaculares. (precio 35€ por persona).

Mont-Blanc, Chamonix, Francia

Una vez en la cumbre te informan de la hora de bajada, solo tienes 1 hora para la visita, ya que el flujo de gente que sube es muchísima. Además de una tienda de recuerdos y un restaurante, existen miradores distribuidos en diferentes sitios y alturas que ofrecen una visión increíble tanto del valle, picos y glaciares que rodean el Mont Blanc. Es una vista espectacular donde se pueden admirar los Alpes franceses, suizos e italianos.

Desde los miradores los alpinistas se preparan para hacer sus rutas y a lo lejos se ven las caravanas de montañeros andando por los picos.

Mont-Blanc, Chamonix, Francia

Mont-Blanc, Chamonix, Francia

También hay un telecabina que va por encima del glaciar del Gigante hasta llegar a la Punta Helbronner en Italia. Nosotros no subimos a la parte más alta, costaba 3€, no merecía la pena, porque las vistas son muy parecidas y como teníamos que bajar a las 12:25 pm ya no nos quedaba más tiempo.

Mont-Blanc, Chamonix, Francia

Mont-Blanc, Chamonix, Francia

A la 13:20 ya nos encontrábamos en el centro de Chamonix, es un pueblo encantador y con un ambiente muy animado, comimos unas pizzas en un restaurante, muy buenas, y después estuvimos toda la tarde recorriendo el centro. A eso de las 20:00 regresamos al camping a descansar.

Chamonix, Francia

Chamonix, Francia

Chamonix, Francia